Marjorie Taylor Greene dice que el Partido Republicano es de Trump y “no pertenece a nadie más”

“Un número récord de estadounidenses votó por el presidente Trump ¿Quieres saber por qué? Porque amaban sus políticas. Amaban su pelea", dijo

Nathan Place
sábado 06 febrero 2021 01:53
EE.UU.: la Cámara aparta a Marjorie Taylor Greene de dos comités
Read in English

La asediada congresista Marjorie Taylor Greene adoptó un tono desafiante el viernes, uniéndose estrechamente al expresidente Donald Trump.

"El partido es suyo", dijo la republicana de Georgia en una conferencia de prensa frente al Capitolio. "No pertenece a nadie más".

Las palabras de Greene se produjeron apenas un día después de que la Cámara de Representantes votara para despojarla de sus puestos en el comité, castigándola por sus comentarios en redes sociales conspiradores y llenos de odio. Todos los demócratas en la Cámara votaron a favor de la medida, y solo 11 republicanos se unieron a ellos.

"Me desperté temprano esta mañana literalmente riéndome pensando en lo idiotas que son los demócratas (+11) por darle tiempo libre a alguien como yo", tuiteó. "¡Oh esto va a ser divertido!"

El jueves, cuando la Cámara se preparaba para votar, Greene había expresado su pesar por las publicaciones, llamándolas "palabras del pasado" que no representaban sus valores.

Un día después, su mensaje fue sorprendentemente diferente.

"La libertad de expresión realmente importa", dijo en su conferencia de prensa del viernes, que publicó en Twitter con las palabras "En vivo desde la casa de los hipócritas".

“Y ayer”, continuó, “cuando los demócratas y 11 de mis colegas republicanos decidieron despojarme de las asignaciones de mi comité, Educación y Trabajo y el Comité de Presupuesto, ¿Saben lo que hicieron? De hecho, despojaron a mi distrito de su voz".

Mientras hablaba, Greene invocó repetidamente al presidente número 45, quien la ha apoyado abiertamente.

“Un número récord de estadounidenses votó por el presidente Trump”, dijo Greene. "¿Quieres saber por qué? Es porque amaban sus políticas. Les encantó su pelea".

Algunos críticos ven un paralelismo entre el enfoque de Greene sobre la controversia y el del ex presidente, quien con frecuencia usaba esfuerzos para castigarlo con la finalidad de ganar atención e influencia. En sus publicaciones en las redes sociales del viernes, Marjorie Taylor Greene pareció entender esa táctica.