Subdirectora escolar encarcelada por violar y abusar sexualmente junto con su pareja de una menor de edad

Julie y David Morris filmaron varios vídeos que los muestran violando y abusando sexualmente de una niña menor de 13 años

Grace Almond
miércoles 22 diciembre 2021 19:57

Subdirectora escolar encarcelada por violar y abusar sexualmente junto con su pareja de una menor de edad, anunció la policía

Read in English

Una subdirectora escolar fue sentenciada a 13 años y cuatro meses de cárcel por grabar junto con su pareja mientras ambos violaban y abusaban sexualmente de una menor de edad.

Julie Morris, de 44 años, era la jefa de protección en la escuela primaria St George's Central C of E en Wigan, Inglaterra. Ella y su pareja, David Morris filmaron varios vídeos que los muestran violando y abusando sexualmente de una niña menor de 13 años.

En una audiencia el miércoles, Julia Morris se declaró culpable de 18 delitos, incluidos dos cargos por violación, nueve cargos por incitar a una menor de 13 años a participar en actividades sexuales y dos por participar en actividades sexuales en presencia de una menor de edad.

También admitió tres cargos por tomar imágenes sexuales de una menor de edad, un cargo por tener comunicación sexual con una menor de edad y un cargo por poseer imágenes sexuales de una menor de edad.

David Morris se declaró culpable de 34 delitos en una audiencia anterior. Recibió una sentencia de cárcel de 16 años, con un periodo adicional de libertad supervisada de cuatro años.

Se declaró ante el Tribunal de la Corona de Liverpool que los vídeos muestran a Julie Morris riéndose mientras ocurre el abuso.

Los delitos no están relacionados con el empleo de Julie Morris en la escuela de Wigan.

El fiscal John Wyn Williams dijo que la pareja se conoció en Plenty of Fish, una aplicación de citas, en 2016. Se conocieron después de separarse de sus parejas y su relación “se volvió sexualmente intensa muy rápido”.

Wyn Williams declaró: “La comunicación entre ellos se volvió gráfica y depravada, lo que llevó a que algunas de sus fantasías sexuales se hicieran realidad”.

Agregó que después de incautar un teléfono durante la ejecución de una orden de registro, la policía encontró una conversación sobre abuso sexual de niñas en la que David Morris participó.

Después de su arresto, recibió una advertencia y se le puso en libertad. Luego se le incautaron más dispositivos que revelaron otras grabaciones de violación y abuso sexual.

Wyn Williams expresó que ambos acusados fueron arrestados al día siguiente, y agregó: “Se dirigían al Distrito Lake en un cámper con 10.000 libras esterlinas en su poder”.

Los oficiales revisaron 175.000 páginas de mensajes entre Julie y David Morris. Quienes también crearon un chat grupal con la víctima en el que hablaban sobre cómo planeaban abusar de ella.

En una audiencia previa, David Morris se declaró culpable de siete cargos por violación y 13 cargos por provocar o incitar a una menor de 13 años a participar en actividades sexuales.

También se declaró culpable de dos cargos por participar en actividades sexuales en presencia de una menor de edad, tomar imágenes sexuales, en las categorías A, B y C, poseer y distribuir imágenes sexuales, dos cargos por participar en comunicaciones sexuales con una menor de edad, tres cargos por voyerismo, posesión de una imagen pornográfica extrema y posesión de una imagen prohibida de una menor de edad.

Se declaró ante el tribunal que Julie Morris también tomaba fotografías de otras menores de edad, que no eran de carácter sexual, y se las enviaba a su pareja para “alimentar su predilección por abusar sexualmente de niñas pequeñas”.

El juez Andrew Menary comentó: “De vez en cuando se ven casos cuyas circunstancias son casi increíbles. Este es uno de esos casos. Demuestra que la depravación humana de verdad no conoce límites”.

Durante un interrogatorio, Julie Morris admitió los delitos, pero afirmó que la víctima había querido participar.

El juez Menary dijo: “Esa última declaración es tan impresionante como inadecuada”.

Paul Becker, abogado defensor de Julie Morris, argumentó que ella había “perdido todo en la vida”, incluida su reputación, carrera y hogar.

Él agregó: “A ella se le tenía en alta estima antes de su delito”.

Explicó que cuando conoció a David Morris, ella estaba “deprimida” porque había descubierto que su esposo, con quien estuvo casada 15 años, le había sido infiel.

Mairead Neeson, fiscal en jefe del CPS (Servicio de Enjuiciamientos de la Corona), dijo que el caso era uno de los peores que había visto en su carrera, y agregó: “Las descripciones de lo que hicieron son tan horribles que cuando terminé de leerlas, me puse a llorar”.

“Es una niña pequeña a la que le han robado su inocencia”.

Fuera del tribunal, el inspector en jefe, el detective Bev Hyland comentó: “Lo que hace que este caso sea aún más preocupante es el hecho de que Julie Morris estaba en una posición de confianza como maestra, tenía el puesto de jefa de protección y, sin embargo, consideró adecuado en su vida personal ignorar por completo todas las responsabilidades y la confianza que tenía gracias a su función”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in