Mark Zuckerberg discusses Steve Bannon's Facebook account before US Senate Judiciary Committee

Mark Zuckerberg niega eliminar de Facebook cuenta de Steve Bannon

“Eso no es lo que nuestras políticas sugieren que deberíamos hacer”, dijo el director de la red social en su comparecencia en el senado.

Griffin Connolly
martes 17 noviembre 2020 20:16
Read in English

El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, desestimó tranquilamente una sugerencia de un senador demócrata el martes de quitar la plataforma al exasesor de la administración Trump, Steve Bannon, por amenazar con decapitar al Dr. Anthony Fauci y al director del FBI, Christopher Wray.

"No. … Eso no es lo que nuestras políticas sugieren que deberíamos hacer”, dijo Zuckerberg, después de que el senador Richard Blumenthal de Connecticut preguntara si se debería prohibir la entrada a Bannon en Facebook por sus comentarios.

Blumenthal es uno de varios demócratas que buscaron utilizar la audiencia del martes en el Senado con Zuckerberg y el director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, para abogar por una autocensura más fuerte entre los gigantes tecnológicos para erradicar el discurso de odio y la retórica políticamente violenta.

Zuckerberg y Dorsey comparecieron junto al director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, en una audiencia separada ante el Comité de Comercio del Senado a finales de octubre.

"¿Cuántas veces se le permite a Steve Bannon pedir el asesinato de funcionarios públicos antes de que Facebook suspenda su cuenta?" Blumenthal preguntó a Zuckerberg el martes.

Zuckerberg explicó que, si bien Facebook tiene una política de tolerancia cero para las cuentas que publican contenido caracterizado por actividad terrorista o explotación infantil y elimina dichas cuentas de forma permanente, la empresa de redes sociales no elimina inmediatamente las cuentas que publican contenido como el video de la llamada de Bannon de poner las cabezas de los funcionarios en picas.

Facebook quitó de su sitio el video de Bannon, y su cuenta podría estar sujeta a eliminación permanente si persiste en publicar contenido que viole las reglas de Facebook contra el discurso que pueda incitar a la violencia.

Bannon, ex estratega político en jefe de Trump en la Casa Blanca y ex presidente ejecutivo de Breitbart News, argumentó en un video que Wray y el Dr. Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos deberían ser decapitados por deslealtad hacia Trump.

“Pondría las cabezas en picas. Los pondría en las dos esquinas de la Casa Blanca como advertencia a los burócratas federales: o te quedas con el programa o te vas", dijo Bannon en el video.

“Así es como ganamos la revolución. Nadie quiere hablar de eso. La revolución no fue una especie de fiesta al aire libre, ¿verdad? Fue una guerra civil. Fue una guerra civil”, dijo.

El video fue una transmisión simultánea del podcast político de Bannon, The War Room.

Posteriormente, Twitter suspendió la cuenta del podcast.

La respuesta a los comentarios de Bannon sobre el Dr. Fauci y  Wray ha variado, aunque casi todos han sido negativos.

El Dr. Fauci los calificó como "realmente un poco inusuales" y dijo que los comentarios "no eran el tipo de cosas en las que uno piensa cuando está en la escuela de medicina para convertirse en médico".

Los abogados que representan a Bannon en su caso pendiente por los cargos de defraudar a los donantes en una campaña del muro fronterizo financiada con fondos colectivos han renunciado a su equipo legal desde los comentarios sobre la decapitación.

La audiencia del martes fue la segunda del Senado en tres semanas que aparentemente examinó la "Sección 230", una cláusula de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996 que los gigantes de las redes sociales y la tecnología han utilizado una y otra vez en los tribunales para protegerse de las demandas derivadas de contenido incendiario que los usuarios han publicado en sus plataformas.

Tanto demócratas como republicanos están ansiosos por alterar la Sección 230, pero por razones drásticamente diferentes.

Los liberales han presionado a empresas como Facebook, Twitter, Google y otras para que adopten reglas de moderación más estrictas para erradicar el discurso de odio y otras formas de incitación a la violencia. Los legisladores demócratas incluso han propuesto cambios a la Sección 230 para que las empresas de redes sociales sean legalmente responsables del contenido publicado en sus plataformas.

Los republicanos, por otro lado, han acusado durante mucho tiempo a estos mismos gigantes de las redes sociales de sesgo anti-conservador, alegando que sus intentos de autocensurar las publicaciones de los usuarios se han dirigido de manera desproporcionada a las voces conservadoras.

El senador republicano Mike Lee de Utah atacó a Facebook el martes por poner una etiqueta de advertencia en una de sus publicaciones recientes sobre un presunto fraude electoral en las elecciones de 2020. A pesar de que los republicanos y la campaña de Trump presentaron docenas de demandas en las últimas semanas, no han proporcionado ninguna evidencia de una conspiración generalizada para respaldar sus afirmaciones de que las elecciones de 2020 fueron "robadas" a Trump.

La decisión de Facebook de señalar su reciente publicación sobre el fraude electoral "suena más a medios estatales que anuncian la línea del partido, en lugar de a una empresa neutral como pretende ser", dijo Lee en la audiencia del martes.

“Este tipo de editorialización aísla a la gente de la verdad e insinúa que cualquiera que esté preocupado por el fraude electoral debe estar loco. … Estas preocupaciones pueden estar fuera de la corriente principal en Palo Alto, pero no están fuera de la corriente principal en el resto de Estados Unidos”, dijo.

La gran mayoría de los jueces estatales y federales que han escuchado los casos del Partido Republicano alegando fraude electoral los han desestimado rápidamente.