Chad Wolf: Renuncia el jefe interino del Departamento de Seguridad Nacional tras el ataque al Capitolio

Wolf aseguró que presentó su dimisión debido a los problemas legales que ha tenido desde su nombramiento

Oliver O'Connell
lunes 11 enero 2021 23:30

Demócratas inician un proceso para enjuiciar políticamente a Trump

Read in English

El secretario interino Departamento de Seguridad Nacional, Chad Wolf, renunció, convirtiéndose en el tercer miembro del gabinete en dejar la administración de Donald Trump desde el ataque al Capitolio.

La noticia se produce en medio de una preocupación generalizada por la seguridad en todo el país tras el ataque, en particular con respecto a la toma de protesta de Joe Bide el 20 de enero, ya que el departamento juega un papel crucial en la protección del evento.

En una carta al departamento, Wolf mencionó que renunciaba debido a las “sentencias judiciales en curso y sin mérito sobre la validez de mi autoridad como secretario interino”.

Declaró que estaba desviando la atención y los recursos del departamento durante el "momento crítico de una transición de poder".

Pete Gaynor, administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias asumirá el cargo durante los últimos días de la presidencia de Donald Trump.

Wolf había dicho anteriormente que no se iría antes de la ceremonia de investidura: “para garantizar que el Departamento se concentre en las graves amenazas que enfrenta nuestro país y una transición ordenada”.

La secretaria de Transporte, Elaine Chao, y la secretaria de Educación, Betsy DeVos, renunciaron inmediatamente después de los eventos en el Capitolio el miércoles.

Wolf condenó los disturbios que se produjeron después de que el presidente alentara a sus seguidores a marchar hacia el Congreso.

"Lo que ocurrió ayer fue trágico y repugnante. Si bien siempre he condenado la violencia política en ambos lados del pasillo, específicamente la violencia dirigida a las fuerzas del orden, ahora vemos que algunos partidarios del presidente utilizan la violencia como un medio para lograr fines políticos. Inaceptable. Estas acciones violentas son desmedidas, y le imploro al presidente y a todos los funcionarios electos que condenen enérgicamente la violencia que tuvo lugar ayer", dijo en un comunicado.

"A todos los estadounidenses se les garantiza el derecho a protestar pacíficamente, pero una vez que esas protestas se vuelven violentas, debemos hacer cumplir nuestras leyes y llevar a los responsables ante la justicia, independientemente de las motivaciones políticas", añadió.

Su nominación para ser nombrado jefe de Seguridad Nacional fue retirada por la administración y se especuló inicialmente que se debía a sus comentarios sobre la violencia, pero trascendió que la medida se tomó antes de que se publicara la declaración.

Wolf estaba fuera del país reuniéndose con sus homólogos de Chipre, Bahréin y Qatar, cuando la turba de simpatizantes de Trump irrumpió en el Capitolio. Regresó el 8 de enero.

En septiembre, un juez federal de Marlyand dictaminó que Wolf fue designado ilegalmente para dirigir el departamento.

La jueza Paula Xinis dictaminó que el nombramiento del anterior secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, también era inválido, por lo que Wolf, quien asumió su cargo mediante una enmienda a la orden de sucesión de la agencia hecha por McAleenan, también llegó al poder ilegalmente.