El hermano de Michael Flynn mintió al Congreso en su testimonio sobre los disturbios en el Capitolio

El reporte de un alto abogado de la guardia nacional de DC califica al general Charles Flynn de “mentiroso absoluto y sin miramientos”

Andrew Feinberg
domingo 12 diciembre 2021 20:46
<p>El general Charles Flynn asume el mando del Ejército del Pacífico de EE.UU. </p>

El general Charles Flynn asume el mando del Ejército del Pacífico de EE.UU.

Read in English

Un exayudante del general de la Guardia Nacional del Distrito de Columbia que estaba al mando durante la insurrección del 6 de enero acusó a dos altos oficiales del Ejército -incluido el hermano del desprestigiado asesor de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn- de mentir al Congreso en un intento de culpar a los oficiales de la Guardia Nacional de D.C. de los retrasos en la respuesta al peor ataque al Capitolio desde la quema de Washington en 1814.

Las acusaciones contra el general Charles Flynn, que ejercía como jefe adjunto del Estado Mayor del Ejército para operaciones el 6 de enero, y el entonces director del Estado Mayor del Ejército, el teniente general Walter Piatt, fueron expuestas en un memorando cuyo autor es el coronel Earl Matthews, que era el principal asesor jurídico militar del general de división William Walker ese día.

El documento de 36 páginas, cuya existencia y contenido fueron reportados por primera vez por Político, es una refutación a un reporte que el inspector general del Departamento de Defensa emitió el mes pasado. Ese reporte acusaba al general Walker de no haber seguido inmediatamente la orden de desplegar tropas para repeler a la horda de partidarios del entonces presidente Donald Trump que habían asaltado el Capitolio con la esperanza de impedir que el Congreso certificara la victoria del presidente Joe Biden en el colegio electoral. El general Walker, que desde el 26 de abril ejerce como sargento de armas de la Cámara de Representantes, ha negado las acusaciones y ha pedido que se retracte el reporte.

El memorándum del coronel Matthews, un abogado educado en las universidades de Harvard y Georgetown que ocupó altos cargos en el Pentágono y en el Consejo de Seguridad Nacional durante la administración Trump y tiene títulos de posgrado de la Universidad Nacional de Inteligencia y de la Escuela de Guerra del Ejército, apoya la versión de los hechos del general Walker, que coincide con una cronología del Departamento de Defensa recopilada por anotadores del Ejército.

El memorando alega que el reporte del inspector general está “repleto de inexactitudes fácticas” y señala a los generales Flynn y Piatt como “mentirosos absolutos y sin miramientos” que “hicieron repetida y deliberadamente declaraciones falsas bajo juramento” durante una comparecencia el 15 de junio ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes.

En su testimonio de junio, el general Piatt relató una conversación que, según él, tuvo lugar entre el entonces secretario del Ejército, Ryan McCarthy, y el general Walker durante una conferencia telefónica en la que McCarthy supuestamente le ordenó que preparara una “fuerza de reacción rápida” de soldados para ayudar a la policía del Capitolio a las 2:30 pm de ese día.

“Inmediatamente después de escuchar la frenética petición de ayuda, [McCarthy] le preguntó al [general Walker] con qué rapidez podría responder la QRF (fuerza de reacción rápida) de 40 miembros; [el general Walker] afirmó que la QRF podría estar lista para actuar en 20 minutos. Él [McCarthy] ordenó al [General Walker] que se preparara para trasladar la QRF al edificio del Capitolio y apoyar a la USCP (Policía del Capitolio de los Estados Unidos), pero que permaneciera en la Armería hasta que confirmara la aprobación de [McCarthy]”, recordó el General Piatt.

Según el coronel Matthews, que sigue trabajando en la Oficina del Abogado del Estado Mayor de la Guardia Nacional de D.C., el recuerdo del general Piatt “son inventos que jamás ocurrieron”, y fue una de las muchas “declaraciones falsas o engañosas” que hizo durante su comparecencia ante el comité ese día.

El coronel Matthews también llamó la atención sobre una declaración del general Flynn, en la que el general dijo a los miembros del comité que dirigió un grupo de “40 oficiales y suboficiales” que “trabajaron inmediatamente para retirar a los 154 efectivos de la Guardia Nacional de D.C. de sus misiones actuales, reorganizarlos, reagruparlos y empezar a redistribuirlos en el Capitolio”.

“La declaración jurada del [general] Flynn es tan asombrosa a primera vista que desafía la razón. Si no constituye un engaño intencionado y deliberado al Congreso, entonces nada lo es”, escribió el coronel Matthews. Explicó que los 154 miembros de la guardia en cuestión ya estaban de servicio, entrenados para hacer frente a los disturbios civiles, y estaban debidamente equipados y familiarizados con Washington, D.C., pero se retrasaron solo “por la inacción y la inercia del Pentágono”.

Además, el coronel Matthews se mostró en desacuerdo con las declaraciones de ambos generales en sus respuestas escritas a las preguntas de la presidenta del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, Carolyn Maloney, sobre la cuestión de si alguno de los oficiales había expresado alguna preocupación por la “óptica” -la posible repercusión de tener imágenes de soldados con equipo antidisturbios vigilando el Capitolio- durante el ataque.

Según el exjefe de la policía del Capitolio de EE.UU., Steven Sund, la respuesta inicial del general Piatt a su petición de ayuda de la Guardia Nacional a las 14.30 horas fue: “No me gusta la imagen de la Guardia Nacional formando una línea policial con el Capitolio de fondo”.

Pero en una respuesta a Maloney, el general Piatt escribió que “no recordaba haber utilizado el término óptica, visual, imagen, percepción pública o cualquier otro término similar durante la llamada telefónica de las 2:30 pm, o en cualquier otra conversación del 6 de enero de 2021”, a pesar de que posteriormente dijo al inspector general del Departamento de Defensa que la óptica era una de sus preocupaciones.

“Piatt evidentemente se olvidó del anotador del Ejército presente en el despacho de McCarthy con él que escuchó y grabó sus declaraciones. Los anotadores de dos lados diferentes del río oyeron a Piatt decir que la óptica era un asunto importante. Al menos 9 personas que estaban en la reunión oyeron a Piatt mencionar la óptica. Solo Piatt y Flynn se empeñan en decir que no lo hizo”, escribió el coronel Matthews.

Añadió que el general Flynn, cuyo hermano Michael Flynn había estado pidiendo que los militares se apoderaran de las papeletas de voto e impusieran la ley marcial para mantener a Trump “en el cargo”, había “cometido un perjurio absoluto” cuando le dijo a Maloney que “no observó” que el general Piatt “expresara su preocupación por la óptica, la imagen o la percepción pública del envío de la Guardia Nacional de Washington al Capitolio de Estados Unidos en ningún momento del 6 de enero de 2021 o en los días siguientes”.

The Independent se puso en contacto con el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes y con el Comité Selecto para investigar el atentado del 6 de enero en el Capitolio para obtener comentarios.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in