El primer ministro israelí felicita a Biden, pero mantiene foto con Trump en Twitter

El primer ministro israelí agradece al presidente “por llevar la alianza estadounidense-israelí a alturas sin precedentes." 

Harry Cockburn
domingo 08 noviembre 2020 17:32
<p>Donald Trump y Benjamin Netanyahu en el anuncio del plan de paz de Oriente Medio en enero de 2020.</p>

Donald Trump y Benjamin Netanyahu en el anuncio del plan de paz de Oriente Medio en enero de 2020.

Read in English

Doce horas después de que las cadenas de noticias de Estados Unidos llamaran a Joe Biden el vencedor de la carrera por la Casa Blanca, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, felicitó al presidente electo ya su vicepresidente electo, Kamala Harris.

En un tuit, Netanyahu señaló su "larga y cálida relación personal" con Biden y lo describió como un "gran amigo de Israel".

La victoria para Biden se produce después de cuatro años de estrecha alineación política entre Estados Unidos e Israel bajo la administración de Donald Trump.

Poco después de felicitar a Biden, Netanyahu tuiteó su agradecimiento a Trump.

Escribió: “Gracias @realDonaldTrump por la amistad que nos han mostrado al estado de Israel y a mí personalmente, por reconocer a Jerusalén y el Golán, por enfrentar a Irán, por los históricos acuerdos de paz y por llevar la alianza estadounidense-israelí a un nivel sin precedentes."

El hecho de que Trump no gane la reelección será un golpe para la administración de Netanyahu. La importancia de la relación con Estados Unidos se ve subrayada por la imagen de banner de perfil de Twitter de Netanyahu que, en el momento de redactar este artículo, sigue siendo el primer ministro sentado junto a Trump durante una reunión en la Casa Blanca.

Un portavoz de Netanyahu no respondió a una solicitud de comentarios sobre la relativa demora en felicitar al presidente electo. Dani Dayan, ex cónsul de Israel en Nueva York, dijo que la respuesta lenta de Netanyahu fue una medida de precaución.

"Hay un presidente en la Casa Blanca que aún no ha reconocido su derrota y cuyos caprichos definitivamente juegan un papel importante en su proceso de toma de decisiones, y estará sentado en la Casa Blanca por otros dos meses y medio", dijo Dayan a Army Radio.

Durante el mandato de Trump en la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos anunció su reconocimiento de Jerusalén como la capital del país, que Netanyahu acogió como un "hito histórico", pero provocó la condena internacional, protestas mortales y fue descrito por funcionarios palestinos como un " beso de la muerte ”por el proceso de paz.

Trump también apoyó la ocupación israelí de los Altos del Golán sirio, una medida que revirtió décadas de política estadounidense. Israel capturó los Altos del Golán de Siria en la guerra de Medio Oriente de 1967 y los anexó en 1981, una medida considerada ilegal según el derecho internacional.

Netanyahu incluso rebautizó una aldea en las alturas como "Ramat Trump", en hebreo para "Trump Heights", en un gesto de aprecio por las políticas de la administración Trump hacia la región.

La pareja también encontró puntos en común sobre las capacidades nucleares de Irán. En 2018, Trump elogió a Netanyahu por presentar documentos que supuestamente revelaban que Irán había mentido sobre la búsqueda de armas nucleares. Más tarde ese año, Trump sacó a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán establecido durante la administración de Barack Obama y acordó que las sanciones internacionales contra Irán podrían levantarse si el país limitaba sus actividades nucleares. Netanyahu acogió con satisfacción la retirada de Estados Unidos y el regreso de las sanciones a Irán.

En enero de este año, Trump, junto con Netanyahu, dio a conocer su "acuerdo del siglo" para resolver el conflicto palestino-israelí.

El acuerdo, que no se negoció con los líderes palestinos y se anunció sin un solo palestino presente, se interpretó como una lista de deseos de las demandas de la nación, mientras prometía a los palestinos un "estado" potencial.

Al mismo tiempo, reconoció los asentamientos israelíes en Cisjordania, que Netanyahu dijo que se movería para anexar rápidamente.

Los palestinos rechazaron el acuerdo y lo rebautizaron como "la bofetada del siglo".

Michael Oren, embajador de Netanyahu en Washington cuando Obama era presidente, dijo que esperaba que Israel tuviera lazos cálidos con Biden.

“Tendrán desacuerdos sobre el proceso de paz. Sin duda, tendrán desacuerdos sobre el acuerdo nuclear de Irán, pero creo que su amistad es sólida".

El primer ministro alterno de Israel, Benny Gantz, también dio la bienvenida a la victoria electoral de Biden y Harris.

Tuiteó: “A medida que los resultados electorales se vuelven definitivos, extiendo mis más sinceras felicitaciones a @JoeBiden, un partidario y amigo de Israel desde hace mucho tiempo, ya su compañera de fórmula, @KamalaHarris, quien ha hecho historia como la primera mujer elegida vicepresidenta."

Y también rindió homenaje a Trump, a quien describió como "un socio valioso del Estado de Israel, comprometido con su seguridad e invertido en su futuro".

Añadió: "Oriente Medio ha dado importantes pasos hacia adelante gracias al audaz liderazgo del presidente durante estos cuatro años, y por eso estamos inmensamente agradecidos".