Trump arremete contra su exayudante por afirmaciones en libro sobre su obsesión con la forma de su pene

El presidente afirma que Stephanie Grisham está “muy enojada y amargada” después de la ruptura

Graeme Massie
martes 28 septiembre 2021 19:25
Donald Trump podría lanzar su propia plataforma de redes sociales
Read in English

Donald Trump ha arremetido contra una exayudante de la Casa Blanca en su nuevo libro en el que afirma que él estaba obsesionado con la forma de su pene y aliviaba su rabia escuchando canciones de espectáculo.

El presidente de un solo mandato atacó a Stephanie Grisham, su exsecretaria de prensa de la Casa Blanca y jefa de personal de Melania Trump, por hacer las sorprendentes revelaciones en su libro.

“Stephanie no tenía lo que hay que tener y eso era obvio desde el principio”, afirmó Trump a través de su portavoz Liz Harrington, que a diferencia del expresidente no ha sido expulsada de Twitter.

“Se enfadó mucho y se amargó después de su ruptura y con el paso del tiempo rara vez se confiaba en ella, ni siquiera se pensaba en ella”.

Y Trump, que fue sometido a un juicio político en dos ocasiones, añadió: “ella tenía grandes problemas y pensamos que debía resolverlos por sí misma. Ahora, como todo el mundo, le paga una editorial de izquierda radical para que diga cosas malas y falsas”.

También atacó a los “editores” que “siguen informando de esta basura tan aburrida.”

“Nosotros y el movimiento MAGA estamos totalmente acostumbrados. Y algún día, en un futuro no muy lejano, recuperaremos nuestra voz y seremos tratados con justicia por la prensa”, remató.

En el libro, que se titula I’ll Take Your Questions Now, Grisham, que solía salir con el asesor de Trump, Max Miller, hace una serie de afirmaciones contra Trump, según un manuscrito obtenido por The New York Times.

Leer más: Campaña de Matt Gaetz contrata al abogado Jeffrey Epstein por investigación del Departamento de Justicia

En él afirma que en la cumbre del Grupo de los 20 de 2019 en Osaka, Trump le dijo a Vladimir Putin que “iba a actuar un poco más duro con usted durante unos minutos” para las cámaras de televisión.

Grisham también escribe en el libro que Putin seleccionó a mujeres hermosas como sus traductoras para “distraer” al presidente.

El libro también afirma que, tras la historia de la supuesta aventura de Stormy Daniels, Melania Trump se negó a incluir a su marido en cualquier foto o tuit, y siempre aparecía en los eventos del brazo de un apuesto ayudante militar.

También afirma que Melania se desvinculó tanto de la presidencia de su marido que durmió durante la noche electoral de noviembre de 2020, y que en los disturbios del 6 de enero en el Capitolio estaba realizando una sesión de fotos de una alfombra.

Después de su viaje a Corea del Norte, Grisham indica que Trump le pidió que investigara formas de prohibir permanentemente el acceso de la prensa a la sala de reuniones de la Casa Blanca.

También sostiene que un funcionario de la Casa Blanca llegó a ser conocido como el “hombre de la música”, ya que se le encomendó la tarea de tocar las melodías de Broadway favoritas del presidente, incluyendo “Memory” de “Cats”, para calmar su ira.

Grisham también detalla que Tump la llamó una vez desde el Air Force One y le pidió que confirmara que su pene no era pequeño ni tenía forma de seta, como había dicho Stormy Daniels en su propio libro de relatos.