Cuando el sistema falla: ordenan a mujer indemnizar y acoger al pedófilo que abusó de ella

Kirsty Easthope debe pagar £35.000 por daños y perjuicios al pedófilo en serie Arthur Hepple como parte de una disputa por el testamento de su madre

Izzy Hawksworth
sábado 21 enero 2023 00:20
La pedofília en línea aumenta de forma drástica en Europa
Read in English

Una mujer que sufrió de abuso sexual a manos de la pareja de su madre durante una década recibió la sentencia de un tribunal de que le pague £35.000 por daños y perjuicios y lo deje vivir en la casa familiar.

Kirsty Easthope, de 52 años, también recibió la orden de un juez de pagar los honorarios legales de Arthur Hepple, un delincuente sexual en serie condenado, que se estiman en alrededor de £100.000.

Le pidieron que, de su propio bolsillo, amueblara, para él, el bungalow de £300.000 que ella heredó de su madre.

El fallo sigue a una disputa sobre el testamento que dejó la madre de Kirsty, Irma Barnett.

Su testamento establecía que a Hepple, quien ahora tiene 84 años, se le debería permitir vivir en la casa familiar después de la muerte de ella por el resto de su vida.

Barnett escribió el testamento en el 2000, pero murió en 2013 a los 81 años. Sufría de demencia y no estaba al tanto del abuso, según Kirsty.

Easthope acudió a la policía después de la muerte de su madre para denunciar que Hepple había abusado sexualmente tanto de ella como de su hija de 14 años.

Hepple, que no tenía condenas previas, recibió una sentencia de prisión suspendida en 2014 y fue añadido al registro de delincuentes sexuales.

Fue puesto tras las rejas por otro ataque sexual contra una mujer y su hija adolescente en 2017.

Pero después de salir de prisión, Hepple insistió en regresar a la antigua casa familiar en York, Yorkshire del Norte, lo que provocó una batalla judicial.

Easthope había alquilado la propiedad mientras él cumplía su sentencia y Hepple impugnó su derecho a regresar al bungalow cuando salió de la cárcel en octubre de 2018.

Kirsty Easthope, que sufrió abuso sexual por parte de la pareja de su madre durante una década, fue sentenciada por un tribunal a pagarle £35.000 por daños y perjuicios

La agente inmobiliaria Easthope no le permitió volver a entrar y le ofreció una alternativa de alojamiento en otros tres departamentos, pero se negó.

Ahora, después de llevar el caso al tribunal del condado de Leeds, un juez falló a favor de Hepple e Easthope tuvo que desalojar a sus inquilinos.

Para colmo, se enfrenta a una factura total de más de £100.000 después de pagar los honorarios legales de £61.000 de Hepple y los suyos propios de £40.000.

Kirsty, quien renunció a su derecho legal al anonimato para hablar sobre su terrible experiencia, dijo: “No entiendo cómo él no se siente avergonzado y cómo puede querer vivir donde no es bienvenido”.

“He sido una víctima a lo largo de todo esto, pero no ha habido compensación por mi sufrimiento sino consecuencias financieras catastróficas, y mi salud mental ha sufrido inmensamente”.

“Me he sentido tan devastada y sin esperanza que a veces sentía que no valía la pena vivir la vida”.

Irma Barnett y su esposo Arthur Hepple

“Sin remordimientos por sus crímenes, incluida la angustia mental y física que nos hizo pasar a mí y a mi hija, decidió llevarme ante los tribunales”.

“Estaba totalmente angustiada, no podía dormir ni comer”.

“Si mi madre hubiera sabido de las acciones de Hepple, creo por completo que habría cambiado su testamento y lo habría sacado de su casa”.

Easthope dijo que su madre comenzó a desarrollar demencia en 2003 y ya no tenía la capacidad de entender y cambiar su testamento antes de morir en 2013.

Mencionó que cuando Hepple fue acusado de la segunda serie de delitos sexuales, fue puesto en prisión preventiva y cumplió una sentencia de dos años y tres meses.

La propiedad quedó vacía y los abogados le aconsejaron que la alquilara.

Cuando quedó en libertad, ella dice que los abogados también le aconsejaron que no le permitiera entrar y que le ofreciera un alojamiento alternativo adecuado.

Se lo ofrecieron tres veces, pero rechazó cada oferta e insistió en que quería regresar a la propiedad que ella poseía.

Después de una pelea de casi tres años por la casa, Easthope ahora tiene que indemnizar a Hepple, lo que, según ella, la obligó a tomar medicamentos para su salud mental.

Irma Barnett no tenía idea de que su esposo Arthur Hepple hubiera abusado sexualmente de su hija

Kirsty, de York, Inglaterra, dijo: “Estaba devastada y completamente desconsolada y angustiada”.

“Tuve que tomar medicamentos para mi salud mental porque entre Navidad y Año Nuevo fui al médico y no me sentía bien”.

“Todo es devastador”.

“Él solo quiere causarme el mayor daño posible”.

Trágicamente, Hepple comenzó a abusar de Easthope después de que a su madre le diagnosticaran demencia en 2003, por lo que nunca supo que estaban abusando de su propia hija.

Easthope nunca lo denunció porque temía que la policía no la tomaría en serio y pensó que la habrían “sacado del edificio riéndose de ella” si lo intentara.

Pero Hepple luego se metió a la casa de Easthope en 2013 y agredió a su hija acercándose sigilosamente a ella cuando salía de la ducha y trató de arrancarle una toalla.

Ella dijo: “Al principio estaba sorprendida y avergonzada y me sentí tonta”.

“Sentí que no era un asunto para la policía porque simplemente se habrían reído de mí y sacado del edificio”.

“Así que simplemente le decía que se detuviera porque está mal y porque pensaba en mí como su hija”.

“Siempre esperé que fuera la última vez, pero él fue demasiado persistente”.

“Pero cuando se lo hizo a mi hija, simplemente no podía permitir que ella viviera con miedo como yo”.

El padre de Easthope, Alan Barnett, e Irma compraron la propiedad de tres habitaciones en 1983, pero Alan murió a la edad de 71 años en 1996.

Irma luego conoció a Hepple a través de amigos y le presentó a Easthope en 1998, antes de que él se mudara al bungalow en 1999.

Easthope dijo que su madre y Hepple eran una pareja normal y que a menudo se iban de vacaciones y salían a comer juntos.

Kirsty Easthope comparte que está devastada porque se le permitió a su abusador vivir en la casa que ella heredó de su madre

Easthope dijo: “No sé qué les da a estos hombres malvados el regalo de una larga vida”.

“Mi papá murió y nunca vio crecer a sus nietos, pero era un buen hombre”.

“Trabajó duro toda su vida y no conducía, así que se enfrentó a todos los climas en su bicicleta para ir a trabajar y sustentar un hogar agradable”.

“Él odiaba a los pedófilos y ahora tiene uno viviendo en su casa después de todo por lo que trabajó y simplemente está mal”.

La familia y los amigos de la madre de tres hijos la apoyaron e incluso crearon una página de GoFundMe para ayudar a Easthope a recaudar el dinero que necesita.

Ella dijo: “Fue increíble cuando la crearon; ni siquiera se me habría ocurrido”.

“Había perdido toda esperanza para ser sincera y cuando la crearon, comencé a sentirme un poco más positiva otra vez”.

“Solo pensé, qué pasaría si hay luz al final del túnel y que podría recaudar el dinero porque lo quieren lo antes posible”.

“¿Cómo diablos logras reunir esa cantidad de dinero?”.

Puedes donar a la página de recaudación de fondos aquí.

Traducción de Michelle Padilla

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in