Jeff Bezos no es un astronauta, según política del organismo de aviación en EE. UU.

La nueva regla de la FAA endurece las regulaciones sobre quién califica para sus alas oficiales de astronauta

Vishwam Sankaran
viernes 23 julio 2021 20:15
Informe desde Van Horn: multimillonario Jeff Bezos realizó su primer viaje al espacio exterior
Read in English

Es posible que el fundador de Blue Origin, Jeff Bezos, no obtenga sus alas de astronauta oficiales a pesar de que completó con éxito un viaje comercial al espacio el martes debido a las reglas revisadas que entraron en vigor el mismo día por la Administración Federal de Aviación de EE. UU.

Las nuevas reglas de la autoridad de aviación endurecen las regulaciones sobre quién califica para sus alas oficiales de astronauta, lo que las hace elegibles solo para miembros de la tripulación en naves espaciales con licencia que contribuyen a la seguridad del vuelo y superan la marca de altitud de 50 millas (80 km).

De acuerdo con las reglas revisadas de la FAA, los miembros de la tripulación del lanzamiento comercial también deben demostrar “actividades durante el vuelo que fueran esenciales para la seguridad pública o contribuyeran a la seguridad de los vuelos espaciales tripulados”, y no simplemente ser pasajeros para ser elegibles para las alas oficiales de astronauta.

Las alas no tienen ningún significado legal ni privilegios, pero se consideran un rito de iniciación para los astronautas. La FAA creó las reglas para promover y fomentar el transporte espacial comercial, además de supervisar su seguridad.

Con empresas espaciales privadas como Blue Origin de Bezos y Virgin Galactic de Richard Branson haciendo avances en el turismo espacial, las reglas revisadas restringen quiénes son elegibles para las alas de astronauta.

También plantea preguntas sobre si los pasajeros de turismo espacial comercial, que no están involucrados en las operaciones de vuelo o en ninguna misión científica durante el viaje, han ganado la elegibilidad para ser llamados astronautas.

En el lanzamiento del martes, el vuelo New Shepard de Blue Origin llevó a cuatro personas: Bezos, su hermano Mark, Wally Funk y Oliver Diemen.

El vuelo se controló desde tierra y ninguno de ellos tuvo ningún papel en la operación de la nave espacial, por lo que es probable que no cumplan con los criterios de la FAA para las alas comerciales de astronautas.

Leer más: Bezos se “ríe de cada persona que pagó impuestos”: políticos progresistas arremeten contra su viaje espacial

“Este es un vehículo autónomo. Realmente no hay nada que pueda hacer un miembro de la tripulación”, señaló el presidente ejecutivo de Blue Origin, Bob Smith, en una conferencia de prensa antes del lanzamiento.

Sin embargo, la nueva orden también señala que las personas que demuestren “una contribución extraordinaria o un servicio beneficioso a la industria de los vuelos espaciales tripulados comerciales” merecen un reconocimiento especial.

“Es posible que estas personas que reciben un premio honorífico no tengan que cumplir con todos los requisitos de elegibilidad”, señaló la FAA en las reglas revisadas.

Esto significa que Funk, una pasajera en el vuelo de Blue Origin, que se entrenó para ser astronauta de la NASA en la década de 1960, pero no pudo ir al espacio en ese entonces, aún puede obtener sus alas de astronauta.

En el caso de Virgin Galactic, sin embargo, está menos claro si los pasajeros son elegibles para alas de astronauta. La compañía designó al fundador Branson y a los otros tres pasajeros como miembros de la tripulación que probaban la nave espacial.

Según la compañía, los cuatro pasajeros estaban evaluando el hardware de la cabina o realizando un experimento relacionado con el vuelo suborbital, pero su elegibilidad parece depender de si esto "contribuyó a la seguridad de los vuelos espaciales humanos".