Ejecutivo derrocado de Papa John’s se comió 800 pizzas en enojo contra la “élite progresista de izquierda”

El fundador sigue con sus “pruebas” de pizzas en medio de una demanda contra ex empresa de relaciones públicas

Gino Spocchia
viernes 05 noviembre 2021 15:23
Former Papa John's CEO says he's had over 40 pizzas in 30 days and the quality has changed
Read in English

El ejecutivo y fundador derrocado de Papa John's reveló que ha comido ochocientas pizzas en los últimos dieciocho meses para mostrar cómo la compañía ha caído sin él a la cabeza.

John Schnatter, que abrió su primer Papa John's en 1984, se vio obligado a renunciar como director general y, después, como presidente en 2018 tras una grabación filtrada de él mientras decía un insulto racista.

El hombre de sesenta y un años se disculpó por sus comentarios en ese momento, pero desde entonces ha librado una guerra publicitaria contra el director general Rob Lynch y los ejecutivos de su antigua firma, quienes, según él, conspiraron para derrocarlo junto con la "élite progresista de izquierda".

“Algunas estaban quemadas. Otras estaban crudas”, le dijo a Bloomberg,y agregó que su representante, Mark Serrano, quien había trabajado para Donald Trump, estaba detrás de su hazaña de comer pizza.

Tampoco es la primera vez que el fundador de Papa John's admitió haber comido “cuarenta pizzas en los últimos treinta días” durante una entrevista con WDRB News en 2019.

Schnatter, sin aclarar, comentó que la forma en que “arman la pizza no es sólida en sus fundamentos” y que “no era la misma pizza”.´

Aún se llama a sí mismo "Papa John" y declaró en su entrevista que los ejecutivos de la empresa y los demócratas de la "élite progresista de izquierda" fueron responsables de sus renuncias como director ejecutivo y presidente en 2017 y 2018.

"La élite progresista de la izquierda se preocupa por mí", aseveró Schnatter sobre la reacción a las acusaciones que hizo sobre la Affordable Care Act presentada por Barack Obama en 2012, y que él comentó que elevaría el precio de la pizza de Papa John's hasta catorce centavos cada una.

Según Bloomberg, Fox News mencionó dicha acusación varias veces en ese momento y, hace poco, Schnatter comenzó a aparecer en la red de noticias de derecha OANN.

Schnatter también alegó que Laundry Service, la firma de relaciones públicas que trabajó con él en el momento de su renuncia como director general de Papa John's, fue responsable porque su propietario, Casey Wasserman, era un donante del partido demócrata.

Según los informes, se negó a devolver los comentarios a Bloomberg.

“Yo era un héroe local. Luego, en algún lugar entre la tienda número 1.000 y la 2.000, me convierto en un tipo malo”, dijo Schnatter, quien llevó tanto a Laundry Service como a Papa John’s a los tribunales con acusaciones de que conspiraron contra él.

Se reveló que el fundador de Papa John's, que patrocinaba a la NFL en ese momento, informó a los accionistas y ejecutivos que la liga "lastimó" a su empresa porque no respondió al escándalo en torno a los jugadores que se arrodillaron como una protesta contra el racismo.

Renunció como director general, pero en otra llamada se escuchó decir que los jugadores de la NFL estaban "todos con esteroides o marihuana, y ahora [el comisionado de la NFL Roger Goddell] los dejará protestar".

“Lo que me molesta es que el Coronel Sanders llamara [la n-word] a los afroamericanos, yo digo, 'Nunca he usado esa palabra'”, aseguró en otra llamada, luego de lo cual se vio obligado a renunciar como presidente.

Desde entonces, ha alegado que se trató de un ejercicio de capacitación creado por ejecutivos de Papa John's y su antigua agencia de relaciones públicas como preparación para responder preguntas sobre el racismo y por el cual fue grabado.

The Independent se puso en contacto con Papa John's y Laundry Service para obtener comentarios.