Melania Trump, que fue acusada de guardar silencio sobre los disturbios por una exasesora, dijo el lunes que “los chismes lascivos” sobre ella eran “vergonzosos”, y que había “implorado” que se acabara el caos.

Melania Trump finalmente condena los disturbios en el Capitolio

Gino Spocchia
lunes 11 enero 2021 12:20
Read in English

Melania Trump ha condenado el ataque de la semana pasada al Capitolio por parte de los partidarios del presidente de Estados Unidos, en lo que fueron sus primeros comentarios desde la protesta que dejó cinco muertos.

La primera dama, que fue acusada de guardar silencio sobre los disturbios por una exasesora, dijo el lunes que “los chismes lascivos” sobre ella eran “vergonzosos”, y que había “implorado” que se acabara el caos.

"Estoy decepcionada y desanimada con lo que sucedió la semana pasada", dijo Melania Trump en un comunicado, en el que admitió que su tiempo en la Casa Blanca pronto llegaría a su fin.

“Me parece vergonzoso que en torno a estos trágicos acontecimientos haya habido chismes lascivos, ataques personales injustificados y acusaciones falsas y engañosas contra mí”, aseguró la primera dama.

Al llamar a "personas que buscan ser relevantes y tienen una agenda", agregó que "esta vez se trata únicamente de sanar a nuestro país y sus ciudadanos. No debe utilizarse para beneficio personal".

Estas declaraciones se producen después de que Stephanie Winston Wolkoff, exasesora de la primera dama, escribiera en un artículo de opinión que estaba "avergonzada" de haber trabajado con ella después del ataque al Congreso por parte de los partidarios de su marido.

“Me gustaría poder decir que me sorprendieron las acciones del presidente Trump, pero lamentablemente no puedo, o decir que no comprendo el silencio y la inacción de Melania, pero desgraciadamente, ambos eran esperados”, escribió Wolkoff.

La exasesora llegó a decir que Melania Trump, que en ocasiones ha guardado silencio sobre las controversias en torno a su marido, había sido una "facilitadora" durante su presidencia y que "tenía las manos manchadas de sangre".

Melania expresó sus condolencias por las muertes que se dieron en los eventos del miércoles, incluida Ashli Babbitt, quien luego se reveló que apoyaba la conspiración de QAnon que alegaba erróneamente que un "estado profundo" estaba trabajando para socavar la presidencia de Trump, y que las elecciones de 2020 eran " un fraude".