Francia acusa al Reino Unido de “esclavitud semimoderna” al presentar nuevas propuestas para crisis del Canal

El gobierno de Emmanuel Macron expondrá sus ideas en una carta a Boris Johnson

Adam Forrest
jueves 02 diciembre 2021 16:06
'Surprised' Macron condemns Johnson's methods over migrant crisis
Read in English

Un ministro francés de alto rango acusó al Reino Unido de tener un modelo económico de “esclavitud semimoderna” en medio de la actual disputa sobre los cruces de botes pequeños en el Canal de la Mancha.

El ministro francés para Europa, Clément Beaune, pidió al gobierno de Boris Johnson que “cambie la legislación” y tome medidas enérgicas contra los inmigrantes que pueden trabajar en Reino Unido sin trámites legales.

“Hay, digámoslo, un modelo económico de... esclavitud semimoderna, o al menos de trabajo ilegal que es muy fuerte", declaró Beaune a BFMTV.

El ministro afirmó que los migrantes hacían el peligroso cruce “porque es posible trabajar sin una identificación en Inglaterra” y “porque no hay una vía legal para que los migrantes vayan al Reino Unido”.

Beaune también culpó al Brexit de que el Reino Unido experimente “más dificultades económicas y escasez que en cualquier lugar de Europa: la técnica británica de atacar a Francia y a la Unión Europea tiene como objetivo ocultar los fracasos del Brexit”.

Esto ocurre cuando el gobierno de Emmanuel Macron presenta sus propias propuestas para abordar la crisis del Canal y sugiere que las conversaciones con el Reino Unido podrían reanudarse luego de varios días de tensión.

El ministro del Interior, Gerald Darmanin, declaró que el primer ministro Jean Castex le escribirá a Johnson el martes con propuestas para un “acuerdo equilibrado” entre el Reino Unido y la UE, pero dejó en claro que la carta no se hará pública.

Darmanin comentó que las discusiones podrían ocurrir “de forma muy rápida” si el gobierno británico estaba preparado para iniciar negociaciones con “un espíritu serio”.

Johnson enfureció a Macron cuando publicó una carta abierta en Twitter en la que pedía patrullas conjuntas en las playas francesas y el regreso a Francia de los migrantes que lograron cruzar el peligroso Canal de la Mancha.

Pero en una conferencia de prensa el lunes por la noche, Darmanin aclaró que los dos países aún podrían trabajar juntos en posibles soluciones a un problema común.

“Desde el momento en que no haya más doble discurso, y podamos discutir con un espíritu serio, y nuestros intercambios privados correspondan a nuestros intercambios públicos, el gobierno francés está listo para reanudar muy rápidamente las discusiones con Gran Bretaña”, aseguró.

Darmanin añadió que las propuestas que Castex envió el martes a Downing Street podrían incluir formas de abrir rutas legales al Reino Unido para los solicitantes de asilo y permitir que los menores no acompañados se reúnan con sus familiares en el país británico.

Downing Street rechazó la afirmación francesa de “esclavitud semimoderna” en la economía británica. El portavoz oficial de Johnson declaró que su gobierno no estaba de acuerdo con la declaración, pero que era “necesario arreglar nuestro sistema ineficaz de asilo para que podamos detener esta ruta ilegal paralela [a través del Canal de la Mancha]”.

Downing Street insiste en que un acuerdo de regresar a los migrantes, como lo establece Johnson en su carta, sería el “mayor impedimento” para los migrantes que intentan cruzar el Canal de la Mancha.

Darmanin dejó claro que la cuestión de regresar a los refugiados debería acordarse con la UE. Añadió que se podría llegar a un acuerdo para que el Reino Unido devuelva a algunos migrantes a cambio de aceptar a menores no acompañados, pero solo en un sistema de “uno por uno”.

El ministro del Interior francés también declaró que Francia no podía aceptar la práctica en la que embarcaciones británicas devuelvan barcos al mar, y agregó: “Esta es una línea roja para el gobierno francés”.

Desde el Brexit, el Reino Unido ya no es parte de las regulaciones de la UE llamadas “Dublín”, que permitían que el gobierno pidiera a otras naciones europeas que aceptaran de regreso a las personas si se podía demostrar que pasaron por países seguros en su camino hacia el Reino Unido.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in