Talibanes asesinan a un alto funcionario de medios de comunicación, afgano y portavoz del gobierno en Kabul

Es el último de una serie de ataques contra periodistas y funcionarios gubernamentales en Afganistán, mientras los talibanes fortalecen su bastión, escribe Stuti Mishtra en Delhi y Kim Sengupta en Herat

Stuti Mishra,And Kim Sengupta
viernes 06 agosto 2021 21:30
Los talibanes matan al responsable afgano de información y medios
Read in English

El jefe del departamento de medios de comunicación del gobierno afgano ha sido asesinado a tiros en Kabul, el último de una serie de asesinatos perpetrados por los talibanes contra quienes se oponen a ellos, mientras el grupo islamista insiste en que está comprometido con las “conversaciones de paz” para poner fin al conflicto.

Dawa Khan Menapal, que criticaba insistentemente las violaciones de los derechos humanos cometidas por los talibanes, fue asesinado en la calle Darul Aman de la capital cuando salía de la oración del viernes.

Menapal, que fue portavoz adjunto de la Presidencia entre 2016 y 2020, tenía más de 142 mil seguidores en Twitter. Los yihadistas le habían advertido en el pasado que se enfrentaría a represalias si seguía atacándoles.

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, reivindicó el asesinato en un comunicado. Mujahid, en su declaración en el idioma local, escribió que Menapal “fue asesinado en un ataque especial de los Muyahidines y fue castigado por sus acciones.”

En tuits publicados apenas dos días antes de su muerte, se le podía ver prestando su apoyo a los cánticos de “Allahu Akbar” de los afganos en desafío a los talibanes.

En un tuit, el encargado de negocios de Estados Unidos, Ross Wilson, escribió: “Nos entristece y repugna el asesinato selectivo por parte de los talibanes de Dawa Khan Meenapal, un amigo y colega, cuya carrera se centró en proporcionar información veraz a todos los afganos sobre #Afganistán. Estos asesinatos son una afrenta a los derechos humanos y a la libertad de expresión de los afganos”.

El incidente es uno de los últimos de una serie de ataques contra periodistas y funcionarios del gobierno en Afganistán, mientras los talibanes refuerzan su fortaleza en sus territorios en expansión.

La semana pasada, el cómico Khasha Zwan fue asesinado por militantes talibanes que lo secuestraron y grabaron un vídeo en el que lo maltrataban y agredían antes de dispararle. Hace unas semanas, el galardonado fotoperiodista de Reuters Danish Siddiqui fue asesinado mientras informaba sobre las misiones contra los talibanes de las fuerzas especiales afganas.

Leer más: Senado de los Estados Unidos en camino de revocar la autorización de guerra de Irak

El martes, un atentado suicida con bomba y arma de fuego en la Zona Verde de Kabul tuvo como objetivo al ministro de Defensa en funciones de Afganistán y mató a 13 personas. Los talibanes reivindicaron posteriormente la autoría del atentado.

Afganistán ha sido testigo de un aumento de la violencia por parte de los talibanes en los últimos meses, en medio de la actual retirada de tropas por parte de Estados Unidos, ya que el grupo insurgente se hizo con el control de gran parte de las zonas rurales del país desde principios de mayo. Ahora controla aproximadamente la mitad de toda la zona, y ha incrementado sus ataques en ciudades importantes como Kabul y Herat, mientras el ejército afgano intenta recuperar el control a medida que se intensifica el conflicto.

Recientemente, el presidente Ghani culpó a la “abrupta” retirada de las fuerzas estadounidenses del deterioro de la situación de seguridad, y añadió que había advertido al presidente estadounidense de estas consecuencias.