Trump tuvo que ser detenido antes de enviar tropas para luchar contra los cárteles en México, según informe

Altos funcionarios discutieron la posibilidad de enviar 250 mil soldados a la frontera sur con México

Gustaf Kilander
jueves 21 octubre 2021 16:57

Un comandante del Ejército guineano asegura haber disuelto el Gobierno.

El expresidente Donald Trump, preguntó repetidamente sobre la posibilidad de enviar tropas estadounidenses a México, para luchar contra los cárteles de la droga en el país y tuiteó que era hora de "librar la GUERRA contra los cárteles de la droga y borrarlos de la faz de la Tierra", después de que nueve estadounidenses fueron asesinados.

El New York Times informó el martes que a algunos miembros del personal de la Casa Blanca, les preocupaba que Trump pudiera tomar medidas unilaterales e invadir a un aliado cercano sin su apoyo.

El asistente de inmigración de Trump, Stephen Miller, presionó meses después al Departamento de Seguridad Nacional, para obtener una estimación de cuántos miembros del servicio se necesitarían para asegurar toda la frontera sur para evitar que los migrantes ingresen al país y propaguen el covid mientras la pandemia comenzaba en marzo del 2020.

El número que se proporcionó fue de 250 mil efectivos, más de la mitad del Ejército de los Estados Unidos, no está claro si fueron los funcionarios del DHS o del Pentágono quienes hicieron la estimación. La propuesta fue discutida por altos funcionarios militares y del Departamento de Defensa, así como en la Casa Blanca.

Según los informes, el secretario de Defensa en ese momento, Mark Esper, estaba furioso por el plan de Miller. Pensó que el despliegue de tantas tropas dañaría la preparación del ejército estadounidense en todo el mundo.

Times informa que Esper tuvo un "breve pero contencioso enfrentamiento" con Miller en la Oficina Oval , después de lo cual terminó la consideración de la idea en el Pentágono. Los funcionarios dijeron que la idea no se le presentó formalmente a Trump.

Trump dejó de presionar para que las tropas estadounidenses persiguieran a los cárteles de la droga casi al mismo tiempo que Miller comenzó a argumentar que se deberían enviar 250 mil soldados a la frontera.

El entonces presidente estaba convencido de no presionar por una invasión de México cuando el personal le dijo a Trump que parecería que Estados Unidos iba a la guerra con un aliado cercano.

Leer Más: Brian Laundrie: Restos humanos son hallados en la Reserva Carlton

En cambio, la administración Trump, utilizó el Título 42 de la regla de salud pública para evitar que los migrantes soliciten asilo con el argumento de que representaban un riesgo para la salud durante la pandemia. Los expertos en salud pública han rechazado la idea de que los solicitantes de asilo, representarían un riesgo mayor para la salud de la nación que problemas como los ciudadanos estadounidenses que se niegan a vacunarse.

“No tiene sentido desde una perspectiva de salud pública. No tiene ningún sentido”, dijo Ronald Waldman, presidente de Médicos del Mundo, una organización de derechos humanos, a la revista Rolling Stone en septiembre.

“La prohibición de cruzar la frontera se ha aplicado selectivamente a los solicitantes de asilo, pero a los estudiantes se les permite cruzar la frontera, a los empresarios se les permite cruzar la frontera, hay mucha gente que cruza la frontera. Es una línea de razonamiento ridícula. Estamos en medio de una pandemia. Estamos tratando de convencer a la gente de la importancia de la salud pública y de escuchar los consejos y recomendaciones de las autoridades de salud pública. Es una burla de la salud pública".

"Creo que muchos de nosotros teníamos la esperanza de que, con el advenimiento de la administración Biden, algunas de las políticas más engañosas y falsas, como el Título 42, serían revocadas", dijo Michele Heisler, directora médica de Physicians for Human Rights. “Nunca, nunca ha existido una base de salud pública para seleccionar a los solicitantes de asilo para su deportación”.

La administración Biden también ha utilizado el Título 42 y se vio obligada a defender la política cuando deportaron a miles de haitianos el mes pasado.

Miller le dijo a The New York Times : "Con las economías y los sistemas de atención médica en todo el planeta, nuestra frontera suroeste, se habría convertido en el epicentro de la migración ilícita impulsada por covid, un evento gigante e interminable de super procesadores".

"En cambio, la frontera se selló con éxito y los posibles infractores y propagadores recibieron el mensaje y se quedaron en casa", agregó.

Estados Unidos y México tienen un historial de colaboración en lo que respecta a la lucha contra los cárteles de la droga. Las operaciones con el FBI y la policía se han llevado a cabo después de las invitaciones del gobierno mexicano.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, rechazó la idea de Trump de ir a la guerra con los cárteles.

“Apreciamos y agradecemos mucho al presidente Trump y a cualquier gobierno extranjero que quiera ayudar, pero en estos casos tenemos que actuar con independencia”, dijo.

The Independent se comunicó con la oficina de Trump para obtener comentarios.