Estados Unidos vs Inglaterra: Una antigua rivalidad transatlántica se reaviva gracias al Mundial de Qatar

El deporte que los británicos solían llamar soccer y que los estadounidenses todavía lo hacen se vuelve más popular, incluso entre el equipo masculino, el cual sigue al equipo femenino de clase mundial, escribe Phil Thomas

viernes 25 noviembre 2022 19:23

Ha habido algunos momentos tensos entre EE.UU. y el Reino Unido a lo largo de los años. Nos echaron de su país. Quemamos su Casa Blanca. Tratamos de darles a Piers Morgan. Lo devolvieron. Las rivalidades se reanudarán el 25 de noviembre cuando la USMNT (selección nacional masculina de fútbol de EE.UU.) se enfrente a la del escudo con los Tres Leones en el segundo partido del grupo B de la Copa del Mundo en Qatar. El grupo también incluye a Irán y alguno de Gales, Escocia o Ucrania. (No hay premios por adivinar dónde estarán las lealtades allí).

En cuanto a la participación estadounidense, no hay que asumir que a nadie en EE.UU. le importa solo porque su país tiene derecho a fanfarronear internacionalmente en el fútbol americano, el béisbol y el baloncesto (y, para ser justos, en los Juegos Olímpicos, donde sí juegan otros países).

O que los fans del soccer, como solían llamarlo los británicos y todavía lo hacen los estadounidenses, están felices de aceptar que tienen el mejor equipo nacional femenino del mundo con cuatro victorias en la Copa del Mundo, cuatro victorias en los Juegos Olímpicos y muchos nombres conocidos, lo que levanta un velo sobre los valientes esfuerzos de los hombres por ponerse al día.

Los estadounidenses son bastante competitivos y apasionados por los deportes. Cuando no hay deportes profesionales, habrá bares, clubes y casas donde se ven las hazañas de los equipos universitarios. Incluso el softbol infantil tiene tiempo de pantalla. Y el fútbol gana popularidad. En diciembre, superó al hockey sobre hielo para convertirse en el cuarto deporte más popular del país.

Es posible que las ligas masculinas de EE.UU. aún no estén a la altura de los grandes países europeos, pero hay mucho fútbol: NBC tiene un acuerdo de US$2 mil millones para transmitir partidos de la Premier League, mientras que Paramount Plus transmite todos los partidos de la Serie A de Italia.

Un estudio realizado en diciembre encontró que el 49 por ciento de los estadounidenses afirman disfrutar el ver fútbol en la televisión, en comparación con el 37 por ciento que le gusta ver hockey sobre hielo, lo cual está muy bien, ya que la Copa del Mundo de 2026 se realizará en EE.UU., México y Canadá.

En cuanto al sorteo de este año, los expertos de EE.UU. no parecen demasiado inquietos ante la perspectiva de enfrentarse a la nación que quedó segunda en la Eurocopa 2020 y cuarta en la Copa del Mundo dos años antes junto con la Bota de Oro, a pesar de que a los estadounidenses les costó algo de trabajo conseguir su propia calificación esta vez.

Jeff Carlisle de ESPN dijo que la USMNT había evitado un “escenario del fin del mundo”. Doug McIntyre de Fox Sports comentó que el equipo “podría haberlo hecho peor que Inglaterra”. El exdefensor de EE.UU., Alexi Lalas le comentó a The Herd: “Ansío mucho ver la oportunidad de jugar contra Inglaterra porque creen que son muy buenos, y lo son de muchas maneras diferentes. Pero hay este ir y venir que continúa y existe este esnobismo, por lo que la oportunidad no solo de vencerlos, sino de vencerlos en una Copa del Mundo, es delicioso, como dije”.

Agregó que no le sorprendería “en lo más mínimo” que la actual selección estadounidense fuera capaz de ir a Qatar y ganarle a Inglaterra “y callarlos”. Es cierto que el equipo no carece de calidad: Christian Pulisic de Chelsea, Weston McKennie de Juventus, Sergino Dest de Barcelona y Josh Sargent de Norwich City están disponibles.

Queda por ver si eso será suficiente para que los hombres de Gregg Berhalter progresen. Pero una estadística que debería alentar a los estadounidenses y preocupar al equipo de Gareth Southgate es esta: la USMNT nunca ha perdido ante Inglaterra en una Copa del Mundo. Empataron en 2010 y EE.UU. ganó 1-0 en 1950, eliminando a Inglaterra. ¿Podría el orgullo nacional en Inglaterra sobrevivir a la historia que se repite? Bueno, superamos el regreso de Piers Morgan, así que todo es posible. Confiemos en que no llegue a eso.

Suyo,

Phil thomas

Editor asistente (EE.UU.)

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in