Detienen a los protagonistas del asalto al Capitolio en EEUU: Q-Shaman y Richard Barnett

Acusan de conspiración federal a dos integrantes de Proud Boys tras disturbios en el Capitolio

El Departamento de Justicia dice que dos hombres de Nueva York, identificados como miembros de los Proud Boys, han sido acusados de conspiración federal y otros cargos 

Via AP news wire
domingo 31 enero 2021 00:45
Read in English

Dos hombres identificados como miembros de los Proud Boys han sido acusados de conspiración federal y otros cargos en los disturbios del Capitolio, mientras los fiscales aumentan las apuestas en algunos de los casos derivados de la insurrección del 6 de enero.

Dominic Pezzola, un exmarine que según las autoridades fue visto en un video rompiendo una ventana del Capitolio con un escudo antidisturbios robado de la Policía del lugar, y William Pepe, quien según las autoridades fue fotografiado dentro del edificio, fueron arrestados a principios de mes por cargos federales que incluían ilegalidad entrar en un edificio restringido. Los dos, ambos del estado de Nueva York, ahora han sido acusados en Washington por cargos que recientemente incluyen conspiración.

"El objeto de la conspiración era obstruir, influir, obstaculizar e interferir con los agentes del orden público comprometidos con sus deberes oficiales de proteger el Capitolio de los Estados Unidos y sus terrenos", dice la acusación, acusando a Pezzola, Pepe y otras personas anónimas de liderar un grupo de Proud Boys y otros al Capitolio y barricadas policiales en movimiento allí.

Pezzola tomó el escudo de un oficial y lo usó para romper la ventana, según la acusación que se presentó en la corte el viernes.

El abogado de Pezzola, Michael Scibetta, dijo el sábado que estaba investigando los cargos, pero que aún no había podido discutir la acusación con su cliente, que está detenido sin derecho a fianza. Un abogado de Pepe, Shelli Peterson, se negó a comentar.

Tres autodenominados miembros de un grupo paramilitar fueron acusados de conspiración este mes y acusados de planear el ataque al Capitolio. Pero los nuevos cargos contra Pezzola y Pepe parecen ser los primeros casos de conspiración que involucran a presuntos miembros de los Proud Boys, un grupo de extrema derecha de autodenominados "chovinistas occidentales".

Michael Sherwin, el fiscal estadounidense interino de Washington, dijo en un expediente judicial el viernes que Pezzola "demostró perseverancia, determinación y coordinación al estar en la línea del frente en cada paso del camino antes de irrumpir en el Capitolio", y que sus acciones destruyeron la ventana y permitir que un grupo inicial de alborotadores atraviese "no se puede exagerar".

Pezzola fue visto más tarde en un video dentro del Capitolio con un cigarro, con lo que él llamó un "humo de la victoria" y jactándose de que "sabía que podíamos asumir esto", escribió Sherwin. Argumentó que los comentarios mostraban que Pezzola "invirtió una esfuerzo por apoderarse del Capitolio y que lo hizo en coordinación con otros".

Un testigo no identificado le dijo al FBI que Pezzola estaba con un grupo en el Capitolio cuyos miembros dijeron que habrían matado a cualquiera que hubieran atrapado, incluida la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el entonces vicepresidente Mike Pence, según los fiscales. El testigo agregó que las personas del grupo dijeron que regresarían el "20" y matarían a todos los que pudieran. La inauguración presidencial fue el 20 de enero.

En una búsqueda en la casa de Pezzola en Rochester, Nueva York, los agentes del FBI encontraron una memoria USB con cientos de archivos que detallaban cómo fabricar armas de fuego, venenos o explosivos, escribió Sherwin argumentando que Pezzola debería continuar detenido sin fianza.

Pezzola, de 43 años, sirvió seis años en los Marines en Estados Unidos como soldado de infantería y fue dado de baja en 2005 con el rango de cabo, según muestran los registros de servicio. Su abogado ha dicho que su cliente trabaja por cuenta propia y es un hombre de familia.

Pepe, de 31 años, fue fotografiado dentro del Capitolio y luego identificado como un trabajador del patio de trenes de Metro-North Railroad que se había reportado enfermo para ir a Washington para una protesta el 6 de enero por partidarios del entonces presidente Donald Trump, según un informe de enero. Pepe, quien vive en Beacon en el valle de Hudson de Nueva York, ha sido suspendido sin paga de su trabajo en el ferrocarril de cercanías del área de la ciudad de Nueva York.

A instancias de Trump, miles de manifestantes acudieron al Capitolio. Algunos luego lo asaltaron, interrumpiendo temporalmente la certificación del Congreso de la victoria del presidente demócrata Joe Biden sobre el republicano Trump en las elecciones de noviembre.

En general, las autoridades federales han acusado a más de 150 personas en el sitio del Capitolio.

El Departamento de Justicia dijo que tanto Pepe como Pezzola han ido a las reuniones de Proud Boys y tienen chalecos tácticos estampados con el logo del grupo.

El grupo es conocido por enfrentamientos violentos con antifascistas y otros opositores ideológicos en las protestas. En un momento notable en la campaña electoral el año pasado, Trump le dijo al grupo que "se aparten y se mantengan al margen" cuando se le preguntó en un debate de septiembre si condenaría a los grupos de supremacistas blancos y milicias que se presentaron en algunas protestas el verano pasado.

Poco antes de los disturbios en el Capitolio, el líder de los Proud Boys, Henry “Enrique” Tarrio, fue arrestado en Washington y se le ordenó permanecer fuera de la ciudad luego de ser acusado de vandalizar una pancarta Black Lives Matter en una histórica iglesia negra en diciembre.