Fiscal general enfrenta extraño cuestionario de arte mientras republicanos lo interrogan sobre Hunter Biden

Un miembro del panel republicano le pide a Merrick Garland que nombre a un abogado especial para investigar las ventas de arte del hijo del presidente

John Bowden
viernes 22 octubre 2021 20:58
GOP congressman turns committee hearing into art show
Read in English

Un miembro republicano del Comité Judicial de la Cámara de Representantes utilizó su tiempo durante el interrogatorio del jueves al fiscal general Merrick Garland para exponer una muestra de arte improvisada antes de pedirle al director del Departamento de Justicia que investigara al hijo del presidente.

Las preguntas vinieron del representante Ken Buck, un conservador y leal al ex presidente Donald Trump que fue parte del esfuerzo para anular la victoria electoral de 2020 del presidente Joe Biden, dicho esfuerzo estaba basado en afirmaciones falsas difundidas por Trump.

Durante la audiencia del jueves, Buck mostró dos obras de arte impresionista, una de Claude Monet y la otra de Edgar Degas, antes de mostrar una pieza vendida por Hunter Biden, el hijo adulto de Biden, por US$100.000 dólares.

Luego lanzó muchas críticas sobre el tema. Alegó que los estadounidenses no tenían forma de saber si las personas o entidades que buscan ganarse el favor de la administración de Biden canalizaban dinero a la familia Biden a través de las ventas de arte de Hunter, una crítica que también han hecho expertos independientes en ética y periodistas del cuerpo de prensa de la Casa Blanca.

"Hunter Biden debería cancelar esta venta de arte porque sabe que los precios se basan en el trabajo de su padre", sostuvo Buck. "Qué vergüenza [para Biden] si no le pide a Hunter que se detenga".

La Casa Blanca no respondió de forma directa a las críticas en la rueda de prensa diaria del jueves. Sin embargo, ha respondido preguntas similares de periodistas en el pasado al afirmar que la relación entre Hunter Biden y el comerciante de arte que gestiona la venta de las piezas impide que la Casa Blanca o el presidente sepa quién o qué entidades compran piezas de arte individuales.

Sin embargo, la relación aún enfrenta críticas y no solo de los partidarios del expresidente. Richard Painter, un jefe de ética de la Casa Blanca durante el mandato del ex presidente George W. Bush, que defendió a Biden de las críticas sobre la carrera de Hunter en el pasado, cambió de opinión después de que se conocieron las ventas de arte este año.

“Todo es una muy mala idea”, dijo Painter, quien agregó: “La reacción inicial que mucha gente tendrá es que saca provecho de ser el hijo de un presidente y quiere que la gente le dé mucho dinero."

Garland no dijo durante la audiencia si apoyaría la solicitud de Buck de un abogado especial para investigar a Hunter Biden, y solo dijo que llevaría la carta del congresista al Departamento de Justicia "bajo aviso".