“La doctrina de debilidad de Trump y Biden”: senador apunta a ambos presidentes por mal manejo de Afganistán

Los críticos republicanos del expresidente lo consideran tan responsable como Joe Biden por el desastre afgano

Andrew Naughtie
martes 17 agosto 2021 15:03
Biden defiende la retirada militar y culpa al Gobierno afgano del caos en Kabul
Read in English

El senador Ben Sasse, un republicano que ha sido durante mucho tiempo un crítico abierto de Donald Trump, ha dirigido su fuego contra el presidente actual y el anterior a medida que la crisis en Afganistán se profundiza por momentos.

En un comunicado, el senador de Nebraska dijo que “el desastre sin paliativos en Afganistán -el vergonzoso abandono de Kabul, similar al de Saigón, la brutalización de las mujeres afganas y la matanza de nuestros aliados- es el resultado predecible de la doctrina de debilidad de Trump y Biden”.

“La historia debe ser clara en esto: Las tropas estadounidenses no perdieron esta guerra: Donald Trump y Joe Biden decidieron deliberadamente perderla.”

Las palabras condenatorias de Sasse son paralelas a las que provienen de los pocos miembros republicanos del Congreso que están dispuestos a criticar tanto a la administración de Biden como a la de Trump. Liderando la acusación han estado los representantes Adam Kinzinger y Liz Cheney, ambos despreciados por el liderazgo de su partido por ir constantemente en contra de Trump en los últimos años.

Sasse no ha escatimado críticas a Biden, escribiendo en un artículo de opinión en National Review el lunes: “Este derramamiento de sangre no sólo era predecible, sino que estaba previsto. Durante meses, los republicanos y los demócratas del Comité de Inteligencia del Senado han advertido al gobierno de Biden que esto iba a suceder. Ahora la administración actúa como si fuera una sorpresa. Es un giro vergonzoso y deshonesto”.

Sin embargo, en el mismo artículo, Sasse no da cuartel a los que tratan de enmarcar esto como el fracaso de Biden solamente.

“Lo triste es que muchos en mi partido están tratando de echar la culpa como si la última administración no nos hubiera puesto en este camino”, escribe. “Esta es la fea verdad: ningún partido se toma en serio la política exterior. Durante una década, los demagogos han mentido al pueblo estadounidense sobre nuestra misión en Afganistán. El presidente Trump fue pionero en la estrategia de retirada que el presidente Biden está llevando a cabo, con un efecto desastroso.”

Sasse se ha forjado una reputación no solo como crítico del Trump, sino también como un importante halcón de China, y en su artículo deja claro que está especialmente indignado por la señal que la retirada envía a otras grandes potencias sobre la fuerza y la fiabilidad de Estados Unidos.

Leer más: ¿Qué quieren los talibanes en Afganistán?

“China y Rusia buscarán capitalizar también la debilidad e incompetencia de Biden”, advierte. “Su mensaje es sencillo: ¿Por qué deberían Ucrania o Taiwán confiar en Estados Unidos después de ver cómo Washington ha abandonado a sus aliados en Afganistán? Los enemigos de Estados Unidos están salivando ante la idea de aprovecharse del presidente que se rindió en la Guerra contra el Terror”.