Melania Trump fue bloqueada en su intento de festejar el Día del Orgullo en la Casa Blanca

La primera dama buscaba iluminar la Casa Blanca con los colores del arco iris

Matt Mathers
martes 24 noviembre 2020 20:30

Abordo del viaje del orgullo hacia Nueva  York 

Read in English

Según los informes, a Melania Trump se le impidió proyectar los colores del arcoíris en la Casa Blanca durante el mes del Orgullo en un esfuerzo por mostrar su apoyo a la comunidad LGBTQ.

Las fuentes dicen que la primera dama saliente había planeado iluminar la mansión ejecutiva con el esquema de color icónico en junio para conmemorar el Día del Orgullo 2020.

Pero se dijo que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, que se opone al matrimonio homosexual, estaba decidido a distanciar a la administración Trump de la celebración anual.

Donald Trump expresó anteriormente su apoyo y está registrado que dijo que se siente "bien" con el fallo de la Corte Suprema a favor de las nupcias entre personas del mismo sexo.

Posteriormente, el presidente fue criticado por la comunidad gay por su decisión de eliminar las protecciones contra la discriminación en la vivienda para las personas transgénero.

También prohibió a las personas trans servir en el ejército de los Estados Unidos, una medida que fue condenada por los activistas.

Dos expertos republicanos le dijeron al Washington Blade que Meadows tenía un papel importante para garantizar que no se considerara que la Casa Blanca celebrara el Día del Orgullo.

No quedó claro de inmediato si Meadows intervino directamente en los planes de proyección del arco iris, informó el medio.

The Independent se ha puesto en contacto con la Casa Blanca para comentarios.

La última vez que la residencia más famosa de Estados Unidos se iluminó con un arco iris fue el 26 de junio de 2015, durante la administración Obama.

Eso se produjo a raíz del fallo histórico de la Corte Suprema que permitió que las parejas del mismo sexo se casaran en todo el país.

En ese momento, el presidente Obama dijo: "Ver a la gente reunida en una hermosa noche de verano y sentirse íntegro y aceptado y sentir que tienen derecho a amar, fue genial.

"Eso fue algo bueno."