Pelosi planea votar esta semana mientras continúa batalla por la propuesta de infraestructura de Biden

Los demócratas parecen estar preparados para un segundo intento de aprobar la agenda de infraestructura de Biden

John Bowden
lunes 25 octubre 2021 19:30
Pelosi says House planning vote this week on infrastructure
Read in English

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que la Cámara y el Senado planean comenzar la aprobación de la agenda de infraestructura del presidente Joe Biden esta semana luego de que las preocupaciones de los moderados hicieron que los proyectos de ley no llegaran al piso el mes pasado.

Durante una entrevista el domingo con Jake Tapper de CNN, la líder demócrata de la Cámara explicó que "el plan" era llevar el proyecto de ley de compromiso de infraestructura bipartidista a votación en la Cámara esta semana cuando se llegara a un acuerdo sobre el paquete de reconciliación presupuestaria. Dicho paquete incluye financiamiento para una expansión de Medicare y otras disposiciones, incluido el lenguaje destinado a combatir el cambio climático.

"Creo que en esencia tenemos un trato ahora", declaró , y agregó que el "lenguaje" del paquete de reconciliación presupuestaria aún es el último punto de conflicto.

Todavía no está claro cuál será el tamaño final del paquete de reconciliación; la Casa Blanca había apoyado y pedido un proyecto de ley por un total de US$3,5 billones durante diez años, pero Manchin declaró que quiere ver un proyecto de ley mucho más pequeño que eso.

La legislación permaneció congelada durante semanas. La Cámara y el Senado planearon votar a fines de septiembre, solo para que una disputa entre las alas conservadora y progresista del Partido Demócrata causara demoras.

Dos senadores, Joe Manchin de Virginia Occidental y Kyrsen Sinema de Arizona, resistieron durante semanas las demandas sin especificar de que se redujera el precio del proyecto de ley de reconciliación presupuestaria. Los progresistas, mientras tanto, se negaron a votar por el paquete de compromiso en la Cámara hasta que se concluyera el acuerdo de reconciliación más amplio, lo que puso ambos proyectos de ley en peligro de ser derrotados.

Después de mucha negociación entre la Casa Blanca, los progresistas en el Senado y los dos senadores conservadores, parece que un acuerdo está a su alcance, aunque con recortes en las principales prioridades del presidente, entre ellas la licencia familiar remunerada, gracias a los esfuerzos de Manchin y Sinema.

La Casa Blanca manifestó su deseo de promulgar ambos proyectos de ley, mientras que Sinema en particular se enfrentó a una multitud de críticas por parte de sus colegas legisladores con respecto a su total falta de voluntad para explicar sus posiciones, ya sea de forma pública o en asambleas privadas de su partido.