Entra en vigor mandato de vacunación en ciudad de Nueva York

El mandato de vacunación de la ciudad de Nueva York para empleados municipales entra en vigor pese a la firme resistencia de una minoría de trabajadores en sectores de seguridad pública, incluidos policías y bomberos

AP Noticias
lunes 01 noviembre 2021 14:46
CORONAVIRUS-NY-VACUNAS
CORONAVIRUS-NY-VACUNAS

El mandato de vacunación de la ciudad de Nueva York para empleados municipales entró en vigor el lunes pese a la firme resistencia de una minoría de trabajadores en algunos empleos de seguridad pública, incluidos policías y bomberos.

Para el domingo, uno de cada cuatro bomberos uniformados de la ciudad todavía no había recibido la primera dosis de la vacuna, como es requerido. Aproximadamente uno de cada seis policías todavía no estaban vacunados. No estaba claro cuántos pudieron vacunarse de último momento durante el fin de semana o la mañana del lunes.

Bajo el mandato municipal, quienes no hayan recibido al menos una dosis de la vacuna serán suspendidos sin goce de sueldo. Nueva York tiene más de 300.000 empleados.

Funcionarios municipales dijeron que estaban preparados para la posible escasez laboral, al pedir a los empleados vacunados que trabajaran horas extras.

El director del sindicato que representa a los bomberos de la ciudad de Nueva York, que ha luchado contra el mandato de vacunación, advirtió que la seguridad pública podría estar en riesgo. El departamento de bomberos dijo que estaba preparado para sacar de servicio hasta 20% de sus compañías de bomberos y tener 20% menos ambulancias transitando en las calles.

“Hoy estamos aquí debido a un mandato que fue impuesto no sólo a nuestros miembros, sino también a todos los empleados de la ciudad de Nueva York, que recibieron nueve días para tomar una decisión que cambia el curso de sus carreras, o si van o no a ser vacunados”, dijo en conferencia de prensa el presidente de la Asociación de Bomberos Uniformados Andrew Ansbro.

El alcalde Bill de Blasio afirma que la prioridad de la seguridad pública de la ciudad es detener la propagación del COVID-19, que sigue matando a un puñado de personas en la ciudad todos los días.