Donald Trump rechazó volverse vegano alegando que sus células cerebrales serían afectadas

“No, no. Se mete con la química de tu cuerpo, tu cerebro”, dijo Trump. “Y si pierdo incluso una célula cerebral, estamos jodidos”

Gustaf Kilander
viernes 01 octubre 2021 17:55
Revés y caída de Donald Trump
Read in English

El expresidente Donald Trump rechazó el desafío de un niño de nueve años de volverse vegano durante un mes porque tenía miedo de perder células cerebrales, afirma un nuevo libro.

La exsecretaria de prensa y directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, escribió en su próximo libro I’ll take your questions now que "un niño comenzó a desafiar públicamente a Trump para que se volviera vegano en anuncios de televisión y vallas publicitarias en las carreteras" en torno al año nuevo previo a 2020.

“Si el presidente estaba de acuerdo, dijo el niño, la organización benéfica que representaba donaría $1 millón a los veteranos. Yo era directora de comunicaciones en ese momento y le pregunté en broma al presidente si alguna vez consideraría hacerlo, ya que el desafío recaudaría mucho dinero para una buena causa. Sabía que le encantaban sus bistecs y hamburguesas con queso, pero un mes no parecía tan largo”, escribe en un extracto publicado por Politico.

Grisham agrega que la respuesta del entonces presidente fue "rápida, y su tono fue repentinamente muy serio".

"No, no. Se mete con la química de tu cuerpo, tu cerebro”, dijo Trump. "Y si pierdo incluso una célula cerebral, estamos jodidos".

El desafío vino de Vegan Evan, un activista vegano de nueve años que desafió a Trump a volverse vegano durante 30 días como parte de la campaña para "Hacer que Estados Unidos vuelva a ser saludable".

La fecha límite para que Trump aceptara el desafío era el 31 de diciembre de 2019. Una organización sin fines de lucro llamada Million Dollar Vegan dijo que pagaría un millón de dólares a una organización benéfica si Trump aceptaba y completaba el desafío.

El vegano Evan, de Melborne, Florida, dijo que decidió volverse vegano a la edad de cinco años cuando su madre, vegetariana, le dijo que se estaba mudando al veganismo. Más tarde, Evan decidió unirse a ella.

“Le dije: ‘Si los animales están siendo lastimados y no los necesito, no los quiero’”, dijo a Insider.

“Creo que el veganismo es un regalo y es genial dar ese regalo a las personas para que puedan estar más saludables y sentirse mejor, no lastimar a los animales y no destruir el planeta”, agregó.

Sobre sus esperanzas de que Trump se una a la campaña, Evan dijo: "Tiene mucho alcance para la gente, si lo ven haciendo esto, es posible que ellos también quieran hacerlo".

Trump es conocido por su amor por la comida rápida y, según los informes, por tener un botón en el escritorio de la Oficina Oval durante su mandato para alertar a un asistente de que quería una Coca-Cola Light. En 2017, se informó que Trump bebía 12 latas de Coca-Cola de dieta al día.

El médico de la Casa Blanca dijo en un momento que Trump "se beneficiaría de una dieta baja en grasas y carbohidratos".

Se ha informado que disfruta de McDonald’s, Kentucky Fried Chicken y la pizza. También fue elegido para servir comida rápida en las recepciones de la Casa Blanca.

El ex asistente de Trump, Corey Lewandowski, ha dicho que Trump pasaría entre 14 y 16 horas sin comer y luego comería dos Big Macs, dos sándwiches Filet-O-Fish y un pequeño batido de chocolate de McDonald’s: 2 mil 430 calorías de una sola vez.

Leer más: ¿Cuál era el apodo de Melania Trump en la Casa Blanca?

Pero en 2018, Bloomberg informó que Trump cambió su dieta para incluir ensaladas y sopas en un esfuerzo por ser más saludable.

En agosto de 2019, Scientific American escribió que "los datos de observación sugieren que los vegetarianos y veganos de toda la vida en realidad tienen un riesgo menor de demencia que los que comen carne" y que "hay poca evidencia que sugiera que una dieta vegetariana o vegana deteriore la función cerebral o aumente el riesgo del deterioro cognitivo”.