Desaparece lago antártico de cuatro millas cuadradas; genera alarma sobre la estabilidad de las plataformas de hielo

Agua drenada a través de una plataforma de hielo de 4 mil 590 pies de espesor para llegar al océano

Harry Cockburn
viernes 02 julio 2021 17:05

El iceberg más grande del mundo se desprende de la Antártida.

Read in English

En algún momento de este mes, en medio del oscuro invierno antártico, un gran lago en lo alto de la plataforma de hielo Amery en la Antártida oriental desapareció repentinamente, dejando un cráter de cuatro millas cuadradas de 260 pies (80 metros) de profundidad.

Se cree que el enorme volumen de agua contenida en el lago, que se estima en 21-26 mil millones de pies cúbicos, se escapó al océano, drenando a través de un hielo de hasta 4 mil 590 pies (1.400 metros).

El descubrimiento ha alarmado a los científicos, ya que el aumento de las temperaturas debido a la crisis climática ha significado mayores niveles de acumulación de agua de deshielo superficial en las plataformas de hielo de la Antártida. Los lagos resultantes pueden provocar fracturas a través del hielo hasta el océano y, como en este caso, provocar el colapso de las plataformas, lo que aumenta los niveles de pérdida de hielo del continente.

Las plataformas de hielo que rodean la Antártida son barreras críticas, que actúan para contener una pérdida aún mayor de hielo de los glaciares y las capas de hielo que cubren la masa terrestre.

A pesar de que el continente se encuentra actualmente en las profundidades del invierno, los científicos pudieron "ver" el lago y el cráter que dejó atrás, utilizando imágenes de un satélite de radar.

Dijeron que después del drenaje, en lugar del lago, había una depresión en forma de cráter en la superficie de la plataforma de hielo, que cubría 4,25 millas cuadradas (11 kilómetros cuadrados).

La depresión de la superficie, conocida como “dolina” de hielo, contenía los restos fracturados del delgado hielo que cubría el lago.

Lee más: Ola de calor provocara un incendio forestal en Canadá

"Creemos que el peso del agua acumulada en este lago profundo abrió una fisura en la plataforma de hielo debajo del lago, un proceso conocido como hidrofractura, que hace que el agua drene hacia el océano debajo", dijo el autor principal del estudio, Roland Warner, glaciólogo de la Asociación del Programa Antártico Australiano de la Universidad de Tasmania.

Se cree que procesos de hidrofractura similares fueron parte de otros colapsos de la plataforma de hielo en la Península Antártica, pero los investigadores dijeron que nunca antes habían visto una hidrofractura tan profunda, ni en esta plataforma de hielo.

La plataforma de hielo Amery es la tercera más grande de la Antártida. Es parte de una cuenca de drenaje clave para el lado este de la Antártida y la capa es enorme: cubre 23 mil millas cuadradas (60 mil km cuadrados) con agua que llega a más de 340 millas (550 km) debajo de ella.

El drenaje del gran lago fue detectado mediante el uso de un instrumento láser de luz verde en el ICESat-2 de la NASA. Esta herramienta satelital transmite pulsos de fotones y ubica con precisión el punto de reflexión de cada fotón que recibe de la Tierra.

“Es emocionante ver que ICESat-2 nos muestra detalles de los procesos que están ocurriendo en la capa de hielo a una escala espacial tan fina”, dijo la coautora Helen Amanda Fricker, glacióloga del Instituto Scripps de Oceanografía.

"Dado que el agua de deshielo de la superficie en las plataformas de hielo puede causar su colapso, lo que en última instancia conduce a un aumento del nivel del mar cuando el hielo en tierra ya no se retiene, es importante comprender los procesos que debilitan las plataformas de hielo".

Si bien los científicos advirtieron que no podían atribuir directamente el colapso del lago a la crisis climática global, sugirieron que el evento podría informar cómo las grandes capas de hielo podrían responder al calentamiento de la temperatura del aire.

Dijeron que el aumento de los flujos de agua de deshielo en lagos profundos cubiertos de hielo y la hidrofractura de gruesas plataformas de hielo deberían considerarse en las proyecciones para el calentamiento futuro.

La investigación sobre el evento se publicó en la revista Geophysical Research Letters.