NASA lanzará dos misiones para comprender el peligro que representa el Sol para la Tierra

La NASA buscará estudiar el clima espacial provocado por el Sol y los efectos que tiene en nuestro sistema

Andrew Griffin@_andrew_griffin
miércoles 30 diciembre 2020 15:28
<p>La primera misión se lanzará en el año 2024</p>

La primera misión se lanzará en el año 2024

Read in English

La NASA lanzará dos misiones que intentarán comprender el Sol y el peligro potencial que representa para la Tierra.

Las dos misiones recientemente aprobadas analizarán la heliofísica, el Sol y sus efectos en los objetos que lo rodean. Lo harán con la esperanza de comprender mejor el clima espacial impulsado por esta estrella.

Ese clima puede potencialmente poner en peligro la tecnología humana y el trabajo de los viajeros espaciales. Los investigadores esperan que un estudio más a fondo permita predecirlo mejor con la esperanza de brindar protección a la Tierra.

La NASA dijo que ha aprobado dos misiones relacionadas: Extreme Ultraviolet High-Throughput Spectroscopic Telescope Epsilon Mission, o EUVST, que será dirigida por la agencia espacial japonesa JAXA; y el Electrojet Zeeman Imaging Explorer, o EZIE.

El primero se lanzará en 2026 y tomará la forma de un telescopio solar, al que la NASA proporcionará una serie de componentes. Intentará comprender cómo la atmósfera del Sol libera vientos solares y expulsa erupciones de material solar.

Esos fenómenos surgen del Sol pero se extienden por todo el sistema solar, afectando a todos los objetos que contiene, incluida nuestra Tierra.

El segundo estudiará las corrientes eléctricas en la atmósfera de la Tierra y se lanzará en algún momento después de junio de 2024. Examinará la forma en que las corrientes eléctricas unen la aurora, como las luces del norte, con la magnetósfera de la Tierra, buscando comprender mejor el clima espacial del sistema y cómo responde a la actividad en el Sol.

Está formado por tres satélites que observarán cambios en el “electrojet auroral”, que es una corriente eléctrica que rodea la atmósfera terrestre y se aleja de ella.

Aunque tales fenómenos son responsables de las auroras que se consideran una de las vistas más bellas del mundo, también pueden representar un riesgo para la vida en la Tierra, y lejos de ella. Este clima espacial puede interferir con la radio y otros sistemas de comunicación y las redes eléctricas de la Tierra, y puede representar un riesgo para las naves espaciales en órbita.

"Estamos muy contentos de agregar estas nuevas misiones a la creciente flota de satélites que están estudiando nuestro sistema Sol-Tierra, utilizando una asombrosa variedad de herramientas de observación sin precedentes", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de ciencia en la sede de la NASA en Washington.

“Además de mi entusiasmo por seleccionar un observatorio múltiple pionero centrado en los electroinyectores aurorales, estoy particularmente emocionado de seguir el éxito de las misiones científicas solares Yohkoh y Hinode con otra colaboración internacional con JAXA y otros socios europeos en EUVST", concluyó.