Al menos 44 muertos por las inundaciones en Turquía mientras continúa búsqueda de desaparecidos

Las peores inundaciones del país en años provocan la destrucción de edificios y puentes y el corte de la electricidad en la región del Mar Negro

Chiara Giordano
sábado 14 agosto 2021 19:47
Los incendios abrasan el sur de Turquía
Read in English

Al menos 44 personas han muerto en las inundaciones en Turquía, y se espera que el número de muertos aumente a medida que los equipos de rescate continúan buscando a los que aún están desaparecidos.

Las lluvias torrenciales trajeron el caos a las provincias del norte cuando torrentes de agua arrojaron decenas de automóviles y montones de escombros a lo largo de las calles, destruyeron puentes, cerraron carreteras y cortaron la electricidad en cientos de aldeas en la región del Mar Negro.

Imágenes de drones mostraron daños masivos en la ciudad de Bozkurt, en el Mar Negro, afectada por las inundaciones, donde los trabajadores de emergencia buscaban edificios demolidos el sábado.

Treinta y seis personas murieron como resultado de las inundaciones en el distrito de Kastamonu, que incluye a Bozkurt, mientras que otras siete personas murieron en Sinop y una en Bartin, declaró la Dirección de Gestión de Desastres y Emergencias (AFAD).

En un edificio derrumbado a lo largo de las orillas del río crecido, todavía se creía que 10 personas estaban enterradas.

Las rápidas inundaciones parecían haber barrido los cimientos de varios otros bloques de apartamentos.

Los familiares de los desaparecidos, desesperados por noticias, esperaban ansiosos cerca.

Ilyas Kalabalik, de 42 años, describió la situación como “sin precedentes”.

“No hay energía”, mencionó el residente. “Los teléfonos móviles estaban muertos. No hubo recepción. No podías recibir noticias de nadie”.

Añadió: “No teníamos idea de si el agua estaba subiendo o no, si inundó el edificio o no”.

“Solo estábamos esperando, así. Nuestras esposas e hijos entraron en pánico. Una vez que salió el sol por la mañana, vimos a los agentes de policía. Nos sacaron del edificio y nos arrojaron a una gasolinera”.

Kalabalik estaba rodeado de residentes que se preguntaban entre sí si alguien tenía alguna noticia sobre personas desaparecidas.

“Los hijos de mi tía están ahí. Falta mi tía. Su marido está desaparecido. Sus nietos gemelos están desaparecidos. La esposa de nuestro administrador del edificio está desaparecida junto con sus dos hijos”, comentó.

Leer más: Greta Thunberg: el mundo ‘debe ser valiente’ para superar la emergencia climática, luego de informe del IPCC

Las peores inundaciones de Turquía en años trajeron el caos a las provincias del norte justo cuando las autoridades declaraban que los incendios forestales que asolaron las regiones costeras del sur durante dos semanas habían sido controlados.

Cerca de 45 centímetros (18 pulgadas) de lluvia cayeron en menos de tres días en un pueblo cerca de Bozkurt.

La pequeña ciudad de Bozkurt se encuentra en un valle a lo largo de las orillas del río Ezine en la provincia de Kastamonu, a 2.5 km (1.6 millas) del Mar Negro.

Turquía y toda la región del Mediterráneo han estado experimentando una ola de calor prolongada, que ha causado preocupación a las personas mayores y a las personas sin hogar.

España esperaba registrar su día más caluroso del año el sábado con temperaturas superiores a los 45 °C en partes de la Península Ibérica, mientras que las autoridades italianas expandieron el número de ciudades en alerta roja por riesgos para la salud.

En la provincia de Granada, en el sur de España, donde el termómetro alcanzó los 40 °C al mediodía, pocas personas se aventuraron a salir.

Dominic Roye, un científico del clima de la Universidad de Santiago de Compostela, explico que el aire caliente del Sahara que había traído días de clima cálido e incendios forestales seguía llegando a los países mediterráneos.

Dado que se prevé que las temperaturas nocturnas superen los 25 °C en gran parte de España, Roye estaba preocupado por los residentes que no pueden pagar el aire acondicionado en sus hogares y otras personas vulnerables.

“Cuanto más intenso es el calor, mayor es el riesgo de mortalidad”, detalló. “Cuando tienes altas temperaturas nocturnas, nuestros cuerpos no pueden descansar”.

Las autoridades de Italia también expresaron su preocupación por los adultos mayores y otras personas en riesgo al expandir las advertencias de calor a 16 ciudades.

Se pronosticaron temperaturas de alrededor de 40 °C para las ciudades sicilianas de Palermo y Catania, y de hasta 37 °C para Roma, Florencia y Bolonia, lugares en los que el Ministerio de Salud puso alerta roja.

Los italianos buscaron un respiro en el mar y en las montañas del acertadamente llamado anticiclón Lucifer que traía el aire caliente de África durante el fin de semana de vacaciones de verano en Italia.

La ola de calor ha agravado los incendios que han consumido bosques en el sur de Italia, Grecia y el norte de África.

Informes adicionales de Reuters

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in