La NASA comparte la primera grabación de Perseverance disparando su láser en Marte

“Buscamos un momento en el que el agua sea abundante en el planeta rojo”

Namita Singh@Namita074
jueves 11 marzo 2021 15:25

El miércoles, la NASA compartió la primera grabación del rover Perseverance disparando su láser de alta potencia en Marte

Read in English

El miércoles, la NASA compartió la primera grabación del rover Perseverance disparando su láser de alta potencia en Marte mediante el despliegue de su instrumento SuperCam de impacto de rocas.

Con sus dos micrófonos, Perseverance es una versión mejorada de su predecesor, Curiosity. Mientras Curiosity estudia las muestras recolectadas en el sitio, Perseverance recolectará muestras de núcleos de rocas y las guardará para un posible estudio futuro por parte de científicos.

Se escuchan los sonidos de 30 impactos, algunos un poco más fuertes que otros, dijo la NASA en su comunicado de prensa. SuperCam, equipada con un micrófono, está utilizando el láser para interrogar la composición de la roca en el planeta rojo. Las variaciones en el sonido de zapping captado por el equipo ayudarían a los científicos a comprender la estructura física de las rocas y es un componente clave para sondear los signos de la vida antigua.

“La variación en la intensidad de los sonidos de zapping proporcionará información sobre la estructura física de los objetivos, como su dureza relativa o la presencia de recubrimientos de intemperie”, dijo la Nasa.

“Si golpeamos una superficie dura, no escucharemos el mismo sonido que cuando disparamos sobre una superficie blanda”, explicó Naomi Murdoch, del Instituto Nacional Superior Francés de Aeronáutica y Espacio, en Toulouse. “Tomemos, por ejemplo, tiza y mármol. Estos dos materiales tienen una composición química idéntica (carbonato de calcio), pero propiedades físicas muy diferentes".

Leer más: NASA: Perseverance realiza su primer viaje desde su llegada a Marte

El rover Perseverance, que aterrizó en Marte el 18 de febrero, tiene la tarea de buscar signos de vida antigua dentro del cráter Jezero y recolectar docenas de muestras para un futuro regreso a la Tierra.

“Buscamos un momento en el que el agua sea abundante en el planeta rojo. Y cuando la vida pudo haberse desarrollado allí”, explicó el investigador principal de SuperCam, Roger Wiens, del Laboratorio Nacional de Los Alamos en Nuevo México. "SuperCam ayudará a encontrar la muestra más relevante para la recolección y documentará de manera integral su entorno geológico".

En la rueda de prensa, Wiens dijo que la SuperCam disparó el láser a un objetivo llamado Maaz, que significa Marte en el idioma navajo hablado por los nativos americanos. El objetivo fue disparado desde una distancia de 10 pies, generando una nube de roca vaporizada que luego se examinó con la cámara y el espectrómetro Raman. Esto ayuda a comprender la composición química del material.

"¡Esta es la primera vez que un instrumento utiliza la espectroscopia Raman en cualquier otro lugar que no sea la Tierra!" dijo Olivier Beyssac, director de investigación del CNRS en el Institut de Minéralogie, de Physique des Matériaux et de Cosmochimie en París.

"La espectroscopia Raman va a jugar un papel crucial en la caracterización de minerales para obtener una visión más profunda de las condiciones geológicas en las que se formaron y para detectar posibles moléculas orgánicas y minerales que podrían haber sido formadas por organismos vivos".

El análisis químico de SuperCam reveló que el objetivo Maaz es de composición basáltica, compartió Weins. El basalto es una roca ígnea formada por el rápido enfriamiento de la lava y es rica en magnesio y hierro.

"El basalto se refiere al tipo de roca ígnea que es común en la tierra, en el medio del océano o en la región del océano", dijo Weins. "El basalto también es común en Marte".

Pero los científicos no saben por el momento si la roca es ígnea, lo que significa que se formó a partir del enfriamiento y solidificación de la lava volcánica, dijo Weins. Agregó además que no pueden decir con certeza si el objetivo era una roca sedimentaria, que está formada por granos ígneos que fueron arrastrados por el lago.

Además de identificar evidencia de vida, el rover también tiene la tarea de probar la producción de oxígeno de la atmósfera marciana para prepararse para futuras misiones tripuladas.