“Cultura de protección” impide a los policías plantear sus preocupaciones sobre sus colegas, dicen exoficiales

Las mujeres policías tienen miedo a las represalias en el trabajo si plantean inquietudes

Holly Bancroft
viernes 01 octubre 2021 15:04
Se estanca el proyecto de reforma policial en Estados Unidos
Read in English

Los agentes de policía no plantean sus preocupaciones sobre sus colegas debido a una “cultura de protección” dentro del cuerpo que deja a algunos con miedo a las represalias si se quejan.

Los comentarios sobre el estado del cuerpo de policía, realizados por antiguos agentes e inspectores, se produjeron cuando el agente de la policía metropolitana Wayne Couzens fue condenado el jueves a una pena de cadena perpetua por el secuestro, la violación y el asesinato de Sarah Everard.

El cuerpo se enfrenta ahora a preguntas sobre por qué no se le investigó por acusaciones anteriores de exhibición indecente.

Couzens, que al parecer era conocido como “el violador” por sus colegas, había sido acusado de exhibición indecente en 2015 y fue denunciado por otros dos incidentes similares días antes de matar a Everard.

Sir Tom Windsor, inspector jefe de la policía de su majestad, argumentó: “abusó de su posición para obtener beneficios sexuales (...) es la peor forma de corrupción policial. Lo que me preocupa es que en demasiados aspectos, y en demasiados lugares, existe una cultura de protección de los colegas”.

Explicó su preocupación por el hecho de que “las fuerzas no están detectando y tratando suficientemente” las preocupaciones planteadas sobre el comportamiento de los agentes cuando están en su período de prueba.

Y añadió: “los recursos de las unidades de lucha contra la corrupción son inadecuados, la calidad de sus investigaciones sobre los agentes de policía es a veces bastante pobre, y en la investigación hay demasiados retrasos”.

En un sorprendente testimonio ofrecido al programa World at One de Radio 4, la exsuperintendente jefe de la policía metropolitana Parm Sandhu dijo que las mujeres policías del cuerpo no siempre denuncian el comportamiento sospechoso de sus colegas masculinos porque “cierran filas”.

Leer más: Cristiano Ronaldo: explicación de las acusaciones de violación contra el futbolista del Manchester United

Sandhu afirmó que existe un riesgo real de que las mujeres sean abandonadas por sus colegas en situaciones peligrosas como represalia por plantear tales preocupaciones.

Detalló: “lo que ocurre es que los policías varones cierran filas y el miedo que tienen la mayoría de las mujeres policías es que cuando pides ayuda, cuando pulsas el botón de emergencia de tu radio, no van a aparecer y te van a dar una patada en la calle.

“Hay que tener mucho cuidado y sopesar qué batallas puedes librar y cuáles puedes ganar”.

Describió el servicio policial como “muy sexista y misógino” y pidió la dimisión de Dame Cressida Dick para que pueda haber “una revisión completa de los procedimientos de investigación”.

La exjefa de policía de Nottinghamshire, Sue Fish, declaró a Channel 4 que “demasiados” agentes de policía son “depredadores y abusivos”.

Hablando del asesinato de Sarah Everard, indicó: “es fácil decir que se trata de un ejemplo extremo y, por tanto, descartarlo -no, afortunadamente, todos los demás no son así-, pero demasiados son depredadores y abusivos en términos de comportamiento”.

Añadió que algunos policías “se quedan parados y no intervienen” en los casos de abuso que ven.

“Los agentes de policía no lo entienden”, reiteró. “La mayoría de los agentes de policía son blancos, hombres aparentemente heterosexuales y sanos. No entienden lo que es ser una víctima y la mayoría no tiene la experiencia de ser una mujer”.

Reclaim The Streets, el grupo que organizó una vigilia por Sarah Everard el 13 de marzo, reaccionó a la sentencia de Couzens diciendo: “la responsabilidad no termina con la sentencia de Couzens. Aunque sólo él secuestró, asesinó y violó, su abominable acto fue facilitado por una cultura policial que hace la vista gorda ante la misoginia y permite que un agente en activo abuse de su poder.

“No podemos dejar que la policía metropolitana se libere. Exigimos algo mejor”.

Se ha contactado con la policía metropolitana para que haga comentarios.