Nancy Pelosi afirma que Trump es un hombre “peligroso”

Critican a Melania Trump por victimizarse por los “ataques personales” que recibió tras el asalto al Capitolio

La primera dama se mostró molesta por los señalamientos que hizo en su contra una de sus exasistentes

Chris Riotta@chrisriotta
lunes 11 enero 2021 22:14
Read in English

Una declaración emitida por la Casa Blanca de la primera dama Melania Trump ha provocado una rápida reacción, después de que se describiera a sí misma como una víctima de "ataques personales injustificados" a raíz de los disturbios mortales en el Capitolio en apoyo de su esposo.

La primera dama declaró que estaba "decepcionada y desanimada con lo que sucedió la semana pasada", aparentemente refiriéndose a multitud de simpatizantes de Trump, que amenazó con matar a los jefes de gobierno mientras se enfrentaba con oficiales de policía y saqueaba los pasillos y oficinas del Congreso, en donde se certificaban las elecciones presidenciales de 2020.

"Me parece vergonzoso que en torno a estos trágicos eventos haya habido chismes lascivos, ataques personales injustificados y acusaciones falsas y engañosas sobre mí, de personas que buscan ser relevantes y tienen una agenda", expresó Melania.

Probablemente se refería a un artículo de opinión publicado por Stephanie Winston Wolkoff en el Daily Beast. La exasistente de Melania calificó la violencia en el Capitolio la semana pasada como “impactante, terrible, descorazonadora y vergonzosa”, una rara reprimenda de una exasesora leal de la primera dama.

Pero en un momento en que el gobierno de la nación parecía haber evitado por poco una insurrección, parecía que lo último que alguien quería discutir eran las quejas personales de la primera dama sobre su examiga y asistente.

Los reporteros notaron cómo la publicación inicial de la declaración incluía errores tipográficos y los nombres de los cuatro revoltosos que provocaron a turba, junto con el del oficial de policía del Capitolio de los Estados Unidos Brian Sicknick, quien murió como resultado de las heridas sufridas en los ataques.

Otros señalaron las similitudes con un discurso que pronunció durante la Convención Nacional Republicana, en el que también apareció la siguiente línea: "El hilo común en todas estas situaciones desafiantes es la determinación inquebrantable de los estadounidenses de ayudarse unos a otros".

Algunos conservadores condenaron la declaración, incluida Meghan McCain, hija del difunto senador John McCain, quien escribió en Twitter: “Cinco personas murieron en un ataque terrorista interno, en nuestra propia república la semana pasada, incitado por su esposo, pero, ¿Melania Trump es la víctima en esto? Cada mañana creo que no puedo sentirme más disgustada".

La primera dama también recibió críticas desde el otro lado del pasillo político.

La colaboradora de MSNBC, Kimberly Atkins, escribió en un tuit: “[Es] una gran hazaña torcer los eventos del horrible ataque de la semana pasada para convertirse en una de las grandes víctimas. Pero de alguna manera, Melania Trump encontró la manera".

Algunos notaron cómo Melania usó una chaqueta controvertida que decía "No me importa, ¿y a ti?" mientras visitaba a niños separados de sus familias en la administración de su esposo en la frontera entre México y Estados Unidos.

Los empleados de la Casa Blanca han renunciado en oleadas luego de las protestas violentas, en las que al menos 14 policías resultaron heridos.

Stephanie Grisham, exsecretaria de prensa de la Casa Blanca y asistente de Melania, renunció en medio de las violentas protestas y dijo en un comunicado: “Ha sido un honor servir al país en la Casa Blanca. Estoy muy orgulloso de haber sido parte de la misión de (Melania) Trump de ayudar a los niños en todas partes y orgullosa de los muchos logros de esta Administración”.

En su declaración, Melania Trump imploró a los estadounidenses "detener la violencia" días después de que los partidarios extremistas de su esposo violaron las medidas de seguridad e irrumpieron en el edificio del Capitolio.

La turba llegó al Capitolio después del discurso del presidente, en el que continuó promoviendo teorías de conspiración de fraude electoral, mientras instaba a sus votantes a marchar al Congreso.

“Nuestra Nación debe sanar de manera civilizada. No te equivoques al respecto, condeno absolutamente la violencia que ha ocurrido en el Capitolio de nuestra Nación. La violencia nunca es aceptable”, dijo Melania en su declaración. “Ha sido el honor de mi vida servir como su Primera Dama. Quiero agradecer a los millones de estadounidenses que apoyaron a mi esposo y a mí durante los últimos 4 años y mostraron el increíble impacto del espíritu estadounidense. Les estoy agradecida a todos por permitirme servirles en plataformas que son apreciadas por mí".