Trump piensa en volver a la política tras ser absuelto

Mitch McConnell asegura que Trump provocó el ataque al Capitolio con sus “falsedades desquiciadas”

El líder de la minoría en el Senado reiteró que el expresidente es “moralmente responsable” por el asalto al Congreso

Rituparna Chatterjee
martes 16 febrero 2021 16:56
Read in English

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, defendió la decisión de la cámara alta del Congreso de absolver a Donald Trump, pero, no obstante, aseguró que las “falsedades desquiciadas” del expresidente llevaron a los disturbios mortales en el Capitolio el 6 de enero, por lo que debe “lleva responsabilidad moral".

“Pero los senadores toman nuestros propios juramentos. Nuestro trabajo no era encontrar alguna forma, de ninguna manera, de infligir un castigo. El primer y fundamental deber del Senado fue proteger la Constitución”, escribió McConnell en un artículo de opinión en el Wall Street Journal titulado “Absolución reivindicó la Constitución, no a Trump”.

“No hay duda de que el expresidente Trump tiene una responsabilidad moral. Sus partidarios irrumpieron en el Capitolio debido a las desquiciadas falsedades que gritó en el megáfono más grande del mundo. Su comportamiento durante y después del caos también fue inconcebible, desde atacar al vicepresidente Mike Pence durante el motín hasta elogiar a los criminales después de que terminó”, escribió.

Esta no es la primera vez que el republicano habla sobre el papel de Trump en la incitación a la insurrección en el edificio del Capitolio, donde miles de sus manifestantes, incitados por la insistencia del entonces presidente de que le robaron las elecciones, se enfrentaron con la policía.

"No hay duda de que el presidente Trump es práctica y moralmente responsable de provocar los eventos del día", agregó McConnell. "Las personas que irrumpieron en este edificio creyeron que estaban actuando según los deseos e instrucciones de su presidente".

Sin embargo, solo siete de los 50 republicanos del Senado votaron a favor de condenar a Trump en su segundo juicio político, y McConnell defendió a la mayoría que decidió no ponerse del lado de los demócratas.

"La acusación no es un tribunal moral final", escribió. “Es una herramienta específica con un propósito limitado: restringir a los funcionarios del gobierno. En el instante en que Donald Trump dejó de ser presidente, salió de la jurisdicción del Senado”, dijo McConnell, y agregó que “después de un estudio intenso, concluí que el Artículo II, Sección 4 limita el juicio político y la condena a los oficiales actuales”.

El republicano de Kentucky también se dirigió a quienes sugirieron que en este caso, el Senado debería haber celebrado el juicio político mientras Trump aún estaba en el cargo.

“Consideré la afirmación de que podría haber evitado el tema jurisdiccional llamando al Senado entre el 14 y el 20 de enero, mientras Trump todavía estaba en el cargo. La fecha destacada no es el inicio del juicio sino el final, cuando debe ser posible la pena de destitución. Ningún proceso del Senado ni remotamente justo o regular podría haber comenzado y terminado en menos de una semana ”, escribió, argumentando sobre la validez constitucional de tal juicio.