Miles de refugiados afganos se encuentran dispersos por todo el mundo, enfrentan años de incertidumbre

El ex general estadounidense de cuatro estrellas advierte que procesar a los refugiados en terceros países podría llevar diez años, escribe Andrew Buncombe

domingo 05 septiembre 2021 00:27

Albania, Australia, Kosovo, Macedonia del Norte, España, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Uganda, Ruanda, México, Alemania, Francia, Irán, Pakistán, España y Tayikistán, son algunos países que apoyan refugiados.

Read in English

Hasta 100 mil refugiados afganos se han dispersado por todo el mundo tras la toma de poder de los talibanes, sumidos en la ansiedad y el miedo y enfrentando obstáculos burocráticos que podrían dejarlos varados durante años.

En las dos semanas transcurridas entre la toma del control de Afganistán por los talibanes y la fecha límite del 31 de agosto para que Estados Unidos completara la evacuación de civiles y soldados, alrededor de 123 mil personas salieron en avión. Estados Unidos dijo que su propio avión había transportado a 79 mil personas, incluidos 6 mil estadounidenses y más de 73 mil 500 ciudadanos de terceros países y civiles afganos.

Sin embargo, los activistas dicen que, si bien esta trepidante lucha puede haber salvado un gran número de vidas, ha arrojado a decenas de miles de personas a un futuro incierto.

Hasta 20 países, desde Albania hasta Uganda, han acordado albergar a algunos afganos de forma temporal mientras se evalúa su documentación y situación jurídica. Quienes trabajan con refugiados dicen que hay informes de que algunas personas no tienen idea de su destino cuando suben a un avión y que algunas aún no están seguras incluso cuando aterrizan.

Recientemente, un ex general de la marina estadounidense de cuatro estrellas, James “Hoss” Cartwright, instó a la comunidad humanitaria internacional a centrarse de inmediato en establecer lugares donde los refugiados puedan vivir cuando se muden de los lugares de acogida temporales de EE.UU., dijo que podrían estar allí durante una década.

“Lo difícil es lograr que la gente se concentre en la población de refugiados a largo plazo. No están en un lugar donde puedan quedarse, no están en un lugar donde se van a asentar”, dijo en un evento organizado por el Atlantic Council en Washington DC.

El general, que se desempeñó como vicepresidente del Estado Mayor Conjunto y es un académico del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, agregó: “Tendrán que estar en el lugar durante cinco a 10 años. Se necesitará tanto tiempo para determinar el estatus de refugiado".

En el drama de la evacuación final de Estados Unidos de Afganistán, un acto que puso fin a una ocupación militar de 20 años, gran parte de la atención de los medios se ha centrado en la muerte de 13 soldados estadounidenses y más de 100 afganos, muertos en un ataque suicida con bomba en el mismo últimos días. También ha habido críticas al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por dejar atrás hasta 200 ciudadanos estadounidenses y potencialmente decenas de miles de afganos que habían trabajado con Estados Unidos o con otros gobiernos aliados.

Leer más: Fuerzas talibanes ponen abrupto fin a protesta de mujeres

De hecho, ya bajo la presión de los republicanos, Biden a menudo ha tratado de enfatizar los bloqueos que está poniendo en el camino de los afganos comunes que vienen a Estados Unidos.

"Los aviones que despegan de Kabul no vuelan directamente a Estados Unidos", dijo Biden el mes pasado. "En estos sitios... estamos llevando a cabo controles de seguridad exhaustivos para todos los que no son ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales".

Se ha prestado mucha menos atención a la cuestión básica de qué pasará ahora con los 100 mil afganos o más que fueron trasladados en avión, ya sea a Estados Unidos o a terceros países.

Robyn Barnard, experta en inmigración de Human Rights First, dijo a The Independent que había preocupación por que se procesara a las personas fuera de Estados Unidos.

“Estamos instando al gobierno a no dejar a personas en estos países para el procesamiento de visas, porque algunos de los tiempos de procesamiento pueden extenderse a muchos años”, dijo.

Más bien, su organización está instando a Biden a permitir que los refugiados ingresen a los Estados Unidos con la llamada "libertad condicional" y que procesen sus solicitudes allí.

“Muchas de las personas en estos países son bastante vulnerables y no se las debería dejar languidecer en otros países cuando tienen apoyo aquí, y hay una gran comunidad de afganos estadounidenses que las apoyan”, dijo.

Uno de los países que ha aceptado a varios cientos de refugiados, incluidos varios periodistas afganos, es México, donde uno de los grupos que los ayuda es el Comité Internacional de Rescate (IRC).

Hablando desde la Ciudad de México, Raymundo Tamayo, director de país del IRC para México, dijo que su grupo les estaba diciendo a los refugiados que deberían esperar estar allí entre 12 y 18 meses antes de que estén en condiciones de seguir adelante o solicitar la residencia en México.

Dijo que las personas con las que habló estaban cansadas y agradecidas de estar allí, pero también preocupadas por los amigos y la familia que aún se encuentran en Afganistán. “México tiene una larga historia de acoger a los evacuados y solicitantes de asilo cuando el conflicto ha golpeado más duramente”, dijo.

El mes pasado, mientras Estados Unidos volaba en su misión de evacuación final, Estados Unidos, junto con otros 98 países, dijo que estaba preparado para ofrecer un puerto seguro a los afganos. Hasta el momento, la lista de naciones que realmente han aceptado personas o se han comprometido firmemente a proporcionar visas es inferior a 20, y está formada por Albania, Australia, Kosovo, Macedonia del Norte, España, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Uganda, Ruanda, México, Alemania, Francia, Irán, Pakistán, España y Tayikistán.

Algunos, como España y Francia, han acordado aceptar menos de 100 familias.

Gran Bretaña ha evacuado a 8 mil 500 afganos, la mayoría de los cuales habían trabajado con las fuerzas del Reino Unido y han sido reasentados en virtud de la Política de asistencia y reubicaciones afganas (ARAP). El gobierno dice que planea aceptar a 5 mil afganos vulnerables adicionales en el próximo año, y 20 mil a largo plazo, bajo un programa separado que aún no ha comenzado.

Mientras tanto, The Independent ha lanzado una campaña instando al gobierno a ser más generoso.

Según los informes, Estados Unidos alberga a 20 mil evacuados afganos en cinco estados: Virginia, Wisconsin, Nuevo México, Nueva Jersey e Indiana, con otros 40 mil en el extranjero.

Varios países, incluidos Australia, Suiza y Turquía, han dejado en claro que no quieren aceptar "miles" de afganos. Algunos, incluidos Austria, China y Rusia, han dicho que no aceptarán ninguno.

La Unión Soviética lanzó su propia y sangrienta ocupación de Afganistán en la década de 1980. Pero Vladimir Putin dijo que no abriría las fronteras del país y que no aceptaría que "militantes aparezcan aquí al amparo de refugiados".

En algunos de los países a los que han llegado refugiados, incluido Uganda, algunos lugareños han expresado su preocupación por la supuesta amenaza que presentan las personas que huyen de décadas de guerra. En Estados Unidos, los republicanos han intentado convertir el tema en un arma para atacar a Biden.

El influyente locutor de Fox News, Tucker Carlson, que algunos creen que podría postularse para la presidencia en 2024, ha afirmado que Estados Unidos se enfrenta a una "invasión".

El departamento de estado de EE.UU. no respondió preguntas específicas sobre cuánto tiempo tomaría el procesamiento de las visas, o si se les dijo a las personas a dónde iban en avión.

"La administración Biden ha demostrado, frente a desafíos importantes, su compromiso sacrosanto con los miles de valientes afganos que han estado al lado de Estados Unidos en el transcurso de las últimas dos décadas", dijo un portavoz en un comunicado. y agregó que estaba intensificando la tramitación de las denominadas visas SIV para quienes se encuentran en mayor riesgo.

Esta semana, el departamento de estado admitió que la gran mayoría de los afganos que habían trabajado para los Estados Unidos como intérpretes o en otros roles, y eran elegibles para tales visas, todavía estaban en Kabul.

Rina Amiri, ex asesor del fallecido Richard Holbrooke, quien fue asesor especial de Barack Obama en Afganistán y Pakistán, ha estado tratando de crear conciencia sobre la difícil situación de los afganos que ahora están varados “en todas partes”.

Amiri, investigadora principal del Centro de Cooperación Internacional de la Universidad de Nueva York, dijo que sus amigos la habían estado llamando para preguntarle cómo podían ayudarla. Dijo que les aconsejó que comenzaran a llamar a cualquier persona del gobierno, de los negocios o de la filantropía que pudiera ayudar.

Ella dijo que este esfuerzo empresarial y de base había vinculado a los expertos regionales con personas con suficiente dinero para alquilar un avión, así como a funcionarios del gobierno.

“Una amiga empezó a llamar a gente que conocía y trató de encontrar países que aceptaran gente”, dijo. “No tuvo suerte con Grecia, pero España acordó llevarse a 40 familias”.

Amiri dijo que muchos se estaban yendo de Afganistán sin nada. Estaba escuchando a personas que subían a aviones sin saber adónde iban, o incluso dónde habían aterrizado.

Un desafío importante, dijo, era contrarrestar la percepción simplista de que el oeste de Afganistán es un país absolutamente pobre. La verdad, dijo, es que tiene una clase media considerable, y las personas que huían con solo una bolsa antes tenían “casas, celulares, televisores”.

Sobre el esfuerzo por ayudar a esas personas, dijo que estaba "inmensamente conmovida por las personas, las organizaciones y las personas que acaban de dar un paso al frente y movilizarse porque están horrorizadas por lo que está sucediendo allí".

Ella agregó: “Nunca había visto nada como esto en ningún lado. Y rompe tu fe en las instituciones y restaura tu fe en la humanidad".