Donald Trump rechaza el triunfo de Biden y asegura que la elección está lejos de terminar

El presidente reiteró que hay un fraude electoral en curso por parte de los demócratas

John T. Bennett@BennettJohnT
sábado 07 noviembre 2020 18:12

Joe Biden gana las elecciones 2020 de Estados Unidos

Read in English

Donald Trump se niega a conceder la elección presidencial a Joe Biden incluso después de que Associated Press y todas las cadenas de noticias de televisión de Estados Unidos lo declararon presidente electo, diciendo que la contienda está "lejos de terminar" y prometiendo una intensa lucha legal.

“El simple hecho es que esta elección está lejos de terminar. Joe Biden no ha sido certificado como el ganador de ningún estado, y mucho menos de ninguno de los estados altamente controvertidos que se dirigen a recuentos obligatorios, o estados donde nuestra campaña tiene desafíos legales válidos y legítimos que podrían determinar el vencedor final”, dijo el presidente en un declaración emitida por su campaña.

“A partir del lunes, nuestra campaña comenzará a procesar nuestro caso en los tribunales para garantizar que las leyes electorales se respeten plenamente y que el ganador legítimo sea nombrado. El pueblo estadounidense tiene derecho a una elección honesta: eso significa contar todas las boletas legales y no contar las boletas ilegales”, dijo, afirmando, pero sin pruebas, que existe un fraude electoral generalizado.

“Esta es la única manera de garantizar que el público tenga plena confianza en nuestra elección. Sigue siendo impactante que la campaña de Biden se niegue a estar de acuerdo con este principio básico y quiera que las papeletas se cuenten incluso si son fraudulentas, fabricadas o emitidas por votantes no elegibles o fallecidos. Solo una parte involucrada en una infracción mantendría ilegalmente a los observadores fuera de la sala de conteo y luego pelearía en la corte para bloquear su acceso”, agregó Trump. “Entonces, ¿qué esconde Biden? No descansaré hasta que el pueblo estadounidense tenga el recuento de votos honesto que se merece y que la democracia exige”.

Mientras jugaba golf en su club en Sterling, Virginia, a unos 40 minutos de la Casa Blanca, la declaración del presidente acusó a Biden de tratar de "hacerse pasar por el ganador falsamente".

También acusó al presidente electo y a sus "aliados de los medios" de "esforzarse tanto para ayudarlo" porque colectivamente "no quieren que se exponga la verdad".

En su propia declaración, Biden dijo que está "honrado  por la confianza que el pueblo estadounidense ha depositado en mí y en la vicepresidenta electa Harris", y agregó: "Frente a obstáculos sin precedentes, un número récord de estadounidenses votó. Demostrando una vez más que la democracia late profundamente en el corazón de Estados Unidos".

Con la campaña terminada, es hora de dejar atrás la ira y la retórica dura y unirnos como nación", agregó. "Es hora de que Estados Unidos se una. Y para sanar".

El dúo emitió esas declaraciones después de que Associated Press y las principales cadenas de televisión de Estados Unidos dieran la victoria en Pensilvania a Biden, poniéndolo sobre los 270 votos electorales necesarios para asegurar la presidencia.

La declaración de victoria de Biden se produjo después de tres días completos de recuento de votos en todo el país. También ganó Nevada y sus seis votos del Colegio Electoral poco después del anuncio de Pensilvania.