Kamala Harris recibe la vacuna del COVID-19

Coronavirus: Joe Biden estalla contra la administración de Trump por el ritmo de la vacunación

El presidente electo expresó su molestia por la velocidad con la que son aplicadas las dosis en Estados Unidos

John T. Bennett@BennettJohnT
martes 29 diciembre 2020 22:23
Read in English

El presidente electo Joe Biden criticó duramente a la administración Trump por el despliegue de la vacunación contra el COVID-19, afirmando que ha sido demasiado lento y promete un esfuerzo más sólido una vez que asuma el cargo.

"Como temí y advertí durante mucho tiempo, el esfuerzo para distribuir la vacuna no va... como podría ir", dijo Biden sobre el esfuerzo de distribución de la vacuna que está liderado por Donald Trump, quien en su mayoría ha dejado la última etapa de aplicar las inyecciones en manos de los funcionarios estatales y locales.

Biden declaró que ha "instruido a mi equipo para que prepare un esfuerzo mucho más agresivo" destinado a "impulsar el ritmo de las vacunas". Pero no sucederá tan pronto como preste juramento el 20 de enero, advirtió.

"Esto llevará más tiempo del que a nadie le gustaría y más de lo que han sugerido las promesas de la administración Trump", añadió Biden, que prometió poner en marcha un "nuevo gran esfuerzo que aún no está en camino".

Mientras Trump jugaba golf nuevamente en uno de sus complejos turísticos en el sur de Florida, el exvicepresidente dijo que "movería cielo y tierra para que vayamos en la dirección correcta".

Una de las cosas que pretende hacer es utilizar la Ley de Producción de Defensa para "ordenar a la industria privada que acelere" la producción de materiales relacionados con las vacunas.

Los demócratas se han quejado durante mucho tiempo de que Trump no ha utilizado la ley, que le da a un comandante en jefe amplios poderes para usar el sector privado durante emergencias, con suficiente frecuencia.

El presidente entrante ha sido franco sobre el número todavía creciente de casos de COVID.

"Las cosas van a empeorar antes de mejorar", dijo el martes, y señaló que Estados Unidos está registrando alrededor de 2,200 muertes por coronavirus cada día.

Los estadounidenses deberían anticipar “decenas de miles de vidas más [perdidas] en los próximos meses”, añadió.

Pero fue el reforzamiento en los trabajos de vacunación su enfoque principal, a menos de un mes de que asuma el cargo.

“Estamos planeando un esfuerzo de todo el gobierno. Trabajaremos para establecer sitios de vacunación y enviar unidades móviles a comunidades de difícil acceso”, afirmó, sin responder a las preguntas de los periodistas que gritaban mientras dejaba el escenario en un teatro alquilado.

Prometió llevar la vacuna a las comunidades minoritarias, reconociendo indirectamente el pobre historial de vacunaciones y minorías del país.

"También sabemos que hay dudas sobre las vacunas en muchas comunidades, especialmente en comunidades negras, latinas y nativas americanas que no siempre han sido tratadas con la dignidad y honestidad que merecen el gobierno federal y la comunidad científica a lo largo de nuestra historia", expresó.  "Es por eso que lanzaremos una campaña de educación pública masiva para aumentar la aceptación de la vacuna.

"Haremos todo lo posible para demostrar que las vacunas son seguras y de importancia crítica para la propia salud y la de su familia y comunidad", dijo Biden. "Eso significa que también nos aseguraremos de que la vacuna se distribuya de manera equitativa, de modo que toda persona que desee la vacuna pueda recibirla sin importar el color de su piel o el lugar donde viva".