El funcionario dijo que el expresidente fue "arrinconado" por adversarios políticos, quienes dijo que lo veían como un "agente" del país

Ex primer ministro ruso describe la presidencia de Trump como un “periodo de decepción”

“Fue acusado constantemente de bailar al ritmo de los rusos, casi de ser nuestro agente”, dijo Medvedev

Louise Hall
lunes 01 febrero 2021 14:48
Read in English

El ex primer ministro de Rusia, Dmitry Medvedev, calificó la presidencia de Donald Trump como un "periodo de decepción" y dijo que las tensiones políticas en Estados Unidos obstaculizaron al ex presidente.

"El periodo del trabajo de la administración anterior es el periodo de la decepción", dijo Medvedev, quien es vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, según Tass , una agencia de noticias rusa.

"Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos, era de hecho una persona amistosa y demostró de todas las formas posibles su intención de, como él dijo, llevarse bien con los rusos, pero fracasó", dijo Medvedev, quien es vicepresidente. del Consejo de Seguridad de Rusia, dijo según Tass.

"El periodo de trabajo de la administración anterior es el período de la decepción".

El funcionario dijo que ciertos miembros del establecimiento político estadounidense en ambos extremos del espectro estaban "tirando una llave en las obras de Trump" durante ese período.

El funcionario dijo que el expresidente fue "arrinconado" por adversarios políticos, quienes dijo que lo veían como un "agente" del país.

Medvedev, quien se desempeñó como primer ministro de Vladimir Putin de 2012 a 2020, dijo que los esfuerzos de Trump con Rusia "no produjeron ningún resultado" y que este era el resultado que pretendía Trump.

“Naturalmente, lo llevaron a una esquina y le costó mucho encontrar una salida. Es por eso que todo terminó con una serie continua de sanciones adicionales ”, dijo Medvedev.

Según los informes, Medvedev dijo a los medios rusos que se produjo un punto muerto entre los dos países porque el ex presidente insistió simultáneamente en que tenía una buena relación con Rusia y, al mismo tiempo, se jactó de su actitud dura hacia el país.

La semana pasada, un exespía de la KGB afirmó que Rusia cultivó al ex presidente Donald Trump como un activo durante más de 40 años.

Los agentes de la KGB halagaron a Trump, le dieron puntos de conversación y le dijeron que debería dedicarse a la política cuando visitó Moscú por primera vez en 1987, dijo a The Guardian Yuri Shvets, quien trabajó en Washington D.C. para la Unión Soviética en los años 80 .

Durante su presidencia, Trump fue sometido a una investigación del fiscal especial sobre la intromisión en las elecciones rusas.

El informe del fiscal especial Robert Mueller no indicó claramente si cometió algún delito y declaró explícitamente que lo habría exonerado si Mueller hubiera concluido que no se cometieron delitos.