Progresistas de la Cámara optimistas de que Biden cumplirá promesas tras reunión sobre infraestructura

La visita viene después de que los demócratas no votaran sobre la legislación el jueves por la noche

Eric Garcia
lunes 04 octubre 2021 17:31

Biden visita el caucus demócrata en un intento de conseguir la ley de infraestructuras.

Read in English

Los congresistas progresistas expresaron su confianza después de que el presidente Joe Biden visitara el viernes por la tarde la bancada demócrata de la Cámara de Representantes, afirmando que creen que tendrán éxito en la aprobación de los dos principales proyectos de ley de infraestructuras que componen la agenda nacional del presidente.

Biden se dirigió a su antiguo terreno en el Capitolio, donde fue senador de 1973 a 2009 antes de ser elegido vicepresidente, después de que los demócratas no votaran a última hora del jueves un paquete de infraestructuras bipartidista que ya fue aprobado por el Senado en agosto.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, había programado inicialmente la votación para el jueves por la noche, después de haber dicho a los moderados de su grupo que la votación tendría lugar esta semana.

Pero después de que los progresistas de la Cámara y el senador Bernie Sanders anunciaran su oposición al proyecto de ley si no incluía un proyecto de ley de bienestar social más amplio que los demócratas quieren aprobar en el Senado. El proyecto de ley más amplio se aprobaría a través de un proceso llamado reconciliación, que requiere una mayoría mínima de 51 votos y evita el filibusterismo republicano.

Funcionarios de la Casa Blanca se reunieron a última hora de la tarde del jueves con los senadores Joe Manchin, de Virginia Occidental, y Kyrsten Sinema, de Arizona, ambos demócratas conservadores que han planteado objeciones al coste de la legislación de reconciliación. Ambos se quejaron del precio propuesto por los demócratas de 3.5 billones de dólares y Manchin propuso que el paquete se redujera a 1.5 billones.

El New York Times informó de que Sinema se dirigía el viernes a Arizona para acudir a una cita médica de seguimiento de una lesión en el pie, así como a una recaudación de fondos con los donantes de su comité de acción política en un centro turístico.

La legisladora Pramila Jayapal, presidenta del Grupo Progresista del Congreso, elogió al presidente tras la reunión.

Leer más: De repente, AOC y “The Squad” son aliados de Biden, y los moderados les estorban

“El presidente estuvo fantástico”, dijo a The Independent de camino a una reunión con el caucus tras la charla con el mandatario. “Estamos consiguiendo que los dos proyectos de ley lleguen a su mesa. Y eso es lo que quiere. Es su agenda”.

El representante Ruben Gallego, que al igual que Sinema procede del estado de Arizona, comentó que Biden pidió a los progresistas que consideraran una cifra inferior a los 3.5 billones de dólares, pero no dio un precio concreto.

“Fue muy específico, dijo que le gustaría que miráramos primero la política y que hiciéramos las cuentas”, señaló Gallego a los periodistas. Pero Gallego también declaró que Biden no tenía “ninguna confianza” en que si el acuerdo bipartidista se aprobaba primero “la reconciliación también se aprobaría”.

La diputada Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York declinó revelar lo que le mencionó al presidente. Dijo que la cifra final en dólares del proyecto de ley de reconciliación más grande todavía estaba “sujeta a negociaciones” entre la bancada demócrata, pero se sentía optimista.

“Creo que fue positivo”, precisó a los periodistas. “Sigo sintiéndome bien sobre dónde estamos”.

La representante Ayanna Pressley de Massachusetts, otro miembro del llamado “The Squad” que incluye a la representante Ocasio-Cortez, también fue más reservada, pero sonó una nota pragmática.

“Tenemos más trabajo que hacer”, indicó a The Independent, pero dijo que no creía que hubiera una votación sobre la infraestructura el viernes por la noche. “Hay un consenso abrumador de que necesitamos aprobar ambas cosas. Eso sigue siendo cierto”.

De camino a la reunión con los progresistas, el legislador Mondaire Jones reiteró al congresista Jamie Raskin que se sentía “muy bien” por la discusión con los progresistas. Raskin aseguró que los demócratas acabarían aprobando todo el paquete.

“Es un poco complicado porque somos demócratas, porque somos el partido del pueblo”, calificó. “Pero en el análisis final, vamos a conseguirlo juntos y vamos a cumplir”.

Los demócratas moderados sostuvieron que Biden quería crear consenso. El representante Henry Cuellar de Texas, cuyo oponente en las primarias de 2020 apoyó a Ocasio-Cortez, dijo que el presidente trató de decirle a los progresistas que bajaran de 3.5 billones de dólares. Cuellar argumentó que Biden lanzó 1.9 billones de dólares o 2 billones de dólares.

“Lanzó eso a los progresistas y luego nos dijo, necesitamos ambos proyectos de ley”, recordó. Cuando se le preguntó si habría una votación sobre infraestructuras el viernes por la noche, Cuellar dijo: “No lo creo”.