Seis senadores republicanos que votaron en contra de Trump enfrentan la censura

Casi todos (de los siete) senadores republicanos que votaron para condenar a Donald Trump están enfrentando distintas represalias

Josh Marcus
lunes 15 febrero 2021 21:56

El domingo, el senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham, un aliado acérrimo de Trump, dijo que el discurso del líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, en el que condenaba el “vergonzoso incumplimiento del deber” del presidente había “puesto una carga sobre los republicanos”.

Read in English

Casi todos los senadores republicanos que votaron para condenar a Donald Trump en su juicio político se enfrentan a una fuerte condena de los aliados de sus estados de origen, y al menos seis ya han recibido censuras oficialmente de su Partido Republicano local.

Una resolución de censura propuesta por los republicanos de Utah dice que Mitt Romney, el único senador republicano que votó para condenar a Trump en ambos juicios de acusación y, el primero en la historia de Estados Unidos en votar para destituir a un miembro de su propio partido, “parece ser un agente del Establishment Deep State".

Dos ya han sido amonestados formalmente. El Partido Republicano en Luisiana votó el sábado para censurar a Bill Cassidy el mismo día en que terminó el juicio político. Patrick Toomey de Pensilvania también ha sido censurado por líderes republicanos en condados de todo el estado, uno de los cuales calificó el voto de juicio político del senador como "una acción vengativa y punitiva puramente egoísta por parte de aquellos con objetivos políticos establecidos".

La reacción podría llegar a más senadores a medida que avanza la semana. Se espera que el Partido Republicano de Carolina del Norte vote el lunes para censurar al senador Richard Burr, mientras que el senador Ben Sasse también enfrenta una posible censura, una reacción de su partido de lealtad al ex presidente Trump.

Susan Collins de Maine también ha indignado al Partido Republicano de su estado, que envió un correo electrónico a sus partidarios el sábado después de la votación que decía: "muchos de ustedes están molestos por lo que sucedió hoy como nosotros", y los conservadores de todo el estado supuestamente quieren una votación de censura o algún otro tipo de disciplina para Collins, una crítica ocasional de Trump.

Es probable que las repercusiones para los republicanos que se atrevieron a criticar a su abanderado durante el juicio político persistan dentro del partido durante años, según fuentes internas.

El domingo, el senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham, un aliado acérrimo de Trump, dijo que el discurso del líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, en el que condenaba el "vergonzoso incumplimiento del deber" del presidente había "puesto una carga sobre los republicanos".

"Ese discurso lo verá en las campañas de 2022", dijo a Fox News.

Aún así, a pesar de la ira de algunos de sus colegas, muchos de los siete que votaron en contra de Trump han defendido su elección.

"No me hago ilusiones de que esta sea una decisión popular", escribió Cassidy en una columna publicada el domingo .

“Tomé esta decisión porque los estadounidenses no deberían ser alimentados con mentiras sobre el 'fraude electoral masivo'. La policía no debe quedar a merced de una turba. Las turbas no deben enardecerse para interrumpir la transferencia pacífica del poder".