Rusia: el Kremlin monta espectáculo para inversionistas en medio de la represión a la oposición política

En un contexto de agitación política interna, Rusia organiza un espectáculo para atraer inversionistas extranjeros, informa Oliver Carroll desde San Petersburgo

domingo 06 junio 2021 15:00
Rusia tensa la cuerda con la UE
Read in English

El Foro Económico Internacional de San Petersburgo, el principal evento para inversionistas de Rusia, se inauguró el jueves con la fanfarria habitual de ejecutivos con sobrepeso, edecanes con silicona, y sesiones de análisis con títulos exóticos.

La "reunión pospandémica más grande del mundo" ofrecía sabores para todo tipo de gustos: desde "unicornios de inversión rusos" hasta "Lucha contra el covid" y "Conectando nuestros cerebros a las computadoras".

Pero la sesión inaugural estuvo dedicada a las nuevas y controvertidas políticas de medios del Kremlin, y fue organizada por Maria Zakharova del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. La asertiva portavoz, conocida por ser directa, dio a su sesión un título típico de la imagen del país: "Agentes extranjeros de medios en Rusia".

La franqueza de Zakharova casi terminó allí, ya que procedió a ofrecer una defensa hiperrealista de la represión. Estados Unidos había aplicado normativas de "agente extranjero" a los medios rusos, afirmó, por lo que el Kremlin simplemente estaba haciendo lo mismo con los medios financiados desde el extranjero en Rusia.

"Nuestros socios occidentales no nos han dejado otra opción", dijo. "Nuestras leyes de medios son mucho más liberales que las análogas occidentales".

La turbieza de tales afirmaciones se acentuó con la noticia, entregada apenas una hora antes, de que otro medio independiente más se había visto obligado a cerrar bajo el peso de las nuevas leyes. VTimes, una pequeña publicación de Internet resucitada de las cenizas de otro periódico independiente, fue declarada "agente extranjero" el 14 de mayo.

La publicación aseguró ya no podría operar debido a los temores de los posibles anunciantes y las amenazas de arresto.

"Estudiamos siete escenarios de continuación, pero cada uno de los escenarios conllevaba el riesgo de que nuestros empleados fueran procesados o incluso encarcelados", dijo el editor Alexander Gubsky en una carta enviada a los editores locales. "Nuestra propia experiencia nos ha convencido de que el Kremlin no necesita medios profesionales y no controlados".

Leer más: El “secuestro” de Ryanair en Bielorrusia: ¿podrían los vuelos asiáticos basarse en una disputa con Rusia?

Zakharova, rodeada de representantes de los medios de comunicación estatales y comprensivos corresponsales extranjeros elegidos a dedo, no parecía sentir remordimiento. Afirmó no haber oído hablar de la publicación. "¿Sus patrocinadores los abandonaron?" preguntó en tono burlón. "Quizás deberías hablar con los patrocinadores sobre por qué no quieren financiarlos".

El foro económico de tres días ha actuado en los últimos años como un espejo del creciente aislamiento internacional de Rusia.

A fines de la década de 2000, cuando las oportunidades financieras parecían ilimitadas, cientos de líderes y altos ejecutivos hacían el viaje anual a la capital del norte de Rusia. Se produjo un cambio importante en la realidad posterior a Crimea de 2014, cuando los gobiernos occidentales instaron a sus empresarios a no asistir. La versión más austera de la era covid este año se limitó en gran medida a los especialistas rusos. Vladimir Putin está programado dar el discurso de apertura el viernes, con la participación del canciller austriaco Sebastian Kurz, pero solo por enlace de video.

De todos modos, el residuo del glamour patrocinado por el estado contrastó enormemente con la sombría realidad del exterior. La política en Rusia se ha acelerado a la velocidad del rayo con el envenenamiento en agosto, el regreso de enero y el encarcelamiento en febrero del principal enemigo de Putin, Alexei Navalny, casi hasta el punto de que es imposible de seguir.

Por difícil que pueda ser una lista, estos son solo algunos de los hitos de los últimos tres meses: más de cien nuevos casos penales contra opositores del Kremlin; redadas, arrestos y encarcelamientos de destacados periodistas, incluido el veterano editor Sergei Smirnov; nuevos enjuiciamientos contra Navalny y todo su séquito cercano; la criminalización de sus organizaciones; el arresto del padre del colega cercano de Navalny, Ivan Zhdanov; ataques en las redes sociales, incluida la amenaza de cortar Twitter; el encarcelamiento del destacado abogado de la oposición Ivan Pavlov; la clasificación de varios medios independientes problemáticos como "agentes extranjeros" (poniendo en riesgo todo su futuro).

El Kremlin continuó su represión en vísperas del foro, con el arresto de otros dos opositores prominentes. En San Petersburgo, obligaron a un avión, que transportaba al periodista y activista Andrei Pivovarov, a darse la vuelta mientras aceleraba para despegar. El periodista acusado de cooperar con una "organización indeseable". En Moscú, detuvieron al político opositor moderado Dmitry Gudkov, por cargos de fraude que al parecer son inventados.

Gudkov, un exdiputado de la Duma, había insinuado que tenía la intención de presentarse a las próximas elecciones parlamentarias de septiembre. Bien pudo haber vencido a los candidatos del Kremlin. Pero la operación especial realizada contra él en su datcha familiar, que incluyó a cientos de oficiales armados y decenas de vehículos, parece haber sido también dirigida contra su padre, Gennady Gudkov.

El veterano Gudkov, un ex agente de la KGB convertido en político liberal, ha sido especialmente abierto en sus críticas al Kremlin.

Hablando con The Independent desde el exilio en Bulgaria, Gennady dice que su hijo ha sido víctima de una tormenta política que azota a Rusia. El fracaso ya estaba anunciado con el envenenamiento de Navalny, dice, pero ahora los cambios estaban llegando rápido y rápido.

"Estamos viendo una dictadura totalitaria formándose frente a nuestros propios ojos", dice. "Prohibida la oposición política, prohibida la sociedad civil, la purga total de cualquier cosa que se interponga en el camino del Kremlin".

Gudkov dice que tiene poco tiempo para los pocos inversionistas que se dirigieron a San Petersburgo.

"Los riesgos políticos son enormes y cualquiera que ponga su dinero debe entender que es probable que se lo quiten en un instante", afirma.

"Solo un loco invertiría en Rusia en este momento. Que ese sea el lema del foro".