Palestinos “cometieron crímenes de guerra en el conflicto de Gaza”, según informe

Informe de Human Rights Watch dijo que los militares palestinos dispararon más de 4.360 cohetes y morteros no guiados hacia ciudades israelíes

Bel Trew
jueves 12 agosto 2021 21:38

Nadav Lapid retrata los males de Israel en su laureada cinta ‘La rodilla de Ahed’.

Read in English

Los militares palestinos en Gaza cometieron crímenes de guerra durante un reciente conflicto de 11 días con Israel al disparar indiscriminadamente miles de cohetes contra áreas civiles, dijo Human Rights Watch (HRW).

En total los grupos de derechos con sede en Nueva York, dijeron que los militares palestinos en Gaza, dispararon más de 4 mil 360 cohetes y morteros no guiados hacia ciudades israelíes.

HRW concluyó que el bombardeo sin precedentes de cohetes no solo mató a 13 personas en Israel, incluidos dos niños y un soldado, sino que un cohete fallido también mató a siete palestinos cuando se quedó corto en la Franja de Gaza.

En Gaza, Hamas emitió una reacción airada al informe de HRW, calificándolo de “una injusticia para nuestro pueblo”.

El mes pasado, HRW acusó a Israel de violar también las leyes de la guerra en tres ataques israelíes en Gaza en mayo que mataron a 62 civiles palestinos, acusaciones que Israel negó con vehemencia.

“Los grupos armados palestinos durante los combates de mayo violaron flagrantemente la prohibición de las leyes de la guerra sobre ataques indiscriminados al lanzar miles de cohetes no guiados hacia ciudades israelíes”, dijo el director interino de HRW para Oriente Medio y África del Norte, Eric Goldstein.

Basó sus conclusiones en una investigación sobre los ataques con cohetes de Hamas que mataron a 12 civiles en Israel.

La guerra estalló el 10 de mayo después de que Hamas, grupo militar que dirige Gaza, disparara una ráfaga de cohetes hacia Jerusalén en apoyo de las protestas palestinas contra la dura vigilancia de Israel del complejo de la mezquita de Al-Aqsa, que es sagrado tanto para el pueblo judío como para Musulmanes.

Leer más: Aseguran que Trump tenía “miedo” cuando se contagió de covid-19

Se produjo después de semanas de violencia provocada parcialmente por la amenaza de desalojo de decenas de familias palestinas por colonos judíos en un vecindario cercano en Jerusalén, una acción que la ONU, dijo que podría constituir un crimen de guerra.

Alrededor de 260 personas, incluidos al menos 67 niños, murieron en el intenso bombardeo israelí de Gaza, en el que aviones de combate israelíes atacaron más de mil objetivos, Israel y Hamas difieren en cuántos de los 260 eran civiles.

HRW dijo que los ataques con cohetes palestinos causaron la muerte de 10 civiles en Israel, que el fuego de mortero mató a 2 más y que “varios cientos” de personas resultaron heridas. Nueve de los civiles eran israelíes, incluidos 2 niños, 2 ciudadanos palestinos de Israel y 3 eran ciudadanos extranjeros.

El grupo de derechos también determinó que un cohete palestino fallido mató a siete personas en Jabalya en la Franja de Gaza el 10 de mayo y agregó que se basaron en entrevistas con testigos, visitas al lugar, una inspección de los restos del cohete y una revisión de las imágenes de video.

Israel ha afirmado que alrededor del 20 por ciento de los cohetes lanzados por militares palestinos cayeron dentro de la Franja de Gaza y dijo que la mayoría de los cohetes restantes fueron interceptados por el sistema de defensa aérea de cúpula de hierro del ejército o cayeron en áreas abiertas.

"Los cohetes y morteros que dispararon los grupos armados palestinos carecen de sistemas de guía y son propensos a fallar, lo que los hace extremadamente inexactos, y por lo tanto, inherentemente indiscriminados cuando se dirigen hacia áreas con civiles", dice el informe. "Lanzar tales cohetes para atacar áreas civiles es un crimen de guerra".

Hamás respondió enérgicamente a las afirmaciones: "El único beneficiario de tal informe es la ocupación israelí, porque equiparó a la víctima con el verdadero criminal, mientras que nuestro pueblo palestino está ejerciendo su derecho legítimo a resistir la ocupación".

La Corte Penal Internacional está investigando posibles crímenes de guerra cometidos por Israel y Hamas en Gaza.

En un acontecimiento separado, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, UNRWA, dijo que había descubierto túneles militares cerca de una de sus instalaciones y que Hamas se había apoderado de una de sus escuelas, socavando la neutralidad de la agencia.

Dijo que condenó la existencia de estos túneles "en los términos más enérgicos posibles" y envió cartas de protesta a los funcionarios de Hamas.

"La agencia también ha protestado por la toma de posesión por las autoridades de facto de una de estas escuelas, lo que socava la inviolabilidad y neutralidad de las instalaciones de la UNRWA", dijo.

Goldstein de HRW, dijo: "Las autoridades de Hamas deberían dejar de intentar justificar los ataques ilegales con cohetes que matan y hieren indiscriminadamente a civiles señalando las violaciones de Israel".