Estados Unidos asegura que asesinó al ‘planificador’ de Isis-K en represalia por el atentado de Kabul

'Las primeras indicaciones son que matamos al objetivo'

Andrew Buncombe
sábado 28 agosto 2021 14:04
Italia finaliza su puente aéreo con Kabul tras evacuar a casi 5 000 personas
Read in English

El ejército estadounidense ha dicho que cree que es un ‘planificador’ de Isis-K en su primer ataque de represalia en Afganistán después del mortal atentado en Kabul que dejó sin vida al menos 170 personas, incluidos 13 militares estadounidenses.

Aproximadamente 36 horas después de que el ataque suicida con bomba en Kabul dejara cientos de muertos o heridos y Joe Biden prometiera perseguir a los responsables, Estados Unidos declaró que se había enviado un dron no tripulado para atacar a un presunto miembro de Isis, que describió como un “planificador”.

No manifestó si se creía que el individuo estaba relacionado específicamente con el ataque del jueves en el aeropuerto internacional Hamid Karzai.

Sin embargo, en un comunicado, el ejército estadounidense mencionó que creía que la misión de matar al militante había tenido éxito.

“Las fuerzas militares estadounidenses llevaron a cabo una operación antiterrorista en el horizonte hoy contra un planificador de Isis-K”, expuso el capitán Bill Urban, portavoz del Comando Central de Estados Unidos en un comunicado, refiriéndose a la franquicia Isis basada en Afganistán que se atribuyó la responsabilidad de Ataque del jueves.

“El ataque aéreo no tripulado ocurrió en la provincia de Nangahar en Afganistán”.

Añadió: “Las primeras indicaciones son que matamos al objetivo. No sabemos de víctimas civiles”.

El jueves, Biden insistió en que Estados Unidos continuaría su misión de evacuación, incluso cuando la nación lamentó la muerte de los miembros del servicio, junto con los afganos muertos y heridos. Más de 110 mil han salido en avión desde que los talibanes tomaron el control del país el 15 de agosto.

Leer más: Evacuado: Han “abandonado” a nueva generación de Afganistán

“Responderemos con fuerza y precisión en nuestro momento, en el lugar que elijamos”, señaló Biden. “Estos terroristas de Isis no ganarán. Rescataremos a los estadounidenses; sacaremos a nuestros aliados afganos y nuestra misión continuará. Estados Unidos no se dejará intimidar”.

Explicó que los comandantes militares en Afganistán le habían dicho que era importante completar la misión de evacuación. “Y lo haremos”, dijo. “No seremos disuadidos por terroristas”.

Hubo dudas sobre cómo se las arreglaría Estados Unidos para lanzar un ataque de este tipo dado que renunciaba a su presencia militar en el país. La respuesta parece haber llegado rápidamente, en lo que se denominó una operación sobre el horizonte, potencialmente lanzada desde fuera del propio Afganistán.

Si bien Barack Obama usó cientos de drones no tripulados para atacar a presuntos militantes en Pakistán, los críticos dicen que las afirmaciones de Estados Unidos de que los civiles rara vez mueren no son ciertas.

De hecho, verificar no solo los objetivos correctos, sino también el resultado de tales ataques es notoriamente difícil en regiones de difícil acceso.

Información adicional de Associated Press