Adam Kinzinger: republicano que votó para acusar a Trump no buscará reelección en 2022

Kinzinger fue uno de diez republicanos que votaron para acusar a Trump en enero

Andrew Feinberg
viernes 29 octubre 2021 18:33

Trump interpone una demanda para bloquear documentos del 6 de enero

Read in English

El representante de Illinois, Adam Kinzinger, uno de los 10 republicanos que votaron para acusar a Donald Trump por segunda vez a raíz de la insurrección del 6 de enero, anunció el viernes que no buscará un séptimo mandato en la Cámara de Representantes.

Kinzinger, quien ganó por primera vez su escaño en la ola del Tea Party de 2010, hizo el anuncio en un video publicado en su cuenta de Twitter en el que recordó cómo durante su primera campaña, dijo que diría a los votantes si alguna vez sentía que era el momento de dejar de servir en el Congreso.

“Ese momento es ahora, pero déjame ser claro: mi pasión por este país solo ha crecido. Mi deseo de hacer una diferencia es más grande que nunca”, declaró y agregó que su “decepción por los líderes que no lideran es enorme”.

El veterano de la guerra de Irak, que todavía se desempeña como piloto en la Guardia Nacional Aérea, hizo su anuncio pocas horas después de que Illinois aprobara un nuevo mapa de distrito del Congreso que lo habría obligado a una dura primaria contra su compañero republicano Darin LaHood.

Kinzinger aseguró que Estados Unidos se encuentra actualmente en "un momento increíblemente peligroso" debido a la polarización que caracteriza al discurso político en la era de las redes sociales.

“En este día, para prevalecer o sobrevivir debes pertenecer a una tribu; nuestros partidos políticos solo sobreviven apelando a los elementos más motivados y extremos dentro... y el precio del poder se ha disparado, y el miedo y la desconfianza sirven como una estrategia eficaz para cubrir ese costo”, agregó.

El republicano de Illinois lamentó cómo "deshumanizar se ha convertido en la norma" en la política actual, y expresó sus preocupaciones sobre la política de la era Trump, mientras evitaba el uso del nombre del expresidente.

“Hemos permitido que los líderes alcancen el poder vendiendo la falsa premisa de que la fuerza proviene de degradar a los demás y deshumanizar a quienes se ven, actúan o piensan de manera diferente a nosotros. Como país, nos hemos enamorado de esas mentiras y ahora nos enfrentamos a un país envenenado lleno de indignación, cegando nuestra capacidad para alcanzar la fuerza real. Se ha vuelto cada vez más obvio para mí que, como país, debemos desconectarnos de las mentiras que nos han alimentado”, señaló. “En el Congreso, he sido testigo de cómo la división está fuertemente arraigada. Hay poco o ningún deseo de salvar nuestras diferencias y unidad ya no es una palabra que usamos. También se ha vuelto cada vez más obvio para mí que para romper la narrativa, no puedo concentrarme tanto en una reelección al Congreso como en una lucha más amplia a nivel nacional”.

Leer más: Congresista republicano crítica la obsesión de su partido con Trump y lo compara con el hundimiento del Titanic

Kinzinger dijo que está "asombrado por el coraje" de los otros nueve miembros de la Cámara de Representantes del Partido Republicano que votaron para acusar a Trump, después de que incitó a una turba a atacar el Capitolio con la esperanza de evitar que el Congreso certificara la victoria del presidente Joe Biden en el colegio electoral.

De esos 10 representantes, dos, Kinzinger y Anthony González de Ohio, no buscan la reelección y otros como Liz Cheney, de Wyoming, quien junto con Kinzinger representan al Partido Republicano en el comité de la Cámara de Representantes que investiga la insurrección, se enfrentan al respaldo de Trump de sus principales contrincantes.

Pero aunque Kinzinger dijo que dejará el Congreso cuando expire su mandato en enero, no descartó volver a postularse para el cargo.

“Este no es el final de mi futuro político”, dijo.