El fallo en el caso del príncipe Andrew es una victoria para las mujeres

El efecto es una “victoria” para Virginia Roberts Giuffre: puede continuar su búsqueda de justicia en audiencia pública

Virginia Giuffre presenta una demanda contra el príncipe Andrew

Read in English

La mejor oportunidad del príncipe Andrew de desestimar el caso civil en su contra se ha ido, y se enfrenta a tener que defenderse en los tribunales.

En términos más generales, es un verdadero desastre platinado. Los dignos y hogareños preparativos para el jubileo de platino de la reina Elizabeth (70 años de servicio en el trono, junto a un nuevo pudín especial) se han visto interrumpidos por un caso sexual. Un poco aguafiestas. Incluso si nunca tiene que presentarse en un tribunal, no hay buenas opciones para él, ni para la institución a la que está indisolublemente ligado.

Las disputas procesales se han ido, los tecnicismos se han dejado de lado. El juez Kaplan ha juzgado que hay un caso que responder, ha rechazado la interpretación de los abogados del príncipe del acuerdo de conciliación de 2009 entre Virginia Roberts Giuffre y Jeffrey Epstein, y las cosas parecen sombrías para el duque de York.

No está liberado de responsabilidad como tercero en el acuerdo Roberts-Epstein. El efecto es una “victoria” para Roberts Giuffre, y ella puede continuar su búsqueda de justicia en una audiencia pública. En ese sentido, es una victoria para ella y otras víctimas.

Esto deja al Príncipe en una posición débil, a pesar de que siempre ha negado con vehemencia las acusaciones y cualquier acto incorrecto. Tiene tres opciones: primero, puede bloquear e ignorar todo el asunto. Eso significaría un fallo en su contra, por defecto. Una desgracia.

En segundo lugar, podría pelear, hacer una declaración como testigo y (a través de sus abogados) armar su propio caso. Tendría que construir una defensa de las tres acusaciones clave en su contra, con detalles sobre fechas específicas, arreglos sobre viajes, otras declaraciones de testigos, etc.

No se ve tan bien. Si quieren entender por qué, solo tienen que volver a ver la entrevista de Newsnight de la BBC que dio el príncipe Andrew a Emily Maitlis, disponible en el sitio de la BBC. Vale la pena volver a verla, porque básicamente constituye un claro relato de las acusaciones hechas en su contra y sus respuestas a los diversos detalles en este caso civil, lo que significa una carga de prueba menor que en un caso penal, como el reciente caso que involucró a Ghislaine Maxwell.

Verla es incómodo, incluso si ya lo has hecho. Algunas de sus respuestas aún suenan absurdas. Giuffre asegura que la llevó a un club nocturno en Londres y le sudó encima por todas partes, y que tuvieron una relación sexual. Andrew respondió que no podía sudar debido al subidón de adrenalina que experimentó como piloto de helicóptero en la Guerra de las Malvinas, y que en la fecha en cuestión, cuando ella tenía 17 años, él estaba en un Pizza Express en Woking.

Así que, cuando el equipo legal de Giuffre le pidió a los abogados del príncipe Andrew que proporcionaran pruebas médicas de que no podía sudar, no hubo ninguna; y ningún testigo ocular del Pizza Express en Woking (o cualquier otra sucursal) ha afirmado haber visto los familiares rasgos del segundo hijo de la reina Elizabeth y sus hijas comiendo pizzas y bolas de masa. Parece extraño que nadie lo viera o le haya tomado una foto.

Sin duda habrá más vergüenzas en ese sentido. A menos que quiera arrastrarse a sí mismo y la familia real británica en controversias aún más profundas, la única opción realista para él es, irónicamente, un acuerdo de conciliación.

Eso implicaría mucho dinero, pero no debería ser un problema si su madre lo está financiando, aunque Andrew ha puesto varias veces a la venta su chalet de esquí. Cualquier admisión de responsabilidad es más problemática.

De hecho, a veces se afirma que Giuffre en realidad no está interesada en el dinero, sino que quiere exponer su versión de la historia en un entorno adecuado y tener su oportunidad en la corte. Quizá quiere hacer eso ahora, incluso si no lo hubiera deseado antes, después del caso de Maxwell.

Si Giuffre quiere llevar el caso a los tribunales, eso significa o un acuerdo aún más costoso o que él tiene que pelearlo y posiblemente perderlo, o ignorarlo y perderlo, pero asegurar que lo habría ganado pero no quería dignificar el caso respondiéndolo. Por lo tanto: no hay buenas opciones.

El palacio solía tener una costumbre desafortunada de ignorar las críticas y los problemas, esperando que desaparecieran. Realmente ya no pueden hacerlo, al menos en este caso.

Si el príncipe de Gales estuviera realmente a cargo de The Firm, uno sospecharía que no querría que parte de su herencia fuera un hermano menor “deshonrado” (si lo es). Arruinar el jubileo de platino de mamá es una cosa, pero solo imaginen las escenas en la coronación del rey Charles III y la reina Camila, con el duque de York merodeando alrededor de la abadía de Westminster.

Sin ser poco delicado con nuestra elegante soberana de 95 años, el palacio y el príncipe Carlos deberían tener prisa por cerrar este caso, casi a cualquier costo para la reputación personal de Andrew. Tal vez esa comprensión no deseada está cayendo sobre él.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in