¿Qué amenaza representa para EEUU el brote de estreptococo A en el Reino Unido?

En medio de un aumento reciente en las muertes por infecciones de estreptococo A en el Reino Unido, los CDC ahora están monitoreando de cerca un posible aumento de las infecciones bacterianas en los EEUU. Un experto en enfermedades infecciosas pediátricas le cuenta a Andrea Blanco que los brotes anteriores en Gran Bretaña no han tenido un impacto en Estados Unidos, pero es difícil saber si ese será el caso esta vez

Jueves, 08 de diciembre de 2022 19:39 EST
Read in English

Lo que comenzó como una infección bacteriana común terminó con la muerte de quince niños infectados con estreptococo del grupo A en Gran Bretaña.

Las autoridades sanitarias emitieron una advertencia grave para los padres en el Reino Unido, ya que el número de muertes infantiles causadas por la infección sigue aumentando. La última víctima, una niña irlandesa de cinco años, se enfermó de gravedad la semana pasada antes de morir el lunes por complicaciones relacionadas con el estreptococo A.

Aunque los pacientes pediátricos suelen presentar síntomas leves como fiebre, amígdalas inflamadas y ganglios linfáticos, las complicaciones pueden surgir cuando la infección ingresa al torrente sanguíneo, lo que lleva a una enfermedad potencialmente mortal conocida como estreptococo invasivo del grupo A (iGAS).

En Estados Unidos, los casos de iGAS disminuyeron durante la pandemia, pero los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) le dijeron a The Independent el miércoles que los médicos en los EEUU informaron a la agencia sobre un posible aumento reciente, que ahora se está supervisando de forma activa.

El Dr. Mark Hicar, experto en enfermedades infecciosas pediátricas y profesor asociado de la Facultad de Medicina y Ciencias Biomédicas Jacobs de la Universidad de Buffalo, le dijo a The Independent que es difícil saber si los Estados Unidos podrían ver un brote similar al reciente en el Reino Unido.

Según datos de los CDC, siete niños menores de 17 años por cada 100.000 en las áreas supervisadas murieron por complicaciones de estreptococo A antes de la pandemia en 2019.

Se informó una muerte por cada 100.000 habitantes en las áreas supervisadas en 2020, cuando se emitió el último informe.

Los CDC solo rastrean las infecciones por iGAS y no rastrean las infecciones por estreptococo A no invasivas. Solo 10 estados proporcionaron datos sobre iGAS en el informe más reciente.

“Las medidas de mitigación (como el cierre de escuelas y lugares de trabajo, o el uso de cubrebocas) utilizadas durante los primeros dos años de la pandemia de covid-19 ayudaron a reducir la propagación de muchos virus y bacterias”, dijo un portavoz.

“Ahora que estos gérmenes se están propagando otra vez, es posible que estemos volviendo a los patrones de infección típicos de iGAS, incluido un aumento estacional en los meses de invierno”.

¿Qué son las infecciones por estreptococo A?

El estreptococo del grupo A es una infección bacteriana común, que se observa principalmente en niños.

En los casos más graves y raros, la infección provoca enfermedades como erupciones rojas rosadas (fiebre escarlatina), infección bacteriana de la piel (impétigo), tejido necrosante (fascitis), síndrome de choque tóxico estreptocócico, neumonía y sepsis.

Sin embargo, la mayoría de las infecciones por estreptococo del grupo A presentan síntomas leves similares a los de la gripe.

“Hay muchas cepas del estreptococo del grupo A y ha habido brotes aislados en el Reino Unido en el pasado (2015 y 2018)”, señaló el Dr. Hicar. “… el aumento anterior de casos en el Reino Unido no pareció haber afectado los casos de EEUU, por lo que es difícil de decir si afectará esta vez”.

El Dr. Hicar dice que ciertas cepas de la infección pueden provocar una “erupción de papel de lija” que generalmente hace que los niños se enfermen más y se conoce como “fiebre escarlatina”.

“Por lo general, esto ocurre con infecciones de garganta o casos de faringitis, pero también puede pasar con infecciones de impétigo. Esta cepa parece ser la forma reportada actualmente en el Reino Unido”, él dijo.

Agregó que los niños inmunocomprometidos corren un mayor riesgo cuando contraen el estreptococo A.

“Ciertos niños sin una buena función del bazo o que tienen otras formas de depresión inmunológica enfrentan un mayor riesgo de sepsis, shock tóxico y fascitis necrosante (la infección por estreptococo del grupo A ‘come carne’)”, dijo el Dr. Hicar.

Los médicos advirtieron a la madre de Tayden, de dos años, a quien le diagnosticaron anemia aplásica a principios de este año, que el trasplante de su hija podría retrasarse después de que la niña contrajo estreptococo A la semana pasada.

“Estaba irritable y cansada el día anterior a la fiebre”, Heather, que vive en Utah, le dijo a The Independent.

Los síntomas de Tayden se resolvieron dentro de las 48 horas posteriores a la administración de antibióticos. Se espera que esté recuperada para su trasplante.

El dolor de garganta es uno de los principales signos de infección por estreptococo A

¿Podrían aumentar las infecciones después de la pandemia?

Un portavoz de los CDC le dijo a The Independent que es necesario recopilar más datos para tener una mejor idea de las tendencias recientes del estreptococo del grupo A en los Estados Unidos.

“Los aumentos recientes en los virus respiratorios, particularmente la influenza, pueden estar contribuyendo a un posible aumento en las infecciones por iGAS. Las infecciones virales simultáneas o previas, como la influenza y las afecciones de la piel, como la varicela, pueden aumentar el riesgo de infecciones por iGAS”, explicó el portavoz.

El Dr. Hicar agregó que el uso de cubrebocas no parece reducir las infecciones.

“Los cubrebocas ayudan bien con los virus respiratorios, como la gripe y el covid-19, pero otros organismos que pueden permanecer en las superficies [como el estreptococo A] tienden a no verse tan afectados por el uso de cubrebocas”, él dijo. “Los datos de EEUU disponibles a partir de 2020, el primer año de la pandemia, parecen estables para las tasas de mortalidad e infecciones invasivas por estreptococo del grupo A”.

Los CDC estiman entre 14.000 y 25.000 casos de iGAS en los últimos cinco años, y entre 1.500 y 2.300 muertes en el mismo periodo.

¿A qué síntomas deben prestar atención los padres?

Según los CDC, la mayoría de los niños infectados con estreptococo A padecerán dolor al tragar, fiebre, amígdalas rojas e hinchadas (a veces con manchas blancas o vetas de pus) e inflamación de los ganglios linfáticos en la parte delantera del cuello.

El Dr. Hicar le dice a The Independent que el dolor de garganta y la fiebre deberían desaparecer en unos pocos días. Aconsejó a los padres que se comuniquen nuevamente con sus médicos si los síntomas persisten.

“Si a su hijo se le diagnosticó estreptococo del grupo A y parecía estar mejorando, pero luego empeoró, hable con su médico”, recomendó. “Podría ser el comienzo de una de estas raras complicaciones más graves”.

Reiteró que aunque la mayoría de los casos no son peligrosos para los niños, las complicaciones pueden llegar a ser fatales si la infección llega al torrente sanguíneo (bacteriemia), a los pulmones (neumonía) o al cerebro (meningitis).

La nueva cepa de estreptococo del grupo A podría ser más propensa a causar infecciones internas graves

¿Cómo se infectan los niños?

Los entornos concurridos, como escuelas y guarderías, aumentan el riesgo de infecciones por estreptococo A.

La bacteria es muy contagiosa y puede propagarse a través de gotitas respiratorias al hablar, toser o estornudar, y a través del contacto directo cuando los pacientes desarrollan llagas en la piel, según los CDC.

En casos muy raros, también se puede propagar a través de los alimentos si no se manipulan de forma correcta.

“Como animales sociales, estamos constantemente bombardeados por bacterias y virus que la mayoría de las veces nuestro sistema inmunológico rechaza”, aclara el Dr. Hicar a The Independent.

“… cuanta más exposición tiene una persona, más probable es que se infecte. Sin embargo, hay muchos beneficios de la interacción y socialización entre pares”.

¿Qué hacer si sospechas que tu hijo tiene estreptococo A?

Las infecciones por estreptococo A se pueden diagnosticar a través de una prueba rápida de estreptococo que consiste en pasar un hisopo por la garganta.

Los médicos también administran cultivos de garganta a los pacientes. Aunque este método tarda de uno a dos días, es más efectivo que las pruebas rápidas.

¿Cuál es el tratamiento para el estreptococo A?

Actualmente, no existe una vacuna para prevenir las infecciones por estreptococo A.

Los antibióticos disminuyen los síntomas y previenen las complicaciones y son la forma de tratamiento más utilizada. Una vez que se recetan los antibióticos, los pacientes deben comenzar a sentirse mejor dentro de 48 horas.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in