Gobierno pide represalias contra Rusia por el hackeo a EE.UU. mientras Trump guarda silencio

“Esto es casi, diría yo, un acto de guerra, absolutamente”, dice el senador republicano Marco Rubio.

James Crump
sábado 19 diciembre 2020 13:57

MSNBC

Read in English

Altos funcionarios estadounidenses actuales y anteriores han pedido represalias por un presunto ataque de hackeo ruso, mientras que el presidente Donald Trump guarda silencio sobre el tema.

La semana pasada se anunció que los piratas informáticos habían violado el proveedor de software SolarWinds, que trabaja con varias agencias gubernamentales de EE.UU., y habían disfrazado el ataque mediante actualizaciones de software.

El hack, que también se dirigió a empresas privadas como Microsoft, comenzó en marzo, pero apenas se descubrió la semana pasada, según NBC News.

El viernes, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, confirmó que cree que Rusia estaba detrás del ataque que violó al menos una docena de agencias federales durante un período de nueve meses.

Hablando en el programa de Mark Levin el viernes por la noche, Pompeo dijo que el hack está "bastante claramente" vinculado a Rusia, pero le dijo al presentador: "No puedo decir mucho más porque todavía estamos investigando exactamente lo que es, y estoy seguro de que parte de ello permanecerá clasificado".

Añadió: "Este fue un esfuerzo muy significativo, y creo que ahora podemos decir con bastante claridad que fueron los rusos los que participaron en esta actividad".

Funcionarios estadounidenses anteriores y actuales pidieron que Estados Unidos tomara represalias, pero no llegaron a culpar a Rusia por el ataque.

El senador Marco Rubio , quien dirige el Comité de Inteligencia del Senado, tuiteó el viernes que "los métodos utilizados para llevar a cabo el ciberataque son consistentes con las operaciones cibernéticas rusas, pero es crucial que tengamos total certeza sobre quién está detrás de esto".

Añadió: "No podemos permitirnos estar equivocados en la atribución, porque Estados Unidos debe tomar represalias, y no solo con sanciones".

Rubio, quien es senador de Florida y anteriormente se postuló para la nominación republicana a la presidencia, dijo a Fox News el jueves que el ataque está cerca de un acto de guerra.

“Viste el boletín esta noche, salió, es un grave riesgo para el gobierno federal, estatal, local, la infraestructura crítica y el sector privado”, dijo Rubio.

“Y en cuanto a la atribución, cuando se lo atribuye a alguien, tiene que saberlo con certeza porque es un muy - esto es casi, diría yo - un acto de guerra, absolutamente”, agregó.

Mientras que el viernes, el exasesor de seguridad nacional de la administración Trump, John Bolton, dijo a MSNBC que el ataque es "mucho más serio que solo Rusia".

Sin embargo, agregó que “la máxima prioridad tiene que ser, si determinamos que son los rusos - ahí es donde la información tiende a apuntar - cuál será la represalia".

“Creo que debería ser lo que evaluemos, el costo en el que hemos incurrido, más, más, más. Así es como se restablece la disuasión".

El presidente Trump aún no ha comentado sobre el ataque, a pesar de que la Cámara de Representantes fue informada el viernes, según el Miami Herald.

Cuando Levin le preguntó el viernes si el presidente Trump comentaría sobre el ataque, Pompeo dijo que a veces el "curso de acción más sabio para proteger al pueblo estadounidense es ocuparse tranquilamente de sus asuntos y defender la libertad".

La División Cibernética del FBI está investigando la violación de seguridad. La agencia dijo a principios de semana que sus hallazgos preliminares sugieren que el hackeo se llevó a cabo con "un alto nivel de sofisticación consistente con un estado-nación".