Oleoducto Trans-Alaska en peligro de ruptura debido al permafrost que se descongela rápidamente, advierten expertos

Advertencias de daños ambientales a medida que el trabajo comienza a estabilizar la sección de 810 pies

Gino Spocchia
martes 13 julio 2021 18:24

Erupción de un volcán de lodo cerca de instalaciones petrolíferas

Read in English

El oleoducto Trans- Alaska está en peligro de ruptura, advirtieron los expertos, ya que el derretimiento del permafrost amenaza una sección de 810 pies del oleoducto.

Se sospecha que los soportes que sostienen una sección, se han movido o en el peor de los casos, se han torcido, ya que el deshielo del permafrost de Alaska altera el terreno.

En lo que parece ser la primera señal de "deslizamiento de la pendiente", los expertos y funcionarios del Departamento de Recursos Naturales de Alaska, esperan un mayor cambio de los apoyos del Oleoducto Trans-Alaska.

El trabajo para instalar aproximadamente 100 termosifones, tubos que enfrían el permafrost que soporta el oleoducto Trans-Alaska, comenzó el mes pasado y tardará 120 días en ejecutarse.

Como informó NBC News el domingo, el trabajo fue aprobado por el departamento de recursos naturales en un intento de mantener congelada la pendiente y evitar mayores daños estructurales.

La instalación de los termosifones se propuso por primera vez en un informe de 2020 sobre el oleoducto, que se encuentra entre los más largos del mundo, y se inauguró en 1977.

En las últimas décadas, las temperaturas del permafrost han aumentado 3.5F y según NBC, se espera que aumenten aún más con los pronósticos de un aumento de 4F en la temperatura promedio de Alaska para 2050.

Leer más: Fuerzas de seguridad venezolanas “amenazan” al líder opositor Guaidó

Tony Strupulis, coordinador del oleoducto del Departamento de Recursos Naturales de Alaska, dijo que sigue "muy atento" a las consecuencias del deshielo del permafrost en la integridad del oleoducto, que ha sido responsable de 18 derrames de petróleo.

“La filosofía de diseño es, si está congelado, manténgalo congelado”, dijo a NBC News.

“Si el permafrost se derrite, el suelo pierde su agarre sobre los pilotes”, agregó Doug Goering, de la Facultad de Ingeniería y Minas de Fairbanks de la Universidad de Alaska... "Puedes entender las consecuencias".

Aproximadamente 124.000 termosifones ya están colocados a lo largo del oleoducto, que fue diseñado con la expectativa de que las temperaturas eventualmente aumentarían, desestabilizando el permafrost debajo.