Trump estaba “furioso y fuera de sí” después de burlas de Obama por conspiración racista, afirma nuevo libro

Después de esto, el expresidente republicano descartó asistir al evento anual

Gino Spocchia
sábado 20 noviembre 2021 01:24
Obama mocks Trump at 2011 White House correspondent's dinner
Read in English

Tal parece que Donald Trump estaba "fuera de sí con furia" después de la cena de corresponsales de la Casa Blanca en 2011 y las bromas de Barack Obama.

Obama reprendió en un momento infame a Trump por promover la conspiración racista “birther” que afirmaba que el presidente no era ciudadano estadounidense y, por lo tanto, no podía ser presidente de Estados Unidos.

Chris Christie, quien asistió a la cena junto con Trump, describe en su nuevo libro cómo Trump estaba "furioso y fuera de sí" después de la cena.

"Hablé con Donald después de la cena", dijo Christie en Republican Rescue. “Estaba cabreado como nunca antes lo había visto. Simplemente furioso y fuera de sí”.

Obama “nunca apartó la vista del hombre que había estado en cuestión de su derecho a ser presidente. No mostró piedad con Donald Trump”, escribió Christie en su libro, según informó The New York Times.

El exgobernador republicano de Nueva Jersey, que respaldó a Trump en 2016 y 2020, continuó alegando que su teoría de la conspiración "allanó el camino para una ola tras otra de otras conspiraciones por venir", incluida la Gran Mentira sobre su derrota electoral.

Christie, quien predijo de manera incorrecta que Trump aceptaría la derrota y la transición del poder, describió las teorías de conspiración que circulan en estos momentos en los Estados Unidos como “fantasías locas, afirmaciones inverosímiles, acusaciones extrañas y mentiras descaradas”.

Añadió: “Demostró que las falsedades personales, incluso cuando están refutadas con veracidad, pueden causar daños políticos. Las mentiras, incluso las mentiras desacreditadas, nunca desaparecen de verdad".

Obama, que había dado a conocer su certificado de nacimiento días antes de la cena de 2011, le dijo a la audiencia en el Hotel Hilton de Washington DC que "nadie está más orgulloso de poner fin a este asunto del certificado de nacimiento que Donald".

“Y eso es porque por fin puede volver a concentrarse en los temas que importan, como: ¿Fingimos el aterrizaje en la luna? ¿Qué pasó realmente en Roswell? ¿Y dónde están Biggie y Tupac?

Seth Meyers, una exestrella de Saturday Night Live, también se burló de Trump por su melena de pelo similar a un “zorro”, supuesto apoyo a las teorías de la conspiración y su reality show The Apprentice.

Trump le dijo a The Washington Post después que lo pasó "fenomenal", e incluso una "buena noche" en el evento anual, al que se negó a asistir en 2017 durante su primer año en el cargo, y luego prohibió a los funcionarios de su administración que asistieran.