Apuñalamientos en Nueva Zelanda dejan cuatro heridos en ataque con cuchillo en supermercado

La policía no cree que el incidente esté relacionado con terrorismo, por el momento, la primera ministra Jacinda Ardern, aseveró que no está claro cuál fue su motivación

Tim Wyatt
martes 11 mayo 2021 00:49
Europa recuerda a las víctimas del terrorismo
Read in English

Cuatro personas han sido apuñaladas y heridas de gravedad en un ataque con cuchillo en un supermercado de Nueva Zelanda.

Los compradores y el personal de la tienda Countdown en la ciudad de Dunedin, en el sureste del país, han sido elogiados por su valentía al evitar que el delincuente hiriera a otros antes de que llegara la policía.

Tres de las víctimas se encuentran en estado crítico en cuidados intensivos en el hospital de la ciudad, y el sospechoso también resultó herido.

La policía no cree que el incidente esté relacionado con el terrorismo y la primera ministra, Jacinda Ardern, dijo que no estaba claro cuál fue su motivación para el ataque.

"No hace falta decir que tal ataque es muy preocupante, y quiero reconocer los primeros informes de actos valientes de los transeúntes que han tomado medidas para proteger a quienes los rodean", dijo Ardern.

"Nuestros pensamientos están con todos los afectados por este ataque".

Los testigos informaron escenas caóticas mientras se desarrollaba el ataque el lunes dentro del supermercado.

"Acabamos de escuchar un grito y pensamos que alguien se había caído, pero se hizo más y más fuerte y más gente gritaba", dijo una mujer anónima, al Otago Daily Times.

"Vi una mano roja entre la gente; una mano ensangrentada, y todos empezaron a correr hacia las salidas".

El superintendente de la policía de Nueva Zelanda, Paul Basham, dijo que después de ver imágenes de CCTV del incidente, creía que las acciones de los transeúntes para detener al atacante hasta que llegaron sus oficiales fueron “nada menos que heroicas”.

Leer más: Conor McGregor promete hacer “grandes cosas” si compra el Manchester United

"Lo que puedo decir es que los que intervinieron, algunos de los cuales resultaron heridos, creo que actuaron desinteresadamente y con gran coraje para evitar que este hombre lastimara a alguien más".

También dijo que la suposición de trabajo hasta ahora era que se trataba de un ataque al azar, y que era probable que el hombre detenido fuera acusado en las próximas 24 horas de al menos herir con la intención de causar graves daños corporales.

"Estamos conmocionados y devastados por los eventos en nuestra tienda central de Dunedin esta tarde", dijo Countdown en un comunicado. "Nuestra prioridad en este momento son los miembros de nuestro equipo lesionados y el cuidado de nuestro equipo en general a raíz de este evento extremadamente traumático. Estamos profundamente molestos porque los clientes que intentaron ayudar a los miembros de nuestro equipo también resultaron heridos".

La violencia grave de este tipo es rara en Nueva Zelanda, aunque el país todavía está recogiendo los pedazos después de que 51 personas fueron asesinadas a tiros en dos mezquitas en Christchurch por un hombre armado supremacista blanco en 2019.