Agente afroamericano del Servicio Secreto dijo a Trump que un mitin en Juneteenth sería “ofensivo”, afirma libro

Según los informes, el ex presidente insistió en que había hecho “famoso” al Juneteenth a pesar de no darse cuenta de que su Casa Blanca había emitido proclamas en su nombre en años anteriores

Chantal da Silva@chantaladasilva
viernes 18 junio 2021 18:44
Trump returns from underwhelming Tulsa rally holding 'MAGA' hat
Read in English

Según los informes, un agente afroamericano del Servicio Secreto le dijo a Donald Trump que sería "muy ofensivo" para él realizar un mitin en Tulsa, Oklahoma, en Juneteenth (día en que se conmemora la liberación de los esclavos de Texas en 1865), durante los días previos a la decisión de retrasar la fecha del mitin de 2020.

La revelación se hace en el próximo libro del escritor del Wall Street Journal, Michael Bender, “Frankly, We Did Win This Election: The Inside Story of How Trump Lost” , que se publicará el 10 de agosto.

En un extracto del libro publicado por Politico, Bender describe cómo los funcionarios de Trump habían discutido posibles ubicaciones y fechas para los planes antes de la manifestación.

Entre las posibles ubicaciones mencionadas se encuentran Arizona, Florida, Michigan, Oklahoma, Pensilvania y Wisconsin.

En última instancia, la campaña se centró en Oklahoma, que, según los informes, había sido incluida en la lista de posibilidades del gerente de campaña Brad Parscale después de que le preguntó al entonces vicepresidente Mike Pence sobre qué estado dirigido por un republicano amigo de Trump tenía las restricciones Covid más flexibles en el país.

Según Bender, fue Parscale quien recomendó por primera vez celebrar el mitin de Tulsa el 19 de junio.

El periodista dijo que nadie en el equipo señaló las preocupaciones sobre la fecha, o la "combinación de tiempo y lugar, como potencialmente problemática".

"Si Parscale se hubiera molestado en preguntarle a Katrina Pierson, la empleada afroamericana de mayor rango en la campaña y amiga cercana de Parscale, ella le habría dicho que el 19 de junio es Juneteenth, una festividad importante para los afroamericanos que conmemora el fin de la esclavitud", escribió Bender.

"Ella también le habría dicho que Tulsa, como la mayoría de los afroamericanos saben bien, había sido el hogar de uno de los brotes más sangrientos de violencia racial en la historia de la nación".

Cuando el personal del Comité Nacional Republicano (RNC) se enteró de los planes, sin embargo, "inmediatamente" advirtieron a Parscale que debía cancelar los planes, y la presidenta del RNC, Ronna McDaniel, le advirtió: "No hagas esto", según Bender.

"Los medios de comunicación no nos van a conceder el beneficio de la duda, especialmente ahora", habría dicho la Sra. McDaniel.

Ignorando las advertencias, siguió adelante con los planes, a pesar de tener tiempo para modificarlos, dijo Bender.

Una vez que los planes salieron a la luz, lo cual provocó indignación entre los demócratas, se informó que a Trump le sorprendió la reacción violenta y preguntó a quienes lo rodeaban si sabían qué significa Juneteenth.

Dos días después de anunciar la manifestación, el ex presidente se dirigió a un agente del Servicio Secreto, que era afroamericano, y le preguntó sobre el día.

"Sí sé qué es. Y es muy ofensivo para mí que estén teniendo este mitin en Juneteenth”, le dijo el agente del Servicio Secreto a Trump, según Bender.

Más tarde esa noche, Trump publicó en Twitter que quería cambiar la fecha de su manifestación, y que el evento se llevaría a cabo el día después de Juneteenth, el 20 de junio de 2020.

En los días previos al mitin, Bender escribe que se reunió con el presidente para una entrevista y que Trump intentó darle un nuevo giro a la controversia, afirmando que había puesto a Juneteenth en el radar del público.

"Nadie había oído hablar de eso", según los informes, afirmó Trump.

Bender dijo que el entonces presidente se sorprendió al enterarse que su propia administración había emitido declaraciones en sus primeros tres años en el cargo para conmemorar el Juneteenth.

"¿Ah, de verdad?" Trump respondió, según el periodista. “¿Publicamos una declaración? ¿La Casa Blanca de Trump emitió una declaración?

Luego, más tarde, insistió en que había hecho "algo bueno" al provocar la controversia.

"Hice muy famoso al Juneteenth", dijo.

Al final, el mitin de Tulsa fue visto como un desastre, con solo 6.200 personas esparcidas por el estadio BOK Center con capacidad para 19.000 personas, en lo que fue el primer mitin de Trump en tres meses. Se culpó a la preocupación por la pandemia y a una campaña de usuarios de TikTok y fanáticos del K-Pop que reservaron asientos falsamente.

Leer más:Corte Suprema rechaza impugnación a ley de salud de Obama

Durante la manifestación, dijo que les había dicho a sus expertos en coronavirus que “ralentizaran las pruebas”, aparentemente para disfrazar el verdadero número de infecciones, lo que influyó en la evaluación de los críticos de que no se estaba tomando la pandemia en serio.

El amigo de Trump y antiguo candidato a la nominación presidencial republicana, Herman Cain, asistió al mitin y poco después se le diagnosticó covid-19, enfermedad de la que murió el 30 de julio. No está claro si Cain se había infectado como resultado de su asistencia.

A su regreso a la Casa Blanca, el video y las fotografías mostraban a un Trump aparentemente abatido caminando lentamente desde Marine One, luciendo cansado y con la corbata desanudada de manera inusual.