California: Incendio forestal arrasa con la región vitivinícola de Napa-Sonoma

Las llamas envolvieron la distintiva bodega Chateau Boswell al norte de St. Helena

Via AP news wire
lunes 28 septiembre 2020 16:51
Debido a los incendios, una compañía de energía cortó el suministro a más de 65 mil personas durante el domingo
Debido a los incendios, una compañía de energía cortó el suministro a más de 65 mil personas durante el domingo
Read in English

Bomberos  de California lucharon contra nuevos y destructivos incendios forestales en el norte de San Francisco el lunes, mientras los fuertes vientos avivaron las llamas en el estado.

Los nuevos incendios estallaron el domingo en la famosa región vitivinícola de Napa-Sonoma en el condado de Shasta en el extremo norte de California, lo que obligó a evacuaciones apresuradas en los  vecindarios.

En la región, las llamas envolvieron la distintiva bodega Chateau Boswell al norte de St. Helena, The Black Rock Inn en la pequeña comunidad de St. Helena y varias casas en la ciudad de Santa Rosa, informó el San Francisco Chronicle. Los residentes de una casa de ancianos se encontraban entre los evacuados.

El hospital Adventist Health St. Helena suspendió la atención y transfirió a todos los pacientes a otro lugar, según un comunicado en su sitio web.

El incendio de la región vitivinícola había quemado 17 millas cuadradas (44 kilómetros cuadrados) hasta la madrugada del lunes, según el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California, o Cal Fire.

Numerosos estudios en los últimos años han relacionado los incendios forestales más grandes en Estados Unidos con el calentamiento global por la quema de carbón, petróleo y gas, especialmente porque el cambio climático ha hecho que California sea mucho más seco. Un California más seco significa que las plantas son más inflamables.

También se ordenaron evacuaciones en el condado de Shasta a medida que se extendía el fuego.

Las causas de ambos nuevos incendios estaban bajo investigación.

Durante el fin de semana, la empresa Pacific Gas & Electric cortó la electricidad en áreas específicas donde los vientos aumentaron la posibilidad de que se produjeran arcos eléctricos u otros daños en los equipos eléctricos que podrían provocar nuevos incendios.

Se cortará el suministro eléctrico a 65,000 clientes del norte de California en 16 condados para evitar la propagación de incendios forestales que han asolado áreas del estado, dijeron las autoridades el domingo.

Pacific Gas & Electric, la empresa de electricidad más grande del país, cortó el suministro eléctrico a 11,000 clientes a partir de las 4 am del domingo y planeaba cortar el servicio a otros 54,000 clientes a las 8 pm.

La compañía esperaba restaurar la energía eléctrica para todos los clientes el lunes por la noche.

El comandante de incidentes de PG&E, Mark Quinlan, dijo que el plan inicial era cortar temporalmente el servicio a 89,000 clientes, pero el monitoreo continuo permitió a la compañía reducir el número en un 27%.

El corte de energía inicial para 11,000 clientes ocurrió en los condados de Butte y Plumas.

La segunda fase de apagones a partir del domingo por la noche estaba prevista para los condados de Alpine, Amador, Butte, Calaveras, El Dorado, Lake, Napa, Nevada, Placer, Plumas, Shasta, Sierra, Tehama y Yuba. También se programó el apagón de dos clientes en el condado de Sonoma.

Los cortes de energía también estaban programados para comenzar el lunes a las 7 am en el condado de Kern para un pequeño número de clientes.

La compañía planea comenzar a restablecer la energía después de recibir la confirmación de que el clima y los riesgos de incendios forestales permiten patrullas, inspecciones y reparaciones con 50 helicópteros y alrededor de 1,700 personal de tierra en vehículos y a pie.

El corte se promulgó como resultado de una advertencia debido a los fuertes vientos, dijeron las autoridades.

El meteorólogo senior de PG&E, Scott Strenfel, dijo que a partir del sábado por la noche había una velocidad del viento de 15-30 mph (24-48 kph), ráfagas de viento de 40-55 mph (64-89 kph) y niveles de humedad del 15% al 20%.

La compañía continúa monitoreando las condiciones climáticas junto con las agencias federales, incluido el Servicio Meteorológico Nacional y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

La gerente de experiencia del cliente, Vanessa Bryan, dijo que PG&E envió 913,000 notificaciones a los clientes y está operando 28 centros de recursos comunitarios de 8 am a 10 pm mientras no hay energía. Hasta el domingo por la noche, los centros habían recibido alrededor de 1,200 visitantes, dijo Bryan.

Los apagones se produjeron cuando se desató un nuevo incendio forestal de rápido movimiento en el condado de Napa, que provocó la evacuación de viviendas y un hospital. El incendio ardía cerca de varias bodegas y se extendió a lo largo de 4.9 kilómetros cuadrados el domingo, informó el San Francisco Chronicle.

California, cansada del fuego, se enfrenta a un nuevo asedio de clima cálido y seco con vientos potencialmente fuertes que podrían hacer que las líneas eléctricas se arqueen y provoquen nuevas llamas en la vegetación reseca que está lista para arder.

Se emitieron advertencias por condiciones climáticas extremas de incendios para las áreas norte y central del estado desde la noche del sábado hasta el lunes, dijo el Servicio Meteorológico Nacional. El lunes se implementaron advertencias similares para partes de los condados de San Bernardino y Riverside en el sur de California.

En lo que va del año, más de 8,100 incendios forestales en California han quemado 5,780 millas cuadradas (14,970 kilómetros cuadrados), destruyeron más de 7,000 edificios y mataron a 26 personas.

La mayor parte de la pérdida se ha producido desde que un frenesí de rayos secos a mediados de agosto provocó un enorme brote de incendios. Las causas de otros incendios continúan bajo investigación y las autoridades dijeron que uno fue causado por un dispositivo pirotécnico en un evento de revelación de género.

El domingo, el viento empujó el humo del nuevo incendio del condado de Napa hacia los condados de Sonoma y Marin, empeorando la calidad del aire, dijo Gerry Díaz, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional.

“Desafortunadamente, solo tenemos humo en todos los frentes”, dijo Díaz.