Jueces conservadores del Tribunal Supremo bloquearían mandato de vacunación de la administración Biden

El Tribunal Supremo escuchó los argumentos sobre el mandato de la administración Biden de “probar o vacunar”

Eric Garcia
sábado 08 enero 2022 20:08
<p>Mandato de vacunación contra brotes de virus</p>

Mandato de vacunación contra brotes de virus

Read in English

Los jueces conservadores del Tribunal Supremo criticaron a la administración Biden por querer implantar su mandato de exigir a las empresas que emplean a más de 100 personas que sus empleados se vacunen o se sometan a la prueba de covid-19 una vez a la semana.

Varios estados presentaron demandas contra el mandato de la administración Biden. El actual presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, interrogó a la procuradora general de EE.UU., Elizabeth Prelogar, sobre si el Congreso tenía en mente un mandato de vacunación o prueba cuando aprobó la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo de 1970.

“Eso estaba casi más cerca de la gripe española que del problema actual”, declaró en referencia a la pandemia que comenzó en 1918. “Ahora bien, comprendo la idea de que las agencias son más expertas que el Congreso, comprendo la idea de que pueden actuar más rápidamente que el Congreso. Esto es algo que el gobierno federal ha hecho antes de la derecha, la cobertura de la vacuna obligatoria”.

El juez asociado Neil Gorsuch cuestionó por qué la OSHA (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional), la agencia a través de la cual el gobierno de Biden quiere administrar el mandato de la vacuna o prueba, no había implementado mandatos similares para la polio o para la gripe, señalando que mata a cientos de miles de personas al año - a pesar de que solo mata entre 12,000 y 52,000 personas por año.

“¿Qué hacemos con eso cuando pensamos en lo que se califica como una cuestión importante y lo que no?”, preguntó Gorsuch.

“Con respecto a otras enfermedades en las que hay vacunas eficaces, creo que la explicación sencilla de por qué la OSHA no ha tenido que regular la exposición en el lugar de trabajo es porque prácticamente todos los trabajadores ya están vacunados con respecto a muchas de esas enfermedades a las que todos ustedes han estado sometidos en algún momento”, afirmó Prelogar en respuesta. “En general, sabemos que eso es cierto, pero la gripe es una excepción porque es una enfermedad estacional”.

Del mismo modo, el juez asociado Brett Kavanaugh preguntó al procurador general de Ohio, Benjamin Flowers, sobre el valor de insistir en la acción del Congreso, pareciendo estar del lado del argumento.

“Bueno, uno, un valor de ella es cuando hay una emergencia, es especialmente importante que sea un proceso reflexivo considerado y la legislación es más probable que produzca eso y en una emergencia, es más probable obtener un amplio acuerdo sobre ciertos principios que pueden ser promulgados a través del Congreso y, de hecho, el Congreso ha tomado para asegurar que hay para hacer frente al covid-19”, explicó Flowers.

La jueza asociada Amy Coney Barrett, la más reciente del tribunal, preguntó al abogado de la Federación Nacional de Empresas Independientes, Scott Keller, que argumentaba en contra del mandato, sobre el hecho de que algunos lugares de trabajo en los que los empleados corren un mayor riesgo para la salud, como una planta empacadora de carne o la consulta de un dentista.

“Creo que lo que está diciendo es que incluso si hay algunas industrias o algunas personas que se enfrentan a un gran riesgo, y esto podría ser necesario para hacer frente a ese riesgo, por lo que, en otras palabras, si la OSHA había adoptado una norma más específica, usted no podría estar impugnando eso o no estaría impugnando eso”, comentó.

Barrett se preguntó si el problema de la NFIB (Federación Nacional de Empresas Independientes) era el ámbito de aplicación de la ley.

Los tres liberales del tribunal -los jueces asociados Elena Kagan, Sonia Sotomayor y Stephen Breyer- argumentaron que el efecto desproporcionado del covid-19 en la vida cotidiana ponía el mandato bajo la jurisdicción de la OSHA.

Kagan afirmó que casi todos los sectores laborales cambiaron a causa de la pandemia.

“Todos los lugares de trabajo enviaron a sus trabajadores a casa. Todos los lugares de trabajo tuvieron que ajustar su forma de hacer negocios”, subrayó. “Estoy tratando de entender por qué este es un enfoque de trabuco cuando todo el mundo sabe, por su vida normal, que todos los lugares de trabajo se han visto afectados por esto, salvo, ya sabes, unos pocos aquí y allá”.

En respuesta, Flowers, que argumentaba a distancia, utilizó la analogía del terrorismo.

“Ahora bien, el hecho de que uno se enfrente a ese trabajo, a ese riesgo cuando va a trabajar, no lo convierte en un riesgo laboral”, dijo.

Kagan rebatió la afirmación y señaló cómo más de 100.000 niños, aunque parece una lectura errónea de los datos, ya que los datos han demostrado que aproximadamente 4 de cada 100.000 niños han sido admitidos con covid-19, informó The New York Times.

“En esos entornos, la combinación del entorno y las personas que están en ese entorno, crean un riesgo, yo pensaría, quiero decir, dime si me equivoco en esto, yo pensaría que el riesgo en el lugar de trabajo es sobre el riesgo más grande, menos controlable con respecto a covid-19 que cualquier persona tiene ya sabes, todo lo demás que una persona puede controlar”, dijo. “Puedes ir al partido de béisbol o no ir al partido de béisbol, puedes decidir con quién ir al partido de béisbol, pero no puedes hacer nada de eso en los lugares de trabajo. Tienes que estar allí”.

Sotomayor señaló cómo el covid-19 deja a la gente sin trabajo durante mucho tiempo.

“Y se ha demostrado en ciertas industrias, como la médica, que cuando las vacunas son obligatorias y aquí no hay un mandato para una vacuna, hay un mandato de cubrimiento, no diferente a cuando le decimos a la gente que si hay chispas volando en el lugar de trabajo donde tienes trabajadores tienen que estar provistos tienen que usar un cubrebocas”, indicó.

“Así que eso no es diferente, en mi opinión, de esto. Así que esto no es un mandato de vacunación”, dijo. “Hay precios y muertes y otras cosas que contrarrestan el hecho de que pueda haber entre un 1 por ciento y un 3 por ciento de trabajadores que se den de baja”.

El tribunal también ha visto un caso relacionado con el mandato de vacunación de la administración Biden para los trabajadores de la salud.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in