Critican a Mike Pence después de romper el silencio al oponerse a la Ley del Derecho al Voto

La repetición de la “gran mentira” del fraude electoral que vuelve a sostener Mike Pence, irrita a los usuarios de las redes sociales

Oliver O'Connell
miércoles 03 marzo 2021 20:06

Mike Pence rompió el silencio por primera vez desde que dejó el cargo el 20 de enero al escribir un artículo en el que se opone a que el Congreso esté considerando la legislación sobre el derecho al voto.

Read in English

Mike Pence rompió el silencio por primera vez desde que dejó el cargo el 20 de enero al escribir un artículo en el que se opone a que el Congreso esté considerando la legislación sobre el derecho al voto.

El comentario del exvicepresidente en The Daily Signal inmediatamente generó críticas por dar crédito a las creencias de conspiración de los insurrectos pro-Trump que irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero.

Su repetición de la "gran mentira", que el fraude electoral generalizado "le robó" la elección a Donald Trump, resultó ser particularmente irritante para muchos, dado que los alborotadores corearon que querían colgar a Pence por no anular inconstitucionalmente los resultados.

El exvicepresidente escribió: "Después de una elección marcada por importantes irregularidades en la votación y numerosos casos de funcionarios que dejaron de lado la ley electoral estatal, comparto las preocupaciones de millones de estadounidenses sobre la integridad de las elecciones de 2020".

Lee más: Mike Pence se mantiene en silencio en medio del juicio político de Trump

En el artículo de opinión, el exvicepresidente expresa su oposición a la Ley For The People, conocida como HR 1.

Pence calificó la HR 1 como "inconstitucional, imprudente y antidemocrática", y escribió que "aumentará las oportunidades de fraude electoral, pisoteará la Primera Enmienda, erosionará aún más la confianza en nuestras elecciones y debería ser rechazada por todos los miembros del Congreso y con la oposición de cada estadounidense patriota".

Los lectores estaban consternados e incrédulos dado el peligro en el que se encontraba Pence el 6 de enero y su aparente negativa a relacionarlo con afirmaciones infundadas sobre fraude electoral.

“Estos son los tipos de mentiras que casi consiguen que te linchen. Algunas personas nunca aprenden, supongo”, tuiteó uno.

“Fuiste expulsado del Congreso por la mafia que tu jefe envió por ti. Sin embargo, todavía no podías quitarte tus extrañas bragas de castidad victorianas y enfrentarte al tipo”, dijo otro.

“La gente no tiene confianza en nuestras elecciones porque usted pasó el año pasado permitiendo que les mintieran, hasta que intentaron matarlo por eso”, agregó un tercero.

Pence escribió además: “Después de un año en el que nuestra nación ha soportado una pandemia mundial, dificultades económicas y una elección contenciosa, ahora no es el momento de inflamar más la pasión y la división. Es hora de que los líderes de nuestra nación ayuden a Estados Unidos a sanar”.

HR 1 establece una legislación que ampliaría los derechos de voto al facilitar que las personas se registren y voten frente a los recientes esfuerzos a nivel estatal para limitar ambos. También ordenaría la redistribución independiente de distritos para disminuir la influencia de la manipulación, aumentar la seguridad electoral y requerir que los candidatos presidenciales publiquen sus declaraciones de impuestos, entre otras medidas para aumentar la transparencia.

Las legislaturas estatales controladas por los republicanos actualmente están impulsando una legislación que complicaría o restringiría la capacidad de muchas personas para votar, esencialmente privándolas de sus derechos. El partido todavía está resentido después de perder estados clave y ver que Arizona y Georgia tradicionalmente republicanos ganaron a los demócratas en las elecciones presidenciales y del Senado.

Con el inicio de la pandemia de coronavirus en 2020, los gobernadores y los tribunales promulgaron medidas para expandir el voto en ausencia y el voto por correo para garantizar que las personas pudieran votar sin tener que presentarse en persona y poner en riesgo su salud.

El enfoque en garantizar que las personas tuvieran la capacidad de votar, un gran esfuerzo para registrar votantes por parte de los demócratas y la intensa pasión de los partidarios de ambos lados, resultó en una participación masiva en las elecciones de 2020. Tanto Donald Trump como Joe Biden recibieron posteriormente un número récord de votos, 74 millones y 81 millones respectivamente.

Los republicanos temen la posibilidad de ser excluidos del gobierno por un electorado ampliado que tradicionalmente no se habría presentado en las urnas para emitir su voto, de ahí sus esfuerzos a nivel estatal para cambiar las regulaciones de votación.

Por lo tanto, Pence enmarca la HR 1 como un intento de los demócratas de "nacionalizar nuestras elecciones", en lugar de defender que los estados lleven a cabo la reforma, asegurando que las legislaturas republicanas implementen medidas más restrictivas.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in