Inundaciones en Francia: Rescatistas, helicópteros y militares buscan a 8 desaparecidos en el desastre

Más de 100 viviendas quedaron destruidas o sufrieron daños graves, según el alcalde de Niza, Christian Estrosi.

Associated Press
domingo 04 octubre 2020 14:26
Personal de emergencia retira árboles caídos en el sureste de Francia.
Personal de emergencia retira árboles caídos en el sureste de Francia.

Las autoridades francesas desplegaron el domingo a unos 1.000 bomberos, cuatro helicópteros militares y tropas para ayudar a buscar a al menos ocho personas en una montañosa región en el sureste, después de devastadoras inundaciones que mataron a dos personas en la vecina Italia.

El agua arrastró casas y destruyó carreteras y puentes en torno a la ciudad de Niza, en la Riviera Francesa, después de que en menos de 12 horas cayera casi la lluvia media de todo un año. Más de 100 viviendas quedaron destruidas o sufrieron daños graves, según el alcalde de Niza, Christian Estrosi.

Los rescatistas también proporcionaban asistencia de urgencias el domingo, lo que incluía repartir comida y agua, a habitantes en poblados aislados.

Entre los desaparecidos había dos bomberos que vieron su vehículo arrastrado por un torrente cuando se desmoronó una carretera al sur del pueblo de Saint-Martin-Vesubie. Las autoridades temían que hubiera más víctimas, ya que muchas familias no lograron contactar con sus parientes debido a una caída en el servicio de telefonía móvil.

El primer ministro de Francia, Jean Castex, que sobrevoló la zona en helicóptero, expresó su “grave preocupación” por el alcance de las inundaciones.

Unas 10.500 viviendas se quedaron sin electricidad el domingo, según la compañía eléctrica francesa Enedis.

En Italia, un bombero murió durante una operación de rescate en la región montañosa norteña de Val d’Aosta. Un equipo de búsqueda encontró un cuerpo en la provincia de Vercelli, en el Piamonte, donde un hombre había sido arrastrado por las aguas.

Bomberos italianos rescataron además a 25 personas que habían quedado atrapadas por las inundaciones en el lado francés de un paso de montaña.